Ir al contenido principal

Entradas

El insecto más venenoso del mundo

Ha pasado más de un año desde la última entrada sobre hormigas, donde empezaba recopilando las entradas anteriores de este animal para añadir otra especie más. Entonces me dejé fuera otras entradas de hormigas, como las de la hormiga Drácula. Hoy añado otra especie a la lista: la Pogonomyrmex maricopa.
Entradas recientes

Artículos científicos atípicos

Los científicos trabajan durante años en sus investigaciones, esperando que su labor tenga repercusión dentro de su comunidad o en el mundo. Muchos artículos, sin tener en cuenta su calidad o importancia, son ignorados injustamente en un océano de papers. Sin embargo, algunos despuntan por valores más allá del científico: son artículos atípicos.

El único reptil biofluorescente

Entre las características de los reptiles, no se encuentra la biofluorescencia. La biofluorescencia es la capacidad de absorción de las proteínas fluorescentes de una longitud de onda electromagnética del espectro de luz visible en los organismos vivos, reemitiéndola a un nivel de energía menor. Se diferencia de la bioluminiscencia en que esta última produce la luz por procesos químicos del interior del organismo, sin depender de la luz externa. A su vez, se diferencia de la biofosforescencia en que la reacción lumínica solo dura mientras se mantiene el estímulo.

La depilación con rayos X

En 1895, Röntgen descubrió los rayos X. Un año después, el austriaco Leopold Freund, fundador de la radiología médica y la radioterapia, lo usó para eliminar una gran cantidad de pelo que le había crecido a un paciente en la espalda. Tras 12 días de tratamiento, 20 horas de exposición, se le cayó el pelo irradiado. El informe del caso en 1901 desencadenó el interés en el uso estético de los rayos X.

Los 16 placeres: la primera obra sexual censurada por el Vaticano

En 1524, Marcantonio Raimondi publicó I Modi (Las maneras), también conocido como Los dieciséis placeresDe omnibus Veneris Schematibus, donde mostraba 16 grabados de posturas eróticas basadas en las pinturas de encargadas a Giulio Romano por Federico II Gonzaga para el nuevo Palacio del Té en Mantua. Sin embargo, el Vaticano no vio con buenos ojos su publicación, por lo que el papa Clemente VII ordenó encarcelar a Marcantonio y destruir todas las copias de su obra.

La mujer embarazada por una bala

Si la chica sin vagina que se quedó embarazada por una puñalada os pareció increíble, hubo otra historia sobre una mujer que se quedó embarazada por un disparo. Su relato se publicó en el primer volumen semanal de 1874 de American Medical Weekly con el pegadizo e impactante título "Attention Gynaecologists!—Notes from the Diary of a Field and Hospital Surgeon, C. S. A.", documentado por el médico Legrand G. Capers que había estado en el lugar.

El excremento de camello que curaba la disentería

Esta historia tiene elementos comunes con esta entrada de abril. Sin embargo, la comparto debido a que resulta interesante al mostrar que, en ocasiones, la solución a tus problemas está en el lugar menos pensado.
Advertencia Debo decir que, a pesar de todo, desconfío de la veracidad del relato, ya que sus datos son escasos y solo encuentro tres fuentes de la historia: el enlace al final de la entrada, una mención a Jörg Bernhardt y el libro Merde: excursions in scientific, cultural and socio-historical coprology de Ralph Arnold Lewin. Estas dos últimas menciones en artículos encontrados en Google Académico.
Relato Nos encontramos en la Campaña de África del Norte, en la que los soldados nazis caían, entre otras cosas, a causa de la disentería. La situación era alarmante. En aquella época, no había antibióticos para combatirla y el azufre se vendía para uso tópico, no oral. 
Ante la necesidad, razonaron que los beduinos debían tener alguna manera de combatir ese mal. En caso contrario…