Ir al contenido principal

Cosas que no sabías de los leprechaun

Hay pocas cosas más irlandesas que un leprechaun, el solitario duende verde con una olla llena de oro al final del arco iris. Con el día de San Patricio a la vuelta de la esquina, considero este el momento más oportuno para conocerlo mejor.

Por si no lo sabías, los leprechaun son hadas, aunque a diferencia de los Aes Sidhe, no robaban niños, engañaban a adultos, ni estaban implicados en otros tipos de bromas de mal gusto. Aunque los leprechaun también son traviesos, sus actos no requerían de ninguna precaución.

Aunque la mayoría de sus relatos lo describen con características similares, la mayoría de los rasgos del leprechaun son relativamente modernos. Por poner un ejemplo, sus ropas no siempre fueron verdes. Se puede ver una muestra en la descripción de 1831 del compositor y novelista irlandés Samuel Glover, quien lo describió con un vestido con un abrigo rojo de corte cuadrado ricamente adornado con oro, tricornio, zapatos y hebillas.

Nombre y etimología

Su nombre también es muy variable, con muchas variantes locales. Leprechaun es el término más usado, pero también puede encontrarse como lùracán, luchramán, luchragán, lupracánaig, lurikeen, leithbrágan, lubrican, lioprachán,el irlandés medio leipreachán o el irlandés antiguo luchorpán. El Úlster usan logheryman y en el sur de Irlanda utilizan cluricaun, aunque este término es usado en el resto del país para un ser similar.

Aunque hay varias etimologías que lo relacionan con su profesión definitiva, una de las más aceptables es lucharmunn, de luch, "pequeño", y armunn, "guerrero, caballero, héroe". Cluricaun derivaría del cambio de "luchra" por "cluri", aunque pudo ser una criatura distinta, ya que su nombre deriva de clochan, "arbusto espino". De esta manera, cluricaun significaría "aquel que vive cerca o bajo un arbusto espino".

Aspecto y comportamiento

Los relatos populares de finales del siglo XIX y principios del XX lo muestran como un elfo solitario siempre reparando o fabricando un solo zapato. Se muestra arrugado, sin mucha vitalidad, ocasionalmente con barba y con un tamaño de 4 a 60 centímetros. Sus ropas son del siglo XVIII, con un abrigo de corte cuadrado rojo o verde con bolsillos con solapas. Viste medias y calcetines blancos, y sus zapatos muestran hebillas plateadas. Para terminar, un delantal de cuero como un zapatero.


En el bolsillo más grande de su abrigo está su monedero mágico de cuero, el spre na skillenagh (chelín de la suerte), donde siempre hay un chelín sin importar la frecuencia con la que se gaste. A su lado suele acompañarle una pinta de cerveza o su dúidín, la pipa. El repiqueteo de su martillo que acompañaba su grave pero musical voz revelaba su presencia bajo un sombrío seto o al pie del claro de un árbol. Es buscado por conocer el paradero de un tesoro oculto y se le mantiene capturado mostrándole una mirada impasible. Aunque se le amenace mortalmente para que entregue su monedero o su olla de oro, responde con una risa maliciosa, ya que sabe que su labia o algún truco le liberará. Normalmente desviaba la atención afirmando que había aparecido un monstruo, desapareciendo cuando se apartaba la vista de él.

Variante



El cluricaun es una versión opuesta de los leprechaun, salvo en el sur de Irlanda. Son un tipo de elfo que, más que trabajar, prefiere fumar y empinar el codo. En su cara arrugada destaca una brillante nariz roja, mostrando su inclinación por las bodegas en las que vive en solitario. Le encanta la música y supuestamente toca sus flautas en los bailes de hadas. Su altura va de 15 a 60 centímetros. Su abrigo es rojo brillante, con grandes bolsillos, pantalones bombachos, medias, zapatos con una gran hebilla de plata y, en ocasiones, un delantal corto de cuero. Su cabeza se ve rematada por un gorro de dormir rojo. A diferencia del leprechaun, no tiene un monedero mágico ni un caldero de oro. Suele asociarse con una familia particular, a quien les gasta bromas pero también protege contra varios peligros.

Predecesores

Los predecesores del leprechaun fueron los lucorpan y lupracan. En Las antiguas leyes de Irlanda, compilada a mediados del siglo XI, se mencionaba una historia con lucorpanes derivada de un poema de mediados del siglo VIII, usándose para elaborar una sección de la Ley de embargo o Senchus Mor. En ella relata como unos lucorpanes se llevan al rey Fergus mientras dormía al mar. Cuando sus pies tocan el agua, se despierta y agarra a tres de ellos, aceptando intercambiar sus vidas por la concesión de un deseo. Él recibe un amuleto que le permite caminar bajo el agua o, como dicen otros, el hada le dio su capucha que Fergus puso sobre su cabeza y cruzó el fondo del mar.

En La muerte de Fergus, una versión del siglo XIII-XIV de la misma historia, el rey Iubhdan celebra un banquete y alardea de su ejército de lupracanes, pero Esirt, su poeta principal, lo considera una afirmación exagerada. Esirt recibe tres días para probar que tiene razón, visitando la corte del rey Fergus y volviendo con Aedh, quien es el enano de Fergus, quien se cierne sobre los lupracanes. Iubhdan es desafiado a ir a la corte de Fergus, donde es capturado. Inicialmente, Fergus se niega a liberarlo, a pesar de las plagas traídas por los lupracanes, pero acepta finalmente a cambio de una de las preciadas posesiones de Iubhdan. De entre las cosas del caldero mágico de Iubhdan, elige un par de zapatos que le permiten caminar bajo el agua como si estuviera en la tierra.

A diferencia del relato anterior, aquí si se describe al lupracan, diciendo que la hierba cortada le llegaba a la rodilla y al muslo. Su vestimenta era similar al traje aristocrático celta, con camisa de seda, una túnica bordada en oro y una capa escarlata. Su cara era hermosa, con pelo rubio, la piel más blanca que la espuma de una ola y mejillas más rojas que la baya escarlata del bosque. Vivían junto al mar, se ganaban la vida con del ganado y los pequeños caballos y disfrutaban de los banquetes y la caza.

Visto así, parecería que, más que el predecesor de un leprechaun, estuviésemos hablando de un hobbit. A pesar de ello, la capa roja pudo ser un antecedente del abrigo rojo; el caldero pudo ser un precursor del spre na skillenagh; los zapatos mágicos señalar a su futura ocupación como zapatero; el deseo a cambio de la vida, ser un equivalente de los deseos a cambio de su libertad; su tamaño sigue siendo reducido y, finalmente, sus gorros también son mágicos.

Origen

La olla de oro (1912). Ilustración de Thomas MacKenzie.
Su origen es incierto. Se baraja entre una base celta o pre-celta con posibles influencias de los enanos escandinavos y combinación de rasgos de espíritus del bosque y los ancestros. Pudo verse influido por Dagda, un importante dios de la mitología irlandesa, quien tenía entre sus objetos mágicos un caldero que actuaba como una cornucopia, satisfacciendo el hambre de cualquier hombre. También pudo influirle Lug, el dios de numerosas habilidades que, en ocasiones, era llamado Lugh-chromain, "el pequeño Lug encorvado".Tras la cristianización, el patrón de las artes y la artesanía pudo haberse visto reducido a un mero personaje popular. El Lebor Gabála Érenn ("Libro de las invasiones") menciona que Cam fue maldecido por su padre Noé, engendrando una raza de monstruos pequeños que pudieron ser la base para el leprechaun.

Fuentes

  • Winberry, J. J. (1976). The elusive elf: some thoughts on the nature and origin of the Irish leprechaun. Folklore, 87(1), 63-75.
  • Monaghan, P. (2014). The encyclopedia of Celtic mythology and folklore. Infobase Publishing.

Comentarios

Lo más popular de la semana

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal, una enfermedad o un medicamento, como el latanoprost. La enfermedad puede ser una  ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario, entre otros.

¿Por qué los gatos tienen 7 o 9 vidas?

A veces los gatos son un misterio. Se dice que los gatos tienen siete vidas, pero en otros países tienen nueve. En principio parece seguir la típica tendencia por la que todo es mejor en otros países y hasta los gatos duran más. Es normal que nos liemos, si nos angustiamos buscándole tres patas. Pero, ¿de dónde viene sus múltiples vidas?

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿Por qué el café da ganas de cagar?

Sí, lo sé, "cagar" no es un término muy elegante y podría haber escogido multitud de alternativas (Defecar, excretar, evacuar, deponer, así como tantos otros), pero resulta el más reconocible. Al fin y al cabo, ¿quién no se ha hecho esta pregunta con estas mismas palabras? Desde luego, la ciencia la ha contemplado y presentado una respuesta. Es una situación que no todos han experimentado, ni siquiera la totalidad de bebedores de café, pero quien lo ha notado conoce perfectamente la sensación.

Es un fenómeno que no va mucho más allá de lo que sugiere el título: cuando se bebe café, al poco tiempo se produce una sensación que incita a ir al baño. Si lo conoces de primera mano, el trayecto al retrete es tu rutina, parte de tu día a día. Te tomas tu café y sabes que la sensación no tardará en llegar, aunque no sepas por qué.

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.


Para buscar un elemento, usad Ctrl+F. No uséis el buscador del blog porque buscaréis entre todas las entradas, no dentro de ellas. En los navegadores móviles suele estar junto a la URL, la dirección. Pulsad el botón y encontraréis la opción "Buscar en página" o equivalente.
Grupo 1 - Metales alcalinos
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del …

¿Dónde termina el cuello de una serpiente?

Sabemos donde empieza la cola de una serpiente, pero ¿dónde termina su cuello?¿Es todo cuello hasta la cola? Y la duda que ha estado retrasando el avance de la humanidad, ¿cómo se pondría una camiseta? En el caso de las cobras, la diferencia puede ser más evidente, pero en el resto de las serpientes, el límite entre el cuello, el torso y la cola no está tan claro. Incluso sugeriría que carecen de uno de estos segmentos.


Para responder a estas preguntas debemos fijarnos en su esqueleto, principalmente en su columna vertebral (siendo sinceros, tampoco es que tengan muchos más huesos que mirar). Normalmente, una serpiente tiene unas 100 vértebras, aunque pueden llegar a las 400. El número de vértebras y de costillas, ausentes en la cola, depende de la serpiente. Las especies constrictoras tienen más costillas y las excavadoras tienen menos vértebras en relación a su tamaño. Aquellas con más vértebras también suelen ser más lentas.

Su columna vertebral se divide en precaudal o región pre…

Los falos de Bután

Una de las cosas que sorprenden de Bután es la ubicuidad de las representaciones fálicas, tanto en pinturas como fuentes y figuras de todo tipo. Su exhibición sin pudor resulta chocante, especialmente en contraste con las regiones tibetanas y del norte del Himalaya, pudiendo pensarse que son especialmente lascivos o carentes de inhibiciones. Pero, ¿cuál es la razón de su omnipresencia?

Las imágenes fálicas no son exclusivas de Bután. Pueden verse en las regiones de Amdo y Kongpo del Tíbet, pero no con tanta frecuencia. En Bután, reciben el nombre de Pho chen o dBang phyug chen po; en el este del país es llamado Kharam Shing; en las regiones centrales, en Trongsa y Khyen, Tenpola y Miling, y Andaligpa en Trashiyangtse.
Es necesario entender que, en Bután,lo obsceno y sagrado está interconectado. Con el fin de alejar el mal de una casa, así como de los percances con el agua, el fuego, el aire, la tierra e incluso de las calumnias, se pueden ver falos tallados en madera en las esquinas d…