Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2019

El experimento de la rana hervida

Un breve resumen No sé si conocerán la analogía de la rana hervida, similar al de la cesta de cangrejos. En este último, mientras un cangrejo solitario intentará salir de la cesta, si está en grupo, aunque todos intenten escapar, evitarán mutuamente que ninguno lo haga. En el caso de la rana hervida, una rana a la que se le caliente rápidamente el agua en el que nada, huirá de ella, pero si se calienta lentamente, no saltará del agua. Por analogía, se dice que nos comportamos como una cesta de cangrejos cuando evitamos recíprocamente que ninguno sobresalga, perpetuándonos en una mala situación. En el caso de las ranas, se refiere a cuando un cambio negativo, que rechazaríamos si se instaurase de golpe, es aceptado al aplicarse gradualmente, aunque el perjuicio final sea el mismo. Dicho esto para quien no lo conociése, esta entrada se centra tan solo en las ranas. El experimento El síndrome de la rana hervida fue observado hace 140 años por el fisiólogo alemán Friedrich Le

¿Dónde termina el cuello de una serpiente?

Sabemos donde empieza la cola de una serpiente , pero ¿dónde termina su cuello?¿Es todo cuello hasta la cola? Y la duda que ha estado retrasando el avance de la humanidad, ¿cómo se pondría una camiseta? En el caso de las cobras, la diferencia puede ser más evidente, pero en el resto de las serpientes, el límite entre el cuello, el torso y la cola no está tan claro. Incluso sugeriría que carecen de uno de estos segmentos. Para responder a estas preguntas debemos fijarnos en su esqueleto, principalmente en su columna vertebral (siendo sinceros, tampoco es que tengan muchos más huesos que mirar). Normalmente, una serpiente tiene unas 100 vértebras, aunque pueden llegar a las 400. El número de vértebras y de costillas, ausentes en la cola, depende de la serpiente. Las especies constrictoras tienen más costillas y las excavadoras tienen menos vértebras en relación a su tamaño. Aquellas con más vértebras también suelen ser más lentas. Su columna vertebral se divide en precaudal o re

Los falos de Bután

Una de las cosas que sorprenden de Bután es la ubicuidad de las representaciones fálicas, tanto en pinturas como fuentes y figuras de todo tipo. Su exhibición sin pudor resulta chocante, especialmente en contraste con las regiones tibetanas y del norte del Himalaya, pudiendo pensarse que son especialmente lascivos o carentes de inhibiciones. Pero, ¿cuál es la razón de su omnipresencia? Las imágenes fálicas no son exclusivas de Bután. Pueden verse en las regiones de Amdo y Kongpo del Tíbet, pero no con tanta frecuencia. En Bután, reciben el nombre de Pho chen o dBang phyug chen po ; en el este del país es llamado Kharam Shing ; en las regiones centrales, en Trongsa y Khyen, Tenpola y Miling , y Andaligpa en Trashiyangtse. Es necesario entender que, en Bután, lo obsceno y sagrado está interconectado. Con el fin de alejar el mal de una casa, así como de los percances con el agua, el fuego, el aire, la tierra e incluso de las calumnias, se pueden ver falos tallados en madera en l

Las incongruencias del Corán

El Corán es considerado perfecto e inimitable por lo que, aunque se asegure que un tercio de él tiene orígenes cristianos preislámicos, no debería sufrir de contradicciones como la Biblia . A pesar de sus afirmaciones absurdas , podría mantener la coherencia interna y no caer en los mismos errores que el texto cristiano, pero veremos que ese no es el caso. Algunos textos pueden variar según las traducciones, por lo que he colocado entre corchetes las traducciones alternativas. A diferencia de la entrada anterior, esta será más exhaustiva, ya que no hay tantas webs con las citas del Corán en español. Alá Como eje principal de la religión, el Corán debe resolver sin dar lugar a dudas sobre las características de Alá. ¿Dónde está Alá? En un trono El es quien creó los cielos y la tierra en seis días; luego asumió el trono. El bien conoce lo que penetra en la tierra y cuanto de ella sale; lo que desciende del cielo y cuanto a él asciende y está con vosotros doquiera estéis; por

Entradas relacionadas