Ir al contenido principal

El hombre que se levantó de su tumba y viajó 320 km en busca de venganza

 
El cine nos ha dado muchos tipos duros como Rambo, John McClane o Chuck Norris (interpretándose a sí mismo). No obstante, como se dice infinidad de veces, la realidad supera a la ficción. Sirva de ejemplo el Oeste Americano donde no solo había vaqueros, como el interpretado por el eternamente sonriente Clint Eastwood, sino también los llamados "mountain man", exploradores y tramperos que vivían en las tierras salvajes.

Uno de ellos, Hugh Glass, que convivió con los indios Pawnee y fue pirata junto con Jean Lafitte, se ganó a pulso el título de tipo duro. Como muchos otros "mountain man", se beneficiaba del lucrativo negocio de la venta de pieles. Con este mismo objetivo participó en la expedición de 1822 del general William Henry Ashley y su socio Andrew Henry, a quienes se les conocería como los "Cien de Ashley".


En la expedición, fue sorprendido en el río Grand en Dakota del Sur por una osa grizzly y su pareja de oseznos. Esta le quitó el rifle y le atacó, dejando a Hugh solo con el cuchillo para defenderse. Al final, consiguió matarla gracias a sus dos compañeros. Sin embargo, él se encontraba en tan mal estado que Henry le pidió a estos compañeros que esperaran a que muriera, lo enterraran y luego los alcanzaran. Pero a Hugh no le acompañó la suerte, ya que fueron atacados por un grupo de indios arikara y lo dejaron solo, sin armas ni comida. Estos informaron a Henry que Hugh había muerto.
Hugh defendiéndose de la osa, o bailando un tango con ella, según se interprete.

Solo, con la pierna rota y lleno de heridas, Hugh no se rindió y salió de su tumba. Para sobrevivir, se recolocó la pierna y se la envolvió con la piel de oso con la que le cubrieron. También se acostó sobre un tronco putrefacto para que los gusanos devoraran la carne muerta de las heridas de su espalda. De esta manera, en un territorio hostil en el que podía ser atacado tanto por los indios como por los animales salvajes, se dirigió arrastrándose hacia el punto más cercano donde hubiera civilización.

Trayecto de 320 km

Para evitar a los indios, en vez de seguir el río Grand, se dirigió al río Cheyenne en un viaje de 6 semanas. En el camino, se alimentó de bayas, raíces y del cadáver de un búfalo del que previamente se habían alimentado dos lobos. Ya en el río Cheyenne, se construyó una balsa a partir de un gran árbol caído, guiándose por él gracias al Thunder Butte. Se encontró a unos nativos amistosos que le cosieron la piel de oso a la espalda para cubrir las heridas y le proporcionaron armas y comida. Finalmente, llegó a Fort Kiowa en el río Missouri, a 320 km del punto inicial.


Su única motivación para sobrevivir era cumplir su venganza, por lo que tras la larga recuperación, fue en búsqueda de sus dos compañeros. Aunque tenía la intención de matarlos, no cumplió su objetivo con el primero de ellos ya que solo tenía 17 años cuando lo abandonó y se vio influenciado por el otro compañero. Cuando fue a matar a este, descubrió que se había unido al ejercito de los EEUU y no podía hacer nada porque la pena por el asesinato de un soldado era la muerte.

10 años después de esa expedición, se embarcaría en una última con el mismo propósito, siendo asesinado por los arikaras.

Edito: Añado, ya que esta entrada se publicó dos años antes, que la película El renacido (2015) de Alejandro González Iñárritu y protagonizada por Leonardo Dicaprio se inspira en el mismo Hugh Glass del que se habla en aquí.

Fuente: Badass o the week, Wikipedia, Cheaper than dirt

Comentarios

Entradas populares de la semana

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).

Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

¿Por qué en las películas mudas corren tan rápido?

Una constante de las películas mudas, aparte de su constante humor de golpe y porrazo, como el lanzamiento de tartas o la caída por plátano, así como el atado de damiselas en las vías del tren, es la velocidad de los peatones. Hasta la abuela más enferma podía alcanzar velocidades superlumínicas si se lo proponía.

¿Por qué los murciélagos duermen colgados boca abajo?

Los murciélagos no son los únicos mamíferos capaces de desplazarse por el aire, pero sí son los únicos que pueden hacerlo impulsándose con sus alas en vez de planear. Esto es posible gracias a los potentes músculos de sus alas y su ligero cuerpo. Por otra parte, sus patas traseras son débiles, sin embargo, pueden dormir en posición invertida sin riesgo a caerse. Si lo pensamos, aunque no encontremos una razón clara, suponemos que esto debe ser una ventaja evolutiva.

El hombre con la sangre "dorada"

Sus médicos lo llevaron a la frontera. Así era más rápido: si donaba en Suiza, el proceso se enlentecería rellenando papeles y autorizaciones. La enfermera en Annemasse, Francia, podía ver por la bolsa de sangre destinada a París que esta era bastante inusual. Pero cuando leyó los detalles, se le abrieron los ojos. No había duda que era imposible para este hombre estar sentado a su lado, no solo vivo, sino también sano. Thomas sonrió. Muy pocas personas en el mundo sabían que su grupo sanguíneo podía existir. E incluso menos la compartieron. En 50 años, los investigadores solo han encontrado a unas 40 personas en el planeta con el mismo tipo de valiosa sangre en sus venas.