Ir al contenido principal

El proyecto del siglo: la desviación de los ríos siberianos

La Unión Soviética tenía un importante problema con la distribución hídrica y de la población. Mientras la mayor parte de la población se situaba en el suroeste, una porción aún mayor del agua desembocaba en los océanos Ártico y Pacífico. Dado su creciente consumo para la irrigación de los cultivos de Asia central, era necesaria una solución. Por eso, incluso antes de la formación de este estado, ya había planes para desviar los ríos del norte hacia las tierras fértiles del sur.

El gran plan

Distribución de la población en la URSS en 1973
Distribución de la población de la URSS en 1974.
Con la propuesta de Joseph Stalin del "Gran plan para la transformación de la naturaleza" (Ста́линский план преобразова́ния приро́ды) a finales de la década de 1940, se pusieron en marcha los planes redirigir las aguas del norte. El ingeniero M. M. Davydov planteó desviar 315 km3/año de los ríos Ob y Yeniséi, que desembocan en el mar de Kara, hacia la cuenca del mar Aral a través del valle del Turgai. Estos ríos reducirían un tercio su flujo anual para crear un reservorio de 250 000 km2 en la llanura del Siberia Occidental. 

La muerte de Stalin en 1953 supuso el punto y final para muchos de estos planes. Sin embargo, el interés por modificar la naturaleza y la necesidad de agua no se perdieron. En las siguientes dos décadas se establecieron planes para actuar en la zona europea donde se consideraba que la situación era más crítica, conectando los ríos Pechora y Víchegda con el Kama-Volga. No obstante, a comienzos de la década de 1970 el nivel del mar de Aral se reducía a un ritmo cada vez mayor sin que en consumo de agua se redujera o frenara. Por eso se elaboró un plan alternativo, gestionado por la agencia Soyuzvodproyekt primero y por Soyuzgiprovodkhoz después, muy similar al plan Davydov pero a menor escala. Consistía en desviar 25 km3 del río Irtish, el mayor afluente del Ob, planteando la posibilidad de transferir agua del Ob al Irtish en el futuro, otros de sus afluentes o incluso del Yeniséi.

En el 10º y 11º Plan de Cinco años (1976-1980; 1980-1985) se reconoció la necesidad de estudiar el impacto del estos proyectos en la naturaleza y las formas de minimizarlo, así como su viabilidad. En el XXVI Congreso del Partido Comunista en 1981 se incitó a iniciar inmediatamente la construcción en el lado europeo y diseñar el trabajo en el siberiano. En 1983, el Gosplán, el Comité Estatal de Planificación, aprobó el proyecto tan solo aumentando de 25 a 27,2 km3 el volumen anual extraído. Al año siguiente, el consejo de ministros soviéticos aprobó las recomendaciones de los expertos de la comisión e instigó a diseñar los diseños de ingeniería para el principal canal, el Sibaral.

El proyecto europeo se realizaría en varias fases, comenzando con en el 12º Plan de Cinco Años (1886-1990), terminando la primera de ellas a comienzos del siglo XXI. Cada una de estas fases aumentaría el flujo de agua transportado. Por su parte, el proyecto siberiano contaría con dos fases. Primero se tomarían los 27,2 km3/año acordados del Ob y del Irtish al río Amu Daria. Para ello, en primera instancia debían revertir el curso del río Irtysh durante 344 km desde su confluencia con el Ob hasta la ciudad de Tobolsk y de aquí a la región de Turgai. Aunque no se aprobó, también se planteó crear un canal paralelo en vez de revertir el sentido el río. En su segunda fase, el flujo aumentaría a 60 km3/año, con la posibilidad de tomar agua del Yeniséi. Este proyecto siberiano debía comenzar a finales de la década de 1980 y su primera fase acabaría a comienzos del siglo XXI.

Se movilizaron trabajadores y se anunció el comienzo de las obras, pero para entonces las críticas devolvieron el proyecto a la casilla de salida, especialmente con el ascenso al poder de Mijaíl Gorbachov en 1985. Esto abrió las puertas del debate que no había tenido repercusión desde 1982. No obstante, al año siguiente el debate aparentaba estar zanjado y los proyectos cancelados por motivos económicos, políticos y medioambientales.

Críticas

Los proyectos tuvieron muchos detractores desde múltiples frentes. Quienes defendían el medio ambiente ofrecían dos perspectivas. Por una parte, los científicos e ingenieros que se oponían al desvío de los ríos, aunque confiaban en el poder de modificar la naturaleza para el beneficio de la humanidad, consideraban necesaria la aplicación de la racionalidad económica en pos del bienestar. Por otra parte, también estaban presentes quienes, aún considerando al importancia del conocimiento científico, defendían que debía considerarse la opinión pública y tener en cuenta el bienestar espiritual y la armonía con el medio, sin centrarse necesariamente en el crecimiento económico. Los nacionalistas rusos fueron los más vocales, minimizando el conocimiento científico y defendiendo la vuelta a las tradiciones, al muy en línea con el ludismo.

Los críticos de los estudios señalaban que no eran capaces de hacer predicciones correctas, como el supuesto descenso del nivel del mar Caspio que, de hecho, estaba incrementándose, o cómo los resultados se ajustaban a sus deseos. También se criticó el impacto medioambiental de los canales siberianos y las consecuencias de la reducción de aporte de agua caliente en el mar de Kara. Además, no solo el exorbitante coste del proyecto iba a tardar más de lo previsto en recuperarse, sino que el uso del agua no iba a ser eficiente en su destino debido a los tipos de cultivo, el riego excesivo y el mal estado de los canales de irrigación que apenas llegaban a su destino. Es decir, se consideraba que arreglar los canales existentes y usar el agua de forma más conservadora tenía un mejor coste-beneficio.

La preocupación por los cambios en el paisaje no se limitaban a los entornos naturales, sino también por la conservación de los pueblos y monumentos y el desplazamiento de sus habitantes. Por último, existía la preocupación de que la contaminación del agua del sur llegara al norte por estas vías.

Renacimiento del proyecto

Con el fin de la URSS, cualquier intento de revivir el proyecto se encontrará con dos escollos: la financiación y las relaciones internacionales. Las repúblicas de Asia central serían quienes más anhelarían este proyecto, pues serían las mayores beneficiadas, pero debería acordarse cómo repartir los costes y compensar a las regiones donante por el daño medioambiental.

En el 2004 se propuso revivir el proyecto para combatir el calentamiento global, alterando la circulación y salinidad del océano Ártico para acabar con la corriente del Golfo y llevar inviernos más fríos a Europa. En 2009 se propusieron restaurar el mar de Aral tomando agua del lago Zaysan en Kazajistán para llevarlo al mar de Aral del Norte por medio del Sir Daria. Sin embargo, sería imposible incluso evitando que el agua se filtrase o evaporase.

Fuentes

  • Micklin, P. P. (1977). NAWAPA and two Siberian water-diversion proposals: a geographical comparison and appraisal. Soviet Geography, 18(2), 81-99.
  • Salay, J. (1988). The Soviet union river diversion project: from plan to cancellation 1976-1986. Ekonomisk-historiska institutionen.
  • Micklin, P. (2014). The Siberian Water Transfer Schemes. In The Aral Sea (pp. 381-404). Springer, Berlin, Heidelberg.
  • Darst Jr, R. G. (1988). Environmentalism in the USSR: the opposition to the river diversion projects. Soviet Economy, 4(3), 223-252.

Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

¿Cómo combatir los pedos en los aviones?

Los aviones comerciales pueden transportar entre 300 y 550 pasajeros como máximo, mientras que sus vuelos pueden prolongarse hasta 18 horas y media. Dado que los aviones solo pueden presurizar sus cabinas hasta los 565 mmHg, equivalente a unos 2400 metros de altura, y que casi la mitad del aire del avión recircula, no se puede evitar ni emitir ni oler las ventosidades. Entonces, ¿cómo evitar las indeseables ventosidades? Para empezar, los pasajeros se enfrentan a varias complicaciones. La comida, como las judías y los alimentos altos en fibra, puede favorecer la producción de gases, pero con la disminución de la altitud disminuye la presión atmosférica, facilitando aún más su producción y emisión. Además el aislamiento acústico enmudece el sonido exterior, que en este caso sería un gran aliado contra los pedos sonoros. Como intentó una mujer en el 2006 en un vuelo de Washington a Dallas, podrían quemarse con fuego, pero no es nada práctico, especialmente en pleno vuelo. Contenerse pue

Las mentiras que te contaron de los samuráis

  En Japón, los samuráis son guerreros legendarios que actúan sin un ápice de duda y que cumplen su objetivo sin importar lo que cueste. Su dedicación les permitía perfeccionar tanto sus míticas dotes de lucha como las intelectuales. A pesar de ello, si es increible que una sola persona alcance tal desarrollo, más aún lo es que lo haga toda una clase social. Serie: Grupos tópicos Vikingos - Espartanos - Ninjas - Indios - Piratas - Samuráis Seguidores del bushido  El bushido era un rígido código de conducta que regía la vida del samurái. Este giraba en torno a virtudes que dictaban la forma correcta de actuar, como el honor, el buen juicio, la cortesía, la compasión, la honestidad, la compasión y la lealtad. Por supuesto, estas debían aplicarse de forma extrema, sin puntos intermedios. El Hagakure de Yamamoto Tsunetomo de principios del siglo XVIII es la primera obra donde aparecen estos conceptos. Se trataba de una o