Ir al contenido principal

10 extraños síndromes y trastornos mentales


La mente humana es extremadamente compleja, pero no por ello perfecta. Esto implica que existe la posibilidad de que surja un problema que provoque un trastorno en la salud mental. Situaciones a las que la mente es incapaz de enfrentarse y que desencadenan en delirios dementes.

También hay otro tipo de enfermedades que afectan al cerebro relacionadas con defectos genéticos que ocasionan trastornos del sistema nervioso.

Hacer una lista detallada de estas enfermedades sería demasiado para una entrada (Y para dos, tres y cuatro...). Así que habrá que conformarse con diez.


Síndrome de Fregoli

Quienes lo padecen identifican a las personas erróneamente. Por ejemplo, si ve al médico puede creer que es su hermano. En este trastorno, el enfermo confunde a los extraños con familiares o seres queridos. Es el caso inverso al síndrome de Capgras, en el que el enfermo cree que han reemplazado a sus familiares, siendo incapaz de reconocerlos. Estos síndromes se agrupan con el nombre de "síndrome de falsa identificación delirante". Dentro de este grupo también está el síndrome de los dobles subjetivos, en el que el afectado piensa que hay un doble suyo que actúa de manera independiente.

Volviendo al síndrome de Fregoli, el nombre se debe a Leopoldo Fregoli. Este actor italiano era conocido porque en sus actuaciones realizaba varios papeles, cambiándose rápidamente para interpretar a uno o a otro.



Leer más...



Síndrome de Lima

Todos habremos oído alguna vez el síndrome de Estocolmo y sabemos en que consiste. Este es el caso contrario. Los afectados son los secuestradores, que empiezan a empatizar, es decir, a entender a los rehenes, volviéndose más compasivos.

El nombre surgió a partir de la toma de rehenes en la embajada japonesa de Lima (Perú). 14 miembros del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) tomaron a cientos de rehenes durante varios días. Entre ellos políticos, diplomáticos y militares. Estos fueron siendo liberados, sin importar su importancia.

Kachigani

Como sugiere el nombre, se da entre los japoneses. O mejor dicho, se dio. Durante la Segunda Guerra Mundial, muchos japoneses se quedaron aislados en diferentes puntos del mundo.

Un caso famoso es el de Hiroo Onoda. Este japonés que combatió en la Segunda Guerra Mundial, siendo llevado a la isla filipina de Lubang. A pesar de que los aliados tomaron la isla, Onoda y tres de sus compañeros pudieron sobrevivir, quedando como única resistencia. Estos se refugieron en la selva durante años. Incluso después de acabar la guerra. Sin embargo, ellos creían que el conflicto no había terminado y no había manera de convencerlos debido a que consideraban a todos como enemigos. Uno de ellos se rindió, y otros dos murieron, dejando a Onoda solo. No fue hasta que fue su superior cuando por fin aceptó salir de aquel bosque.

Miedo al éxito

No requiere de ninguna explicación. Se debe principalmente a la baja autoestima, que rechaza la mera posibilidad de tener éxito.

Trastorno de Pica

Los afectados por este trastorno ingieren sustancias no comestibles, como la plastilina o la arena, o un apetito anormal por productos, como la harina o las patatas crudas, que son ingredientes para las comidas. Para que se pueda considerar que se padece este trastorno, esta conducta alimentaria debe persistir al menos un mes y en edades en las que no es normal consumir estos alimentos.

En este trastorno se incluyen trastornos alimenticios como la coprofagia (comer excrementos), urofagia (beber orina) o la coniofagia (ingestión de polvo).

Psicosis por Wendigo

Se daba entre las tribus de Canadá y Alaska. Consiste en una perdida de apetito que desencadena en vómitos y nauseas. También podían desencadenar en alucinaciones e insomnio. El afectado temía ser poseido por el Wendigo. Este miedo provocaba que se convirtiera en canibal, por lo que pedía a su tribu ser asesinado.

Este síndrome del siglo XIX tiene su parte de leyenda ya que en ninguna ocasión hay ningún testimonio del supuesto Wendigo, sino solo de los supervivientes que pudieron inventar la historia para justificar el asesinato del miembro que entorpecía la tribu.

Síndrome de la cabeza explosiva

Quien lo padece escucha en ocasiones el sonido de una explosión dentro de su cabeza, sin embargo, no siente dolor alguno. La frecuencia de los ataques pueden variar con el tiempo, pero cuando se producen ocasionan miedo, ansiedad y aumento del ritmo cardíaco.

Y destaco aquí, una frase que dice la wikipedia:

Nótese que el síndrome de la cabeza explosiva no es un ejemplo de combustión humana espontánea ni tampoco involucra una verdadera explosión de la cabeza. (Me ha quitado la ilusión que tenía de ver a uno con esto)

Síndrome de Moebius

El deficiente desarrollo de dos importantes nervios craneales provoca una parálisis facial, causando una nula expresión facial.



Síndrome de Stendhal

Los que lo sufren sienten vértigo, mareo, palpitaciones y angustia al ver una obra de arte o cualquier imagen bella, como la de un paisaje.

El nombre se debe al novelista francés Stendhal, que visitó Florencia donde contempló la belleza de las iglesias y de los museos. Pero no fue hasta que visitó la iglesia de Santa Croce cuando sintió una sensación de ahogo y de vértigo que le obligó a salir a respirar.

Síndrome de la mano extraña

Debido a daños cerebrales, el individuo no identifica la extremidad como suya creyendo que está poseída. Esta mano parece tener vida propia, realizando acciones involuntarias como abotonar o desabotonar la camisa. No existe ningún tratamiento, lo único que se puede hacer es mantener a la mano extraña ocupada con alguna actividad (entretenida y placentera).

Si queréis tener más información, se encuentra, como no, en la wikipedia


Comentarios

  1. El Síndrome de Zelig

    Este si que es raro, sólo hubo un caso XD. Se parece al del Espejo, pero se comporta a la persona que mejor encaja en ese ambiente, no la que tenga delante.

    Este si que es raro, sólo hubo un caso XD. Se parece al del Espejo, pero se comporta a la persona que mejor encaja en ese ambiente, no la que tenga delante.

    PD: El comentario que borré fue porque no salía el link

    ResponderEliminar
  2. El síndrome del espejo creo que salió una vez en House si no me equivoco, en el que el paciente empezaba a actuar como los demás.

    ResponderEliminar
  3. http://pilingui.blogspot.com/2008/09/premio-pilingui-2-edicion.html

    ResponderEliminar
  4. ME SIRVIO DE MUCHO ME ENCANTO¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de la semana

Julia Pastrana, la historia real de la mujer oso

Julia Pastrana nació en 1834. Llegó, cubierta de misterio, y su vida fue tan extraña y triste como su nacimiento. Se cree que nació en una pequeña tribu de nativos americanos en las laderas occidentales de México. No se sabe mucho sobre su infancia, pero su primera aparición en público fue cuando, en 1854, la llevaron y la exhibieron en la Gothic hall en Broadway. El nombre con el que se anunciaba era un insulto cruel y triste a su condición. Conocida como "la maravillosa híbrida" o la "mujer oso", también llamada como "La mujer más fea del mundo". Su propietario fue llamado Mr M. Rates y vio su potencial en el mismo momento en el que la encontró, trabajando como criada del gobernador de Sinaloa, México. Dándose cuenta de que podía ganar mucho dinero, decidió empezar mostrándola al público como "El gran fenómeno de la naturaleza". Los periódicos del día dijeron que era horrible, pero elogiaron su buena voz para cantar.

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

La breve y extrañamente interesante historia de las luces de Navidad

Thomas Edison fue conocido por sus absurdas maniobras publicitarias, pero durante la Navidad de 1880 prefirió tocar la fibra sensible. Ese año, en vez de electrocutar a un elefante, iluminó la Navidad.

Por 1880, Edison ya había inventado su lámparas incandescente, y buscaba una manera de publicitarla. Para mostrar su invención las usó en la fiesta de Yule, donde se colgaron lámparas incandescentes en el Laboratorio de Menlo Park, de modo que todos los viajeros que iban en el tren pudieran ver el milagro de la Navidad. Pero Edison es Edison, y decidió ponerlo más difícil encendiendo las luces desde un generador remoto a 8 millas de distancia.

Dos años después, Edward Johnson, un amigo de Edison, mostró el primer árbol de Navidad iluminado en su casa de Manhattan. El árbol, que contaba con 80 luces, era tan imponente como el árbol de Navidad de Charlie Brown (izquierda, clic para agrandar). Como podrías imaginar, la idea de Johnson fue utilizada como publicidad.

Esta tradición puede ha…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

Criaturas míticas que resultaron ser reales

Al pensar en criaturas míticas, uno acostumbra a opinar que todas y cada una de ellas pertenecen al mundo de la ficción, como el ave canela, pero hay bestias que, en épocas antiguas, eran tan exóticas que parecían extraídos de la fantasía. El que sus descripciones se basaran en testimonios indirectos no ayudaba mucho. En estos casos se suele mencionar al unicornio con los rinocerontes y narvales como fuente de inspiración y de su cuerno, respectivamente, o a los manatíes en el caso de las sirenas. En ambos ejemplos, las bestias míticas se parecen a los animales como un huevo a una castaña y lo aceptamos a falta de una mejor explicación.

Descubriendo el origen de besarse bajo el muérdago

Los origines de besarse bajo el muérdago en Navidad se remonta al siglo XVII. Se creía que poseía un poder mágico que daba la vida y tenía la habilidad de traer la paz entre los enemigos. En Escandinavia, el muérdago era considerado una planta de paz, bajo la cual los enemigos podían declarar la tregua o un matrimonio que discutiera podría besarse y hacer las paces.

En el siglo XVIII, besarse bajo el muérdago tomó un nuevo significado. Se creía que una joven bajo el muérdago no rechazaría ser besada, y que un beso apasionado podría significar el comienzo de un gran romance. Por el contrario, si una mujer no era besada mientras estaba bajo el muérdago, significaba que no se podría casar durante otro año. No hace falta decir, que la Navidad para las chicas jóvenes durante el siglo XVIII estaba tan llena de estrés como de alegría navideña.