Ir al contenido principal

La larva de escarabajo que devora vivo a su depredador

Es bien sabido que la naturaleza es sabia y bondadosa, a diferencia del hombre, por lo que no puede albergar ningún mal. Es entonces cuanto te encuentras con criaturitas como los escarabajos de oriente medio Epomis circumscriptus y Epomis dejeani. En su lucha por la supervivencia, se presentan como una presa fácil que devora a su depredador.

La larva se aprovecha del simple mecanismo de caza de los anfibios: se mueven para atraer su atención y son pequeñas, ya que los anfibios evitan las presas grandes. Así, moviendo sus antenas y mandíbulas cada vez más rápido conforme se acerca el anfibio, lo atrae y se deja atacar.

En otro caso, este sería el fin de nuestra larva, pero es aún más veloz que la lengua de los anfibios. Antes de ser capturada, se reposiciona rápidamente y se agarra a su cara. Incluso si inicialmente consigue tragársela, por alguna razón los anfibios la escupen. Gracias a esto, la larva es infalible. Una vez que es atacada, se prepara para absorber fluidos corporales primero y masticar después hasta dejar solo los huesos.

Esta larva se desarrolla en tres fases, matando a una presa en cada una. Entonces se oculta, se desprende de su dura piel, aumenta de tamaño y atrae a nuevas presas para alcanzar su próxima fase de crecimiento.

Como adultos, comparten durante el día los húmedos refugios de los anfibios, cazándolos por la noche. En esta etapa cambia su estrategia de caza. Ataca a los anfibios desde atrás, agarrándose en su dorso mientras la víctima intenta librarse de él. En este momento el escarabajo realiza una incisión en el dorso con sus mandíbulas, dejando a la presa paralizada en apenas unos minutos. En unas horas, solo quedarán su cabeza y miembros.

Dado que no corta la médula espinal del anfibio, se cree que el escarabajo daña los músculos insertados en sus patas traseras, evitando que salte y escape.

En definitiva, esta estrategia es poco común. Normalmente, una presa se convierte en depredador cuando aumenta su tamaño en alguna etapa de sus vidas o superan súbitamente en número a sus atacantes. Sin embargo, estos escarabajos son más pequeños que los escarabajos que cazan, están obligados a invertir sus papeles ya que solo comen anfibios y además han evolucionado un comportamiento que atrae a su presa.

El hecho de que las ranas y salamandras no hayan aprendido aún sobre la peligrosidad de la larva Epomis puede deberse a que son escarabajos relativamente escasos, comparados con la gran cantidad de escarabajos de tierra de los que se alimentan. Por otra parte, dado que solo unas pocas especies de Epomis se han convertido en depredadores, podría ser un comportamiento que hubiera evolucionado como una forma de defensa, cumpliendo el adagio de "La mejor defensa es el ataque".

Fuentes: Not rocket science

Comentarios

Entradas populares de la semana

Pazuzu, el demonio de "El exorcista"

En la película El exorcista (1973), un demonio posee a Regan MacNeil. Ya en el inicio se observa cómo se encuentra una estatuilla inquietante en una excavación del norte de Iraq. Aunque no lo dice, se encuentran en las ruinas de Hatra, capital del imperio parto entre 247 a.C.-226 d.C. Patrimonio de la humanidad por la Unesco desde 1985, fue destruida por el Estado Islámico en el 2015.
Además de la estatuilla, allí se ve una estatua, no presente en la realidad, de este demonio. De haberlo hecho, los partos la habrían considerado antiquísima, ya que a finales del primer milenio apenas se usaba ya la imagen. Su origen es mucho anterior, del tiempo de los asirios (1813-609 a.C.) y babilonios (1792-539 a.C.).

Para ellos, era un dios demónico hermano de Humbaba e hijo del dios del mal Hanbi. A diferencia de los demonios de la religión cristiana, los demonios mesopotámicos tenían una naturaleza ambigüa. Era el rey demonio de los vientos, presidiendo concretamente el del suroeste. Este vient…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

¿Por qué el café da ganas de cagar?

Sí, lo sé, "cagar" no es un término muy elegante y podría haber escogido multitud de alternativas (Defecar, excretar, evacuar, deponer, así como tantos otros), pero resulta el más reconocible. Al fin y al cabo, ¿quién no se ha hecho esta pregunta con estas mismas palabras? Desde luego, la ciencia la ha contemplado y presentado una respuesta. Es una situación que no todos han experimentados, ni siquiera la totalidad de bebedores de café, pero quien lo ha notado conoce perfectamente la sensación.

Es un fenómeno que no va mucho más allá de lo que sugiere el título: cuando se bebe café, al poco tiempo se produce una sensación que incita a ir al baño. Si lo conoces de primera mano, el trayecto al retrete es tu rutina, parte de tu día a día. Te tomas tu café y sabes que la sensación no tardará en llegar, aunque no sepas por qué.

¿Por qué los gatos tienen 7 o 9 vidas?

A veces los gatos son un misterio. Se dice que los gatos tienen siete vidas, pero en otros países tienen nueve. En principio parece seguir la típica tendencia por la que todo es mejor en otros países y hasta los gatos duran más. Es normal que nos liemos, si nos angustiamos buscándole tres patas. Pero, ¿de dónde viene sus múltiples vidas?