Ir al contenido principal

El sonido de la aurora


Si tienes la suerte de vivir cerca de los polos magnéticos de la Tierra, cuando haya una intensa aurora, sal afuera. Aléjate del ruido, de los coches, perros, televisiones, y escucha atentamente. Si se dan las condiciones adecuadas, escucharás algunos ruidos extraños.

Los testigos dicen que es como un ruido estático de radio, el crujido de la hierba y hojas secas al pasar un animal pequeño o al sonido al arrugar papel de celofán. El folclore inuit dice que es el sonido de los espíritus de los muertos, ya sea jugando o intentando comunicarse. Es el sonido de la aurora y se desconoce qué lo provoca, ya que hay más anécdotas que grabaciones.


Las auroras se producen cuando el viento solar interactúa con el campo magnético terrestre y la atmósfera. Dado que la aurora ocurre a al menos 60 kilómetros de altura, el sonido no es producido por la aurora. Incluso si el aire fuera lo suficientemente denso, el sonido se desvanecería antes de llegar al suelo.

Los sonidos no son comunes. Incluso puede pasar que en el mismo lugar, alguien pueda oírlo perfectamente mientras que otro no. Esta inconsistencia hace difícil encontrar la causa subyacente de los sonidos, por lo que existen multitud de teorías. Una de ellas afirma que todo está en la cabeza del observador. Los medios de comunicación modernos nos han acostumbrado a oír sonido junto a las imágenes, por lo que a veces podemos oír sin ningún estímulo. Pero eso no explica las leyendas inuit, o los observadores que lo oían con los ojos vendados o en un recinto cerrado.

Otra teoría, que afirma también que todo está en tu cabeza, dice que se debe a la audición electrofónica. Esto es la estimulación directa de los nervios auditorios por campos electromagnéticos externos. La gente manifiesta escuchar "clicks" y "pops" coincidiendo con los destellos luminosos. La teoría no explica por qué se afecta solo la audición, aunque hay informes de personas que notan raros olores con la aurora.

El sonido puede deberse a  la descarga "cepillo". Según esta teoría, los efectos de la ionización que produce la aurora alcanzan técnicamente el suelo, pero la intensidad a bajas altitudes no es lo suficientemente fuerte para ser visualizado. Esto provoca una acumulación de electricidad estática en los objetos cercanos, que descarga intermitentemente a la atmósfera. Esto produce rayos microscópicos. Si la teoría es cierta, el sonido que se escucha es el producto de miles de rayos microscópicos. El efecto será mayor en objetos largos, finos y secos, como las hojas o el pelo rizado, que son los mejores al eliminar la carga.

De todas las hipótesis, la más posible es la de la transducción electrofónica. Ciertas ondas de radio tienen la misma frecuencia que las ondas de sonido. Los conductores largos y finos, como la hierba, el pelo o la montura de unas gafas, sirven como antena para estas ondas de radio. Cuando estas antenas reciben la señal, vibran y transforman la energía de radio directamente en sonido.

Se han detectado ondas de radio de baja frecuencia en auroras boreales, así como en meteoritos. Vale la pena señalar que suenan igual que los de los meteoritos, e incluso se han grabado.

La transducción electrofónica es similar a los casos donde tras un empaste, la boca se convierte en un receptor de radio AM.

Aún no hay consenso sobre la causa de  los sonidos. Así que, cuando veas una aurora, sal y escucha. Quizás escuches algo inexplicable.

Fuente:Damninteresting

Comentarios

Entradas populares de la semana

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).

Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

¿Por qué en las películas mudas corren tan rápido?

Una constante de las películas mudas, aparte de su constante humor de golpe y porrazo, como el lanzamiento de tartas o la caída por plátano, así como el atado de damiselas en las vías del tren, es la velocidad de los peatones. Hasta la abuela más enferma podía alcanzar velocidades superlumínicas si se lo proponía.

¿Por qué los murciélagos duermen colgados boca abajo?

Los murciélagos no son los únicos mamíferos capaces de desplazarse por el aire, pero sí son los únicos que pueden hacerlo impulsándose con sus alas en vez de planear. Esto es posible gracias a los potentes músculos de sus alas y su ligero cuerpo. Por otra parte, sus patas traseras son débiles, sin embargo, pueden dormir en posición invertida sin riesgo a caerse. Si lo pensamos, aunque no encontremos una razón clara, suponemos que esto debe ser una ventaja evolutiva.

El hombre con la sangre "dorada"

Sus médicos lo llevaron a la frontera. Así era más rápido: si donaba en Suiza, el proceso se enlentecería rellenando papeles y autorizaciones. La enfermera en Annemasse, Francia, podía ver por la bolsa de sangre destinada a París que esta era bastante inusual. Pero cuando leyó los detalles, se le abrieron los ojos. No había duda que era imposible para este hombre estar sentado a su lado, no solo vivo, sino también sano. Thomas sonrió. Muy pocas personas en el mundo sabían que su grupo sanguíneo podía existir. E incluso menos la compartieron. En 50 años, los investigadores solo han encontrado a unas 40 personas en el planeta con el mismo tipo de valiosa sangre en sus venas.