Ir al contenido principal

El tamaño y situación del purgatorio de la Divina Comedia


El joven Galileo Galilei tuvo la misión de determinar las dimensiones y estructura del infierno de la Divina Comedia de Dante Alighieri. En esta obra, cuando Dante llega al fondo del abismo, sale por el purgatorio, una montaña en la única isla de las antípodas. En este caso, ¿dónde estaba esa isla y cómo era la montaña sobre la que se situaba el paraíso?

Estudios y formación del poeta

También existen varios estudios que han abordado esta pregunta, aunque más recientes que los pertinentes al infierno. Las posiciones principales al respecto son las de Rodolfo Benini, que estudió el tema en 1917, e Ideale Capasso, que publicó un libro sobre ello en 1967. 

Dado que el poema no ofrece todas las respuestas, también se debe tener en cuenta la formación del propio poeta y así extraer, a través de los autores que estudió, que idea tenía de la montaña. Teniendo esto en cuenta, sabiendo que Dante estudió temas religiosos y seculares en Florencia, es probable que estudiara en la Universidad de Bolonia en 1287, cuando el autor de Decem Continens Tractatus Astronomiae, Guido Bonatti, enseñaba en la ciudad. Ambos habrían estudiado la astronomía a través de Elementa Astronomica de Alfraganus, que contenía el Almagesto de Ptolomeo y que había sido traducido al latín en el siglo XII por Gerardo de Cremona y también por Juan Hispalense. Además se sabe que Dante tenía constancia de Alfraganus por la mención a su obra astronómica en Convivio, otro de los libros del florentino.

Características del monte Purgatorio

Para Benini, la montaña habría medido unos 192 km de altura, con una forma escalonada como un zigurat cuya base podía tener un diámetro menor o mayor a la altura. Esta altura excedería lo aceptable para los escritores medievales, pues en Elementos de Astronomía de Alfraganus, la máxima altura de la atmósfera terrestre era de 110 km, mientras que para Alhacén era de 79 km. En cambio, para Capasso la montaña sería un cono truncado de 11 km de altura con una pendiente promedio de 30º (menor que la presente en la pirámide del Sol en Teotihuacán, con 32º) y una base cuyo diámetro era 38,5 km.

Conclusión de Ideale Capasso


Dado que el monte Purgatorio se sitúa en las antípodas de Jerusalén, el centro de la isla se situaría en el Pacífico Sur (23°27′S 149°30′W), cerca de la isla de Tubuai, en la islas Australes de la Polinesia Francesa. La montaña emergería del mar a tal altura que superaría a todas las demás, incluso siendo vista en la distancia por Ulises en su último viaje. La propia puerta del purgatorio estaría a una altura inalcanzable. Según Estacio en el Canto XXI, está al límite de las nubes, mientras Matilde añade en el canto XXVIII que ni el agua ni la tierra la alcanzan.

En el Liber de Crepusculis mencionado en el Opus Maior de Roger Bacon, Alhacén calcula que la atmósfera terrestre alcanza los 92,61 km, basándose en la circunferencia terrestre de 35 985,6 km, el diámetro del Sol cinco veces y medio mayor al terrestre, la distancia de la Tierra al Sol que equiparaba a 1 100 radios terrestres y los 18º de altitud con los que comienza el crepúsculo. Teniendo en cuenta a Aristóteles en Meteora, el límite se situaría a 90 km. Según Plinio el viejo, Posidonio de Apamea estimó la máxima altura de las nubes en 7,4 km, aunque para este la circunferencia terrestre era de 28 400,4 km.

Las horas de la puesta de Sol a distintas alturas del monte Purgatorio también pueden ayudar a determinar su altura. Cuando se aparece el Ángel de la Castidad, Dante señala distintos momentos del día al contemplar los cuatro meridianos: amanecer donde murió el creador, la noche sobre el Ebro, el Sol ardiente sobre el Gánges y su puesta en otro lugar no especificado. De nuevo, en las escaleras al jardín del Edén, se detienen tras varios pasos y anochece, como también lo hizo en la base del monte. Para Capasso, esto habría ocurrido en solo 15 minutos. Para el mismo autor, los poetas habrían llegado al purgatorio el 27 de marzo de 1301, subiendo una pendiente inicial de 45º en dos horas. Esta montaña se extendía más allá de donde alcanzaba la vista, por lo que si se sitúa el momento cuando el Sol se oculta tras ella entre las 15 y 16 horas, la inclinación se suavizaría hasta unos 23-37º. Esta inclinación iría reduciéndose hasta ser casi plana en el jardín del Edén. Por lo tanto, con los datos aquí presentes, Capasso no solo calculó la altura de la montaña en 11 km, sino el diámetro de la base de 38,5 km. La superficie de la isla sería de 1257 km2, similar a la isla danesa de Lolland.

Conclusión de Rodolfo Benini

En el Canto IV, Virgilio le dice a Dante que este monte se opone al monte Sión y que el recorrido de Faetón debía pasar por ambas montañas. Faetón era el hijo de Helios que, según Ovidio, quiso dirigir el carro de su padre, fracasando y muriendo en el intento. Por ello, este recorrido que pasa por las dos montañas debía ser la eclíptica, situando el monte Sión en el trópico de Cáncer y el monte Purgatorio en el trópico de Capricornio. Aunque el trópico de Cáncer está lejos de Jerusalén, Benini interpreta que cuando Dante le responde a Virgilio que este recorrido cruzaba a medio camino el ecuador y parte al norte, donde los hebreos solían verlo hacia climas más cálidos, se refería a Egipto o el Sinaí, donde los hebreos habían vivido, no los judíos. A esto hay que sumar que en los mapas contemporáneos, como el presente en el Liber Secretorum Fidelium Crucis de Marino Sanuto el viejo (arriba), las masas de tierra estaban desproporcionadas, por lo que la zona del Sinaí sí podía cruzar el trópico.

Colure

Bernini defiende la posición en el trópico con referencias estelares y el viaje de Ulises. Cuando en el Canto II de Purgatorio se menciona a Capricornio, interpreta literalmente que esta constelación se encuentra en medio del cielo, a diferencia de Capasso, que razona que estaba amaneciendo y la luz del alba la oscurecía, situándola en el meridiano. Bernini también afirma que en el trópico, en el 1300, todas las estrellas del asterismo de El Carro eran visibles, como se menciona en el primer canto. Al llegar a la cima, Dante ve que el Sol brilla desde Aries y ve que cuatro círculos. Mientras para unos estos círculos son el horizonte, el ecuador celeste, la eclíptica y el coluro equinoccial, para Carpasso ninguno de esos forma un ángulo recto, proponiendo el ecuador celeste, el horizonte, la primera vertical y el círculo de la primera hora. Bernini, entre otros, sustituía el horizonte con el círculo de la latitud cruzando los puntos equinocciales., formando una cruz entre el ecuador y el coluro equinocial y la eclíptica y el círculo de la latitud. La tercera cruz se situaría en el espacio angular entre el ecuador celeste y la eclíptica y el coluro equinoccial y el círculo de la latitud. Al estar en el trópico de Cáncer, el horizonte del Purgatorio sería el círculo de la latitud, algo que no podría ocurrir si estuviera en las antípodas de Jerusalén.

Si Ulises viajó siguiendo el Sol y cruzó el círculo equinoccial hasta ver las estrellas del círculo polar antártico, debió viajar más allá del trópico para ver una montaña de la altura que indicaba Carpasso. Ulises habría viajado durante cinco lunas (147 días) y 8 660 km, acabando su viaje tras las columnas de Hércules al encontrarse con un huracán. Un viaje que, según los comentarios, pudo haber sido inspirado por el realizado por los hermanos Vivaldi. En base a su viaje y a la altura respecto al mar de alguien que viera la montaña desde el barco, se calculó que la altura del monte Purgatorio era de 192 km. Basándose en el paseo de Dante tras hablar con fray Alberigo, observa que este es un cono perfecto, es decir, el diámetro de su base mide lo mismo que su altura. Su área sería de 102 km2, similar a la isla italiana de Sant‘Antioco.

Fuente

  • Norando, T., & MAGNAGHI DELFINO, P. (2015). THE SIZE AND SHAPE OF DANTE’S MOUNT PURGATORY.

Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

Si Caín mató a Abel, ¿con quién tuvo hijos?

En el Génesis se dice que Dios prefirió el sacrificio de los mejores animales del rebaño de Abel que la ofrenda de los productos de la tierra de Caín, primogénito de Adán y Eva. Las consecuencias son de sobra conocidas: Caín mata a su hermano Abel y, al ser descubierto, es maldito con una marca con la que su trabajo agrícola sería estéril a la vez que condenaría a quien lo matase. El problema que se plantea es que, siendo Adán y Eva los primeros humanos y Caín el único hijo vivo, la única manera de tener descendencia por vía sexual es mediante el incesto o nuevos hijos de la pareja primigenia.

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

¿De dónde vienen las XXX del alcohol?

En los dibujos animados, cuando se mostraba alcohol solía ser común que en la etiqueta mostrara varias X, normalmente tres. Lejos de lo que pueda parecer, fue una marca usada realmente. Hay varias explicaciones sobre su origen. Una de ellas afirma que en los monasterios y abadías, las equis eran un símbolo usado como garantía de calidad para las cervezas más fuertes.

Si pintas una línea con un bolígrafo PaperMate, las termitas la seguirán hasta el final

Las hormigas y las termitas encuentran un alimento dejan un rastro de feromonas por donde pasan. De esta manera, los otros miembros de la colonia pueden seguir el camino hacia el alimento. Al parecer, la tinta de los bolígrafos PaperMate actúan de forma parecida a las feromonas emitidas por las termitas, haciendo que sigan el camino trazado. PD: Carlos Tato indica que tanto las termitas como las hormigas se pierden y desorientan en las superficies blancas, por eso la hormiga se guía por la línea del bolígrafo (porque es su única referencia sobre una superficie que para su escala es un desierto blanco, yermo e idéntico de principio a fin) no porque sea pintada con un boli de una marca específica.

La notación cisterniense, el sistema que permitía representar 9999 números en un símbolo

En el siglo XII, mientras los números árabes se extendían y sustituían lenta, aunque nunca completamente, a los romanos en Europa, los monjes cisternienses elaboraron un tercer sistema numérico más eficiente que de Inglaterra llegó a Normandía, Suecia, Italia y España. Se trataba de la notación cisterniense que, con una limitada serie de trazos que parten de un eje central, podían representar todos los números del 1 al 9999. Creación y tipos El responsable de su uso fue John de Basingstoke, archidiácono de Leicester, quien estudió griego en Atenas bajo la tutela de Constantina, una chica de 19 años que había dominado las artes liberales. Esto le permitió traducir la gramática griega al latín y, según Mateo de París, traer un sistema de numeración que representaba tanto los números del 1 al 99 como las letras. Aunque existe una tablilla del siglo IV a.C. encontrada en la acrópolis de Atenas con inscripciones taquigráficas similares, es poco probable que persis