Ir al contenido principal

¿Qué tienen que ver los testigos con los testículos?

Se suele compartir que, al testificar en los juicios, los romanos se apretaban los testículos con la mano derecha, como si mentir pudiera herirles en el "orgullo". Otra versión cuenta que en la elección papal, un encargado palpa al pontífice para testificar que era un varón. Ambas etimologías de la palabra testigo son falsas, pero eso no quiere decir que no exista relación entre testigo y testículo.

Etimología

La palabra latina testis significaba principalmente "testigo", pero también "testículo" (Pl. testes). Testis proviene de *terstis y, como es habitual, de un compuesto protoindoeuropeo, *tri-sth2-i/o- , que significa "situado como tercero" (cf. tres, tri-/ter- y stare). Además testículo (testis, cuyo diminutivo es testiculus) tiene el derivado de tercero (tertius), pero no de tres (tres).

Esta polisemia era explotada por autores romanos como Plauto en Miles Gloriosus ("El soldado fanfarrón"), en las líneas 1411-1427, donde al jurar por Júpiter y Marte, Pirgopolínices se libra de Periplectómeno con sus testículos intactos y conservando su capacidad de ser testigo de ello. Todo esto entremezclado con terminología legal.

Mano en los testículos

Sabiendo que la etimología popular es falsa, cabría pensar que la idea de jurar con la mano en los testículos es demasiado disparatada para ser cierta, pero en la Biblia tenemos ejemplos donde hace justamente eso:

Y dijo Abraham á un criado suyo, el más viejo de su casa, que era el que gobernaba en todo lo que tenía: Pon ahora tu mano debajo de mi muslo, y te juramentaré por Jehová, Dios de los cielos y Dios de la tierra, que no has de tomar mujer para mi hijo de las hijas de los Cananeos, entre los cuales yo habito; Sino que irás á mi tierra y á mi parentela, y tomarás mujer para mi hijo Isaac. [...] Entonces el criado puso su mano debajo del muslo de Abraham su señor, y juróle sobre este negocio.
Génesis 24:2-4, 9


Y llegáronse los días de Israel para morir, y llamó á José su hijo, y le dijo: Si he hallado ahora gracia en tus ojos, ruégote que pongas tu mano debajo de mi muslo, y harás conmigo misericordia y verdad; ruégote que no me entierres en Egipto; Mas cuando durmiere con mis padres, llevarme has de Egipto, y me sepultarás en el sepulcro de ellos. Y él respondió: Yo haré como tú dices. Y él dijo: Júramelo. Y él le juró. Entonces Israel se inclinó sobre la cabecera de la cama.
Génesis 47:29-31

Se considera que dar falso testimonio te maldecía, por lo que tocarse los testículos reforzaría el juramento, ya que el perjuicio se extendería a toda la progenie. Aunque la circuncisión como signo de alianza divina era motivo de broma entre los romanos, la solemne manipulación testicular persistió, tomando a los testículos como testigos de la veracidad del testimonio.

En Grecia también existió una relación entre los testículos y los juicios. En Contra Aristócrates de Demóstenes se cuenta que los juicios por homicidio se podían celebrar en el Areópago, donde el acusador juraba invocando la destrucción de sí mismo, su familia y su casa, estando en pie sobre las piezas cercenadas de un jabalí, un carnero y un toro (sacrificio equivalente a la suovetaurilia), que habían sido cortadas siguiendo los requisitos religiosos. Se acepta que en el texto se usa el eufemismo "cosas cortadas" para referirse los testículos.

En Roma, a pesar de lo que se dice, no hay pruebas de una relación entre los testículos y los testigos. Ni siquiera en pruebas para evitar la proclamación de una papisa. Sin embargo, sí parecía existir al norte, en la región de Umbría. En las tablas euguvinas del siglo II a.C. se describe un ritual de sacrificio. Este contiene el hápax legómenon, es decir, una palabra que solo se encuentra allí, urfeta, que suele traducirse como orbe o disco. En este caso, cabe la posibilidad que esta signifique testículos, pues es coherente que sea lo que sostenga tras el sacrificio mientras entona la fórmula a Júpiter. La rareza de esta palabra podría deberse a que se encuentra en acusativo y singular, ya sea refiriéndose a un solo testículo o a los testículos como nombre colectivo. Tampoco se descarta que fuera un eufemismo.

Como último apunte, la relación entre los juramentos y los genitales tampoco quedó en el pasado, pues en la región iraní de Lorestán se jura por "mi mano en el pene de Mahoma" (dast rū-ye kīr-e Mohammed).

Fuente

  • Katz, J. T. (1998). Testimonia ritus italici: male genitalia, solemn declarations, and a new Latin sound law. Harvard Studies in Classical Philology, 98, 183-217.

Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

¿Cómo concebían a los extraterrestres antes del siglo XX?

Conforme quedaban menos tierras desconocidas que descubrir en los mares, los catalejos se sustituyeron por telescopios que desviaran la mirada al cielo. Según se descubría más del espacio exterior, más hablaba la prensa y la ficción de especies extraterrestres, como los selenitas de la Luna y los marcianos de Marte . Pero, a pesar de todo, la idea de mundos lejanos habitados no se inventó en el siglo XIX. Cosmos único o múltiple En la antigua Grecia, el debate filosófico se disputaba entre la pluralidad de mundos. Por una parte se encontraban los atomistas como Leucipo de Mileto y Demócrito (c. 460-370 a.C.), quienes defendían que el movimiento constante y aleatorio de los átomos infinitos podría formar múltiples universos. De esta manera, si se pudo formar nuestro universo, no había ninguna premisa que impidiera la existencia de otros. Epicuro (341-270 a.C.) y Lucrecio (c. 99-55 a.C.) mantuvieron la misma opinión siglos después. Por otra parte, tanto Platón (c. 427-347 a.C.) como Aris

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

Si Caín mató a Abel, ¿con quién tuvo hijos?

En el Génesis se dice que Dios prefirió el sacrificio de los mejores animales del rebaño de Abel que la ofrenda de los productos de la tierra de Caín, primogénito de Adán y Eva. Las consecuencias son de sobra conocidas: Caín mata a su hermano Abel y, al ser descubierto, es maldito con una marca con la que su trabajo agrícola sería estéril a la vez que condenaría a quien lo matase. El problema que se plantea es que, siendo Adán y Eva los primeros humanos y Caín el único hijo vivo, la única manera de tener descendencia por vía sexual es mediante el incesto o nuevos hijos de la pareja primigenia.

El níspero, la fruta que perdió su identidad

Si se habla de nísperos, posiblemente te venga a la mente un fruto carnoso y anaranjado de primavera que puede consumirse fresco todo el año. Sin embargo, en la Europa medieval, el níspero era un fruto cosechado a finales de otoño y consumido en invierno, ya que debía almacenarse hasta que empezaba a pudrirse, momento en el que era apto para el consumo. Estas diferencias no son producto de la selección artificial, sino del abandono de un fruto por otro. Historia y cultivo Los nísperos mencionados son las níspolas, níspero europeo, común o de palo ( Mespilus germanica ) y el níspero japonés ( Eriobotrya japonica ).  Níspero europeo Se postula que el origen del primero se sitúa en el Cáucaso, el norte de Asia menor y el este de los Balcanes. En fuentes cuneiformes podría haber sido mencionado como sennur en sumerio y salluru en acadio, también interpretados como ciruela. La domesticación y extensión de su cultivo durante el primer milenio antes de nuestra era es incierta pero, entre el

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

Las constelaciones y cuerpos celestes del firmamento maya

"El Caracol", el observatorio de Chichén Itzá en 1932. Una vez más volvemos a mirar al cielo desde los ojos de nuestros antepasados. Esta entrada estará dedicada al firmamento maya, una de las civilizaciones mesoamericanas precolombinas más conocidas. Los pueblos necesitaban conocer las estrellas para guiarse en la navegación, el calendario de cosechas, de festividades y político. Los mayas no eran ajenos a esto, como tampoco lo eran, como vimos en el pasado, los aztecas y los incas . Para los mayas, las estrellas eran fuegos que servían para iluminar el camino durante la noche. Los mayores "fuegos" de las constelaciones organizan su disposición en el cielo. Las almas se convertían en ellas al morir. Quizás por ello soñar con ellas indicaba un destino funesto. Los mayas observaban las estrellas antes del amanecer. Los tsotsil se referían a ellas como k’analetik ("las amarillas"), situándolas en un nivel superior al cielo sobre las nubes, pero in

¡Cuidado con el queso y las mujeres!

Tradicionalmente, se dice que comer queso antes de dormir provoca pesadillas , causadas por seres malignos y brujas . Sus artes mágicas explicarían, bajo esta interpretación, el peso en el estómago y la incapacidad de moverse. Esta indigestión que conecta el queso con seres como las brujas y las súcubos tiene una relación más profunda, pues alude a todas las mujeres, buenas o malas. El queso podía referirse tanto a la mujer protectora y maternal como a la atractiva y peligrosa que capturaba al hombre como una trampa a un ratón. Las características del queso o la forma de tomarlo podían aludir a distintos tipos de mujeres. Por extensión, el queso también se refería al sexo, ya sea mencionándose su consumo o su fabricación. Por el contrario, los hombres eran mencionados con el pan. Ambos podrían sugerir un vínculo con los trabajos agrícolas, situando a los hombres agricultor de grano y a las mujeres como lecheras. En la literatura La Odisea de Homero presentaba una escena que inicialme