Posted by : TDI Tipo de incógnito lunes, 14 de diciembre de 2009

Thomas Edison fue conocido por sus absurdas maniobras publicitarias, pero durante la Navidad de 1880 prefirió tocar la fibra sensible. Ese año, en vez de electrocutar a un elefante, iluminó la Navidad.


Por 1880, Edison ya había inventado su lámparas incandescente, y buscaba una manera de publicitarla. Para mostrar su invención las usó en la fiesta de Yule, donde se colgaron lámparas incandescentes en el Laboratorio de Menlo Park, de modo que todos los viajeros que iban en el tren pudieran ver el milagro de la Navidad. Pero Edison es Edison, y decidió ponerlo más difícil encendiendo las luces desde un generador remoto a 8 millas de distancia.

Dos años después, Edward Johnson, un amigo de Edison, mostró el primer árbol de Navidad iluminado en su casa de Manhattan. El árbol, que contaba con 80 luces, era tan imponente como el árbol de Navidad de Charlie Brown (izquierda, clic para agrandar). Como podrías imaginar, la idea de Johnson fue utilizada como publicidad.

Esta tradición puede haber empezado en Estados Unidos, pero ahora es un fenómeno global usado para todo tipo de festivales de invierno. Ya lo damos por sentado cuando llegan estas fechas. La evolución de las luces de Navidad fue paralela a la de las bombillas, aunque con variantes decorativas. Pero se mire como se mire, una cosa es cierta: es una opción mucho mejor que poner una vela en el árbol.



Al principio, había fuego

Actualmente, cuando miramos las luces de Navidad pensamos "Que bonitas". Pero la tradición de encender las luces en los meses de invierno no empezó por la estética. Diciembre es el mes más oscuro del año con los días más cortos. La gente que  carece de calefacción central en el siglo XII era lógicamente infeliz cuando caía el Sol en las frías profundidades de la noche. Volviendo al tema, el primer tronco de Navidad (Yule Log [PDF] - 2ª pág.) se registró por primera vez en el invierno de 1184 en Alemania. El tronco en llamas fue visto como un símbolo de la promesa de retorno del Sol. Probablemente no molestaba que un gran trozo de madera ardiera si era una buena fuente de calor.


El árbol de Navidad tiene una historia muy larga que no vamos a contar aquí. (Como que originalmente se colgaban boca abajo desde el techo)  En resumen, los cristianos tenían luces, también árboles, y en el siglo XVII decidieron ponerlas juntas.

Por desgracia, la única forma de hacerlo por entonces era con velas. Obviamente no era una buena idea. Tan malo que, a diferencia de hoy, solo lo ponían unos días antes de Navidad y desmontarlo al final. Las velas solo podían permanecer encendidas unos pocos minutos por noche, e incluso las familias debían sentarse alrededor y vigilarlas constantemente, con cubos de arena y agua cerca.
Es como el equivalente antiguo a freír un pavo: la gente sabía que podía quemar su casa, pero lo hacían de todos modos.


En 1908, las compañías de seguros ni siquiera pagaban por los daños causados por los incendios causados por árboles de Navidad. Su exhaustiva investigación demostraba que la velas de cera encendidas poco aseguradas a un árbol seco dentro de la casa no eran seguras. Las luces de Navidad eléctricas se convirtieron en una opción para algunos americanos. No eran perfectas - las bombillas incandescentes pueden calentarse mucho, y las chispas del filamento aún pueden quemar un árbol seco - pero era una opción mucho más segura que encender varios fuegos tan cerca de su combustible favorito.


El amanecer de las luces horteras.
Tened en cuenta que por "algunos americanos" me refiero a los extremadamente ricos. En 1900, una sola tira de luces costaba 12 $ - unos 300 $ actualmente.

Sin peligro, ni humos ni olor. Las lámparas se alquilan o venden. Todas las indicaciones disponibles, permitiendo fácilmente a cualquiera conectar y poner las bombillas. Solo puede usarse en casas con luz eléctrica.
En el 1900, ocho años después de que General Electric compara los derechos de la patente para las bombillas de Edison, apareció el primer anuncio conocido de luces para el árbol de Navidad en la revista Scientific American.  Como decía, son son baratas. Eran tan caras que el anuncio sugiere alquilar las luces para ponerlas en Navidad..

25 años después, la demanda había terminado. Había 15 compañías en el negocio de la venta de luces navideñas, y en 1925 formaron un consorcio llamado NOMA Electric Corporation, el mayor fabricante de luces de Navidad del mundo. Aunque NOMA fue creada tres años antes de la Gran Depresión, su atractivo fue lo suficientemente grande como para salir adelante, conviertiendose en un gran monstruo sinónimo junto con las luces de Navidad desde la Gran Depresión hasta el Movimiento por los Derechos Civiles. NOMA no solo promovía la visión de Edison. Trabajaron duro para deslumbrar, convirtiéndose en el fabricante más grande del mundo de bombillas, así como la mayor productora de decoración navideña. 


Aunque NOMA ya no existe, nos ha dejado sus luces psicodélicas. Esas coloridas envolturas de plástico tienen una bombilla que no se ve, mientras un vial con forma de vela con un líquido claro sobresale. Como la bombilla se calienta, el líquido - normalmente cloruro de metileno, una sustancia química con una baja temperatura de ebullición - también se calienta, por lo que el vial puede burbujear, parpadeando como la vela que se supone que reemplaza.

Desgraciadamente, en 1968, la NOMA Electric Company dejó de fabricar luces, y estas tuvieron más de una novedad, creándose las formas más ridículas jamas vistas, como pimientos picantes, flamencos, latas de cerveza y una versión en miniatura de la lámpara con forma de pierna de pierna de "Historias de Navidad".


Con NOMA, la caja de Pandora de lo hortera estaba abierta. Por suerte, los sucesores de Tex-Mex han hecho maravillas y con los sets estandarizados que todos conocemos. Incluso uno de ellos impermeabilizado para el uso al aire libre, lo que era solo cuestión de tiempo para cubrir cada centímetro de la casa, árbol e incluso camión.


Las luces que todos conocemos y amamos
Las luces incandescentes son el origen de todo. A pesar de tener cien años, su tecnología mayormente permanece intacta. Las formas y los tamaños, por el contrario,están en constante cambio. También hay otras versiones que incluyen LEDs que consumen menos y son más eficientes.

Todo esto, para que un siglo después de su invención se convierta en esto:



Vía:Gizmodo

{ 4 comentarios... read them below or Comment }

  1. Que nadie escatime en luces

    http://agitaciondesdelaperiferia.blogspot.com/2009/12/que-nadie-escatime-en-luces.html

    ResponderEliminar
  2. claro que son bellas las luces navideñas, ami me encanta ponerlas en mi balcon y que todo el que pase las mire , pero que mal que sean un tormento para quienes las fabrican que el todo poderoso les ayude a soportar esta tortura ni modo oremos por ellos.

    ResponderEliminar
  3. El origen de las "luces navideñas" son en Alemania en la Clase Alta del siglo XVIII.

    ResponderEliminar
  4. Y falto poner el de Gangman Style, es un buen ejemplo de las cosas que se pueden hacer con Luces de Navidad y la tecnología.

    ResponderEliminar

Rellena este formulario para publicar un comentario y/o firmar tu pena de muerte.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario).

¿Le gustaría tener una versión PDF del blog?

Archivo

Recomendados

Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

- Copyright © Resolviendo la incógnita -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -