Ir al contenido principal

Errores del Mesozoico

La imagen que tenemos de los dinosaurios varía conforme más se conoce de ellos. En Parque Jurásico, nos mostraban a dinosaurios desplumados que proferían temibles rugidos. Ahora sabemos, aparte de los múltiples errores que tiene la película, que algunos dinosaurios, como los velociraptores, tenían plumas y que probablemente no podían rugir ya que no se han encontrado evidencias de cuerdas vocales.
Si vemos una película aún más antigua, la imagen que tenían entonces de los dinosaurios era incluso ridícula. Se nos presentan como reptiles lentos, torpes y con posturas extrañas, muy vertical en los dinosaurios bípedos y casi arrastrándose en los cuadrúpedos. Aunque generalmente vemos en el cine y la televisión a los dinosaurios moviéndose como con cierta agilidad, recordando a los movimientos de un elefante o una avestruz, hubo una época donde no era raro pensar que podían desplazarse reptando como los cocodrilos.



En la imagen superior podéis ver dos Diplodocus. No hace falta fijarse mucho, pero ambos van arrastrando su cuerpo por el suelo y sus extremidades están dispuestas horizontalmente. Ahora nos puede chocar, pero si un cocodrilo, que es un reptil, al igual que los Diplodocus, se desplaza reptando, ¿por qué los dinosaurios no?
Gracias al estudio de los huesos y a las inserciones de los músculos, se ha llegado a comprender como se movían los dinosaurios. Para empezar, para adquirir esa posición el fémur debería rotar completamente. Igual que cuando de pequeño le dabas una vuelta completa a las piernas del Action man o de la Barbie, dejándolo en una posición totalmente cómoda y natural para el muñeco, que entonces podía tocarse la oreja con los talones. Por otra parte, la tibia debía articularse con el fémur en esa posición.

Si esa fuera la posición normal, la cabeza del fémur debería estar dispuesta de tal manera que el dinosaurio no se rompiera el hueso con cada paso. Otra opción es que la pelvis rotara junto con el fémur para articularse correctamente, pero seguiría el peso seguiría siendo un problema. Por otra parte, la articulación tibiofemoral vería reducida su superficie de apoyo, siendo, por tanto, mayor la presión ejercida en la zona.

En las extremidades delanteras, se ha comparado con animales que caminan con las extremidades en vertical (como perros, gatos, elefantes...) y otros que tienen las extremidades dispuestas en horizontal (como las salamandras, ranas cocodrilos...). En los primeros, el olécrano (Es la parte del hueso que te notas en el codo) es más grande, ya que se insertan más fibras del tríceps que ayuda a mantener extendida la articulación del codo. En los segundos, predominan los aductores, que son los que mantienen los miembros pegados al cuerpo. Dinosaurios, como el Triceratops, se corresponden con el primer grupo, desechando la teoría de que los dinosaurios se desplazaban reptando (al menos, hasta que se descubra alguno que lo haga).
Pero eso no es todo. Durante un tiempo se especuló que el Diplodocus podía poseer una trompa. Sin embargo, eso requeriría un nervio facial de gran tamaño, habiendo pruebas de que esto no era así. Otros dinosaurios también han sufrido rediseños. El más famoso quizás sea el Iguanodon, quien en las primeras representaciones aparecía como un lagarto rechoncho con un cuerno en el hocico.
Como muchos sabrán, el cuerno se trataba de un pulgar, aunque no se sabe con claridad si lo utilizaban para defenderse o para partir semillas y frutas. Además, podían alternar entre la bipedestación y la posición cuadrúpeda. Otro error común de la época es que se les representaba arrastrando la cola. La presencia de tendones osificados en los fósiles mostró que la cola no tocaba el suelo.

Si te dijese que durante un tiempo se pensó que había dinosaurios que vivían en los árboles, posiblemente, imaginándote un Triceratops saltando de rama en rama, me habrías tomado por loco. Pero durante casi un siglo se pensó que unos pequeños dinosaurios de 1,2 metros de altura llamados Hypsilophodon vivían en los árboles, tal y como lo hacían los canguros arborícolas. Visto así no parecía una idea tan descabellada, pero en 1974, un estudio de la estructura musculoesquelética demostró que esto era imposible, ya que ni la cintura escapular ni la cola tenían la movilidad necesaria para escalar.

Otro dinosaurio famoso, aunque menos que el tiranosaurio y el Triceratops, es el Stegosaurus. Aunque hay muchos dinosaurios de características similares, es fácilmente reconocible por sus placas de la espalda y las púas de su cola. Aunque su cambio con el paso del tiempo no fue tan radical como con el Iguanodon, su representación ha cambiado mucho desde que se descubrió. Primero se pensaba que las placas estaban pegadas a la piel, como si fueran tejas (Stegosaurus significa "reptil con tejado"). Estas siguieron dando problemas. Su número era diferente en cada representación, así como su disposición. En 1891, Marsh publicó una imagen en la que todas las placas seguían una misma línea. Después se dispusieron en dos filas, pero ningún ejemplar tenía dos placas iguales para que fueran en parejas, por lo que actualmente se representan como dos filas de placas alternadas.
El thagomizer, como se suele llamar a las 4 púas de la cola, también ha variado en número y disposición. Generalmente se le representa con 4, pero Marsh describió a S. armatus con 87, nada menos. Sin embargo, estudios recientes muestran que solo tenía dos pares que además se disponían en horizontal. Para variar, Marsh, también pensó que el Stegosaurus poseía un segundo cerebro en la cola. Se creía que con un cerebro del tamaño de una nuez era imposible mover a un animal de ese tamaño (Quizás por eso en "The Land Before Time", Spike/Púas era "especial" y ni siquiera hablaba). Actualmente se cree que el lugar donde se pensaba que se alojaba el segundo cerebro, servía de reserva de glucógeno.

Pero no podría terminar sin volver de nuevo con los saurópodos. Por una parte tenemos al Brachiosaurus,  un dinosaurio de 30 toneladas que tenía sus fosas nasales sobre el cráneo. Se pensaba que pasaba la mayor parte del tiempo sumergido en el agua, aprovechándose de la disposición de sus fosas nasales para usarlas como esnórquel. Sin embargo, la presión del agua lo habría matado.
Por otra parte tenemos al Barosaurus, a quien podríamos llamar "el rey de corazones". Y es que se pensaba que este saurópodo mantenía su cuello en vertical como las jirafas. Si hubiera sido así, habría necesitado 8 corazones para que la sangre no volviera su corazón antes de haber alcanzado su cabeza. No obstante, la solución a esto era más sencilla. Si el Barosaurus mantuviera el cuello en posición horizontal, le bastaba con un solo corazón.

Posiblemente, las imágenes de los dinosaurios sigan modificándose en el futuro, pero conforme se hacen nuevos descubrimientos, estamos un paso más cerca de conocer su aspecto real. Yo por mi parte, seguiré pensando que los dinosaurios eran así:

Fuente: Physorg, The Hairy Museum of Natural HistoryStrange science , Paleontologia Ernesto

Comentarios

  1. Algo que me sigue intrigando es la manera en que se reproducían.

    ResponderEliminar
  2. Ese es un misterio incluso para los propios paleontólogos. Hay un documental que se llama "Sexo jurásico" de Discovery Channel que habla sobre ese tema. Está completo en español en Youtube.

    http://youtu.be/Gbj-EY6gOPs

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de la semana

Pazuzu, el demonio de "El exorcista"

En la película El exorcista (1973), un demonio posee a Regan MacNeil. Ya en el inicio se observa cómo se encuentra una estatuilla inquietante en una excavación del norte de Iraq. Aunque no lo dice, se encuentran en las ruinas de Hatra, capital del imperio parto entre 247 a.C.-226 d.C. Patrimonio de la humanidad por la Unesco desde 1985, fue destruida por el Estado Islámico en el 2015.
Además de la estatuilla, allí se ve una estatua, no presente en la realidad, de este demonio. De haberlo hecho, los partos la habrían considerado antiquísima, ya que a finales del primer milenio apenas se usaba ya la imagen. Su origen es mucho anterior, del tiempo de los asirios (1813-609 a.C.) y babilonios (1792-539 a.C.).

Para ellos, era un dios demónico hermano de Humbaba e hijo del dios del mal Hanbi. A diferencia de los demonios de la religión cristiana, los demonios mesopotámicos tenían una naturaleza ambigüa. Era el rey demonio de los vientos, presidiendo concretamente el del suroeste. Este vient…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

¿Por qué el café da ganas de cagar?

Sí, lo sé, "cagar" no es un término muy elegante y podría haber escogido multitud de alternativas (Defecar, excretar, evacuar, deponer, así como tantos otros), pero resulta el más reconocible. Al fin y al cabo, ¿quién no se ha hecho esta pregunta con estas mismas palabras? Desde luego, la ciencia la ha contemplado y presentado una respuesta. Es una situación que no todos han experimentados, ni siquiera la totalidad de bebedores de café, pero quien lo ha notado conoce perfectamente la sensación.

Es un fenómeno que no va mucho más allá de lo que sugiere el título: cuando se bebe café, al poco tiempo se produce una sensación que incita a ir al baño. Si lo conoces de primera mano, el trayecto al retrete es tu rutina, parte de tu día a día. Te tomas tu café y sabes que la sensación no tardará en llegar, aunque no sepas por qué.

¿Por qué los gatos tienen 7 o 9 vidas?

A veces los gatos son un misterio. Se dice que los gatos tienen siete vidas, pero en otros países tienen nueve. En principio parece seguir la típica tendencia por la que todo es mejor en otros países y hasta los gatos duran más. Es normal que nos liemos, si nos angustiamos buscándole tres patas. Pero, ¿de dónde viene sus múltiples vidas?