Ir al contenido principal

Mary Bell, la asesina de 10 años (II)



Martin fue visto por última vez a las 3:15 pm , y fue descubierto a las 3:30 tirado en el suelo de una casa tapiada. Tres chicos que buscaban trozos de madera encontraron al niño boca arriba junto a una ventana, con sangre y saliva corriéndole por la mejilla y barbilla. Asustados, llamaron a los obreros que estaban fuera, quienes recordaron haber dado el día anterior unas galletas a Martin. Corrieron hacia las escaleras e intentaron reanimarlo, pero Martin ya estaba muerto.

Uno de los chicos se dio cuenta que Mary Bell y una amiga se acercaban a la casa y pararon directamente bajo la ventana. Mary dijo: "¿Debemos subir?". Mary había traído a Norma para enseñarle que había matado a Martin, pero les dijeron que se fueran.

Entonces fueron a encontrar a la tía de Martin para contarles que había sucedido un accidente, que pensaba que era Martin y que estaba "todo lleno de sangre. Para distraer a la mujer, Mary le dijo: "Te enseñaré donde es".

Lo extraño es que la policía no pudo encontrar signos de violencia. Había un bote de aspirinas cerca, por lo que quizás se las comió todas. No había marcas visibles de estrangulación u otras marcas en el niño, por lo que las autoridades creyeron que su muerte era accidental. No llamaron a la policía judicial.

El comunicado oficial declaró que fue un accidente. Pero la comunidad de Scotswood no podía simplemente olvidarse de esta trágica muerte, por lo que se manifestaron y protestaron contra las condiciones peligrosas de los edificios en ruinas del vecindario.


Mientras tanto, la verdadera amenaza de Scotswood, Mary y Norma, asustaban a la tía de Martin con sus preguntas indiscretas. "Siguieron preguntándome, "¿Echas de menos a Martin?" y "¿Lloras por él?" y "¿June le echa de menos?" y siempre estaban sonriendo. Al final, no pude soportarlo más y les dije que se fueran y no volvieran."

Las chicas también molestaron a June Brown, la madre de Martin. Tras escuchar como llamaban a la puerta, June la abrió para encontrar allí a Mary. "Mary sonrió y pidió ver a Martin. Le dije: "No, cariño, Martin está muerto." Se dio la vuelta y dijo: "Oh, sabía que estaba muerto. Solo quería verle en su ataúd," y aún estaba sonriendo. Me dejó sin palabras que una niña tan joven quisiera ver a un bebé muerto y le golpeé con la puerta en las narices."

El siniestro comportamiento de Mary no era exclusivo de la familia de Martin. El domingo, tras la muerte de Martin, Mary celebró su undécimo cumpleaños tratando de estrangular a la hermana pequeña de Norma Bell. Por suerte, el padre de Norma la vio.

Pero aún no había acabado todo. La mañana siguiente el personal de la guardería Woodlands Crescent hizo un escalofriante descubrimiento.

La mañana del lunes 27 de mayo, los profesores de la guardería Woodlands Crescent, al final de la Whitehouse Road, la encontraron saqueada. El material escolar estaba esparcido descuidadamente, y habían salpicado el suelo con los materiales de limpieza. Pero el descubrimiento más inquietante fueron las notas garabateadas que decían:

"Yo mato por lo que puedo volver"
"Que os jodan. Nosotros asesinamos. Tengan cuidado. Fanny y Faggot" (Fanny era Norma y Faggot, Mary)
"Nosotros matamos a Martin Brown. Que os jodan bastardos"

La policía se llevó las notas a la comisaría y las archivaron como si fuera una broma de mal gusto. Más tarde, Mary admitiría que ella escribió las notas "por las risas". Dado que no era el primer allanamiento a la guardería, el colegio instaló un sistema de alarmas.

Esa misma mañana, Mary Bell hizo un dibujo en su cuaderno de un niño en la misma posición en la que había sido encontrado Martin Brown, con un bote cerca suya con la palabra "TABLET."  Había un hombre andando hacia el niño. Se leía: "El sábado estaba en la casa, y mi mamá me mandó a preguntar ¿si Norma iría al piso de arriba conmigo? subimos y vinimos a Magrets Road y allí había varios grupos de gente al lado de una casa antigua. Le pregunté qué pasaba. Había un niño acostado y muerto." El cuaderno de Mary no le pareció extraño al profesor, aunque era la única estudiante que había escrito sobre la muerte de Martin.

El viernes de la misma semana, la nueva alarma sonó en la guardería. Mary Bell y Norma Bell fueron cazadas con las manos en la masa, pero negaron haber entrado antes. Liberadas bajo custodia de sus padres, se fijó la fecha para que acudieran al tribunal de menores.

Una semana después, Mary atacó a Norma cerca del arenero de la guardería. Un chico vio a Mary arañar a su amiga y darle una patada en el ojo, pero simplemente se rió cuando escuchó a Mary gritar "¡Soy una asesina!". Apuntó a la dirección de la casa donde habían encontrado a Martin Brown y dijo: "Esa casa de allí, esa donde maté..." Dado que Mary era bien conocida por su bravuconería, no tomaron en serio su siniestra fanfarronería.

A finales de julio, antes del asesinato de Brian Howe, Mary visitó la casa de Howe y declaró: "Sé algo sobre Norma que hará que la abandonen de inmediato." Les contó su secreto: "Norma puso sus manos en la garganta del chico. Era Martin Brown. Presionó y él simplemente se dejó caer." Antes de irse, se agarró su propio cuello e hizo un gesto de asfixia. Sería unos días antes de que Mary estrangulara al propio hijo de los Howe. Esa insaciable la necesidad de "mostrar y contar" sus mortales crímenes como si hubieran sido realizados por otro inocente bebé.

La primera noche en su pequeña celda en la comisaría de Newcastle West End, estaban inquietas. "Siguieron gritándose a través de las puertas", dijo uno de las policías que vigilaba a las niñas. La comisaría no estaba acostumbrada a alojar a menores de edad, por lo que tuvieron que establecer las disposiciones lo mejor que pudieron. "Finalmente les dijimos que se callaran. Hubo un momento en el que escuché a Mary gritar enfadada sobre su madre." Mary siempre había mojado la cama, y tenía miedo a ir a dormir, ya que podría ensuciar la cama. En su casa, la madre de Mary la humillaba severamente cuando mojaba la cama, frotándole la cara en la orina, dijo Mary años después. Entonces colgaba el colchón fuera para que lo viera todo el vecindario.

Durante el encarcelamiento, las guardas empezaron a conocer mejor a Mary, describiéndola como confiada, inteligente y  "descarada". Algunos comentarios habituales de Mary sorprenderían a las policías, pero otras la veían como una pequeña niña asustada que no comprendía la magnitud de sus acciones.

A mitad de la noche, Mary se sentaría con la espalda muy recta. La hostilidad de Mary tenía una cualidad casi ingenua: mientras aferraba con fuerza a un gato callejero por el cuello, un guarda le dijo que no le hiciera daño. Mary respondió: "Oh, él no siente eso, y de cualquier manera, me gusta dañar cosas pequeñas que no pueden defenderse." En otro incidente, una policía contó que Mary le dijo que quería ser enfermera "porque entonces podría clavar agujas en la gente. Me gusta dañar a la gente."

Ella no diría nada sobre si sus padres eran de alguna manera responsables del comportamiento. Se le había enseñado a quedarse callada, especialmente alrededor de las figuras autoritarias. Su padre, Billy Bell, había vivido con la familia, pero a los niños (Mary y sus hermano y hermana pequeños) se les enseñó a llamarle siempre "tío" para que su madre pudiera obtener la ayuda del gobierno. Billy Bell era un ladrón y su madre, Betty Bell, una prostituta que había solía estar ausente en el "negocio" en Glasgow. Dada sus oscuras vocaciones, las autoridades de la asistencia social de Newcastle conocían muy poco sobre la familia de Mary. Un detective que visitó el hogar de Mary lo describió como si "no se sintiera un hogar, solo un caparazón. Muy peculiar...la única vida que sentía era un gran perro ladrando."

¿Esto tenía la culpa de que los psicólogos la diagnosticaran como "psicópata"? Si hubiera roto su silencio y hablara sobre su abusiva vida en su casa, ¿se habría ganado un análisis más favorecedor? "He visto muchos niños psicópatas", dice el Dr. Norton, el primero en verla durante su encarcelamiento. "Pero nunca vi a ninguno como a Mary: tan inteligente, tan manipulador, o tan peligroso." Durante el juicio por asesinato, el comportamiento de Mary no le serviría para cosechar simpatías.

Mary Bell y Norma Bell fueron llevadas a juicio por el asesinato de Martin Brown y Brian Howe en el Newcastle Assizes Moothall el 5 de diciembre de 1968. El juicio duraría nueve días. La atención mediática, aunque suave comparada con el sensacionalismo de hoy en día, fue generando un interés creciente conforme progresaba el juicio. Al final la prensa estaba en todas partes. A pesar de hacer el juicio menos amenazador para los niños, tanto Norma como Mary estaban desconcertadas. Mary parecía estar más atenta, pero después admitiría que todo estaba "borroso".

El fiscal Rudolph Lyons abrió el juicio sugiriendo que quienquiera que matara a Brian Howe también mató a Martin Brown. Lyons relató metódicamente el comportamiento sospechoso de ambas chicas en el escenario de la muerte de Martin, como azotaban a la familia en luto con preguntas morbosas, y como atacaron la guardería el día siguiente, dejando notas que constituían una confesión. Para Norma, esas notas eran las que más dañaban su inocencia. El estudio grafológico verificó que Norma había escrito la nota de "Yo mato por lo que puedo volver". Si Norma era totalmente inocente, ¿por qué participaría en esos garabatos horribles?

Lyons preguntó cómo podía saber Mary que Martin había sido asfixiado. No era de conocimiento público, aún así demostró a la familia Howe como fue estrangulado Martin. Las muestras forenses también implicaban a Mary. Se descubrieron en ambos cuerpos las fibras grises de uno de los trajes de sus vestidos de lana. Las fibras granate de la falda de Norma se encontraron en los zapatos de Brian. Aunque no había dudas sobre la culpabilidad de Norma, la mayoría consideraba culpable a Mary. Según Gitta Sereny, quien estuvo en el juicio, la cuestión en juego era si Mary era una pequeña niña enferma o un monstruo, una "mala semilla".

La presencia de la familia de Mary en el juicio no ayudó. Su madre Betty Bell interrumpía constantemente con sus lloros y lamentos, incluso su larga peluca rubia se le caía de la cabeza. Como un personaje mal interpretado en una telenovela espeluznante, salió del juicio solo para aparecer dramáticamente momentos después. Su padre Billy Bell se sentaba callado, ignorando el espectáculo de su esposa. Los espectadores del tribunal, escribió Sereny, estaban "mirándola con una especie de curiosidad horrorizada." Para ser una niña pequeña tan "manipuladora" y "sagaz", Mary no sabía atraer simpatías.

Fuente: Crime library

Comentarios

  1. Muy buen trabajo esto me mantuvo informada SIMPLEMENTE EXCELENTE

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de la semana

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

El infructuoso debate entre cristianos, musulmanes y budistas

En el siglo XIII, el monje nestoriano túrquico/mongol Rabban Bar Sauma sirvió como embajador del imperio mongol occidental al papa católico romano. Bar Sauma debatía con los cardinales cristianos en Roma. Simultáneamente, el monje franciscano Rubruquis, originario del borde occidental de Eurasia, viajaba con cartas del rey francés a la capital mongola en Eurasia central. Rubruquis debatió con budistas y musulmanes en la corte del gran kan. Ambos experimentaron la infructuosidad del debate religioso.

¿Por qué los murciélagos duermen colgados boca abajo?

Los murciélagos no son los únicos mamíferos capaces de desplazarse por el aire, pero sí son los únicos que pueden hacerlo impulsándose con sus alas en vez de planear. Esto es posible gracias a los potentes músculos de sus alas y su ligero cuerpo. Por otra parte, sus patas traseras son débiles, sin embargo, pueden dormir en posición invertida sin riesgo a caerse. Si lo pensamos, aunque no encontremos una razón clara, suponemos que esto debe ser una ventaja evolutiva.

Armas de materiales exóticos

El concepto de las armas cuerpo a cuerpo nos trae las imágenes de espadas, mazas y hachas, entre otras, fabricadas en diferentes metales o, si nos remontamos lo suficiente en el tiempo, de sílex o piedra. Salvo en algunas excepciones, como el látigo, los bastones o las tonfas, la zona contundente o cortante siempre era de metal, pero, como es habitual, esta entrada no existiría si no existiera un "sin embargo" a la premisa inicial.