Abeja hace su nido con pétalos de flores - Resolviendo la incógnita

martes, 11 de mayo de 2010

Abeja hace su nido con pétalos de flores


Cuando pensamos en las colmenas, pensamos en una muy grande con mucha actividad, abejas obreras y miel. Pero los científicos han descubierto un raro tipo de abeja solitaria que hace pequeños nidos uniendo pétalos de flores.

Cada nido es un pequeño capullo de colores, como una cáscara de papel maché que rodea un huevo, protegiéndole mientras se convierte en una abeja adulta.

"No es común que las abejas utilicen partes de plantas para los nidos," dice el Dr. Jerome Rozen del Museo Natural de Historia Americano de este inesperado descubrimiento. Su equipo se encontró con los nidos de la abeja Osmia (Ozbekosima) avoseta en Turquía. Por extraño que parezca, otro equipo encontró nidos de la misma abeja en Irán el mismo día. Los dos equipos publicaron su investigación juntos en el Museo Americano Novitates.



Estos nidos en miniatura son una fascinante obra de arte natural, pero también es la clave para entender como viven cerca de 20.000 especies de abejas.

"Actualmente hay una demanda de biólogos para conocer a las abejas," dice Rosen. "Tienen el primer puesto como animales polinizadores de plantas, y son tremendamente importantes para mantener el ecosistema - no solo cultiva, sino que también conserva."

Para aprender más, los científicos observaron a las ocupadas abejas madres. Construir u nido lleva un día o dos, y una hembra puede crear unos 10 nidos en total, normalmente unos junto a otros. Para empezar a construir, ellas muerden los pétalos de las flores y vuelan con ellos, uno a uno, hacia el nido del tamaño de un cacahuete.

Entonces da forma a los pétalos en una estructura en forma de crisálida, superponiendo los pétalos usando el néctar como pegamento. Cuando la cubierta de pétalos está terminada, la refuerza desde dentro con una fina capa de barro, y después, otra capa de pétalos, por lo que tanto dentro como fuera, las paredes están empapeladas en un popurrí de lila, rosa y amarillo.

Estas meticulosas vainas tienen solo media pulgada de longitud y normalmente solo contendrán un pequeño huevo. Para prepararse para la cría, la madre recolecta polen y néctar que lleva a la madriguera en una parte del tubo digestivo llamado buche melario. Ella deposita esta pegajosa gota en la parte más baja del nido de pétalos. entonces, pone el huevo en la gota gelatinosa.

Llegados a este punto, es el momento de sellar el huevo. La madre abeja une cuidadosamente la capa interior de pétalos, secreta una capa de lodo tan fina como el papel y después dobla los pétalos externos. Este nido es casi hermético, lo que ayuda a proteger al vulnerable huevo (que después será larva y pupa) de las inundaciones, la sequedad excesiva o de los animales con pezuñas.

Fuente:NPR 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...