Ir al contenido principal

La montaña rusa diseñada para matar a sus pasajeros

Las montañas rusas son a los parques de atracciones lo que los rascacielos a las grandes ciudades. Todos quieren que la suya sea más grande que la del vecino. Así se construyen montañas rusas que superan los límites de lo que se creía posible. Cada una destaca en una categoría: la más larga, la más alta, la de mayor caída, mayor velocidad, número de inversiones, etc. A pesar de todo, el concepto básico sigue siendo el mismo.

Jolijonas Urbonas incorporó a su diseño de montaña rusa algo que los parques de atracciones, cegados por la inmoral rentabilidad, no quisieron añadir: una máquina de eutanasia. Urbonas, doctorando del Royal College of Art de Londres quien había trabajado en un parque de atracciones, diseñó el Euthanasia Coaster. Se trata de una montaña rusa que usa la fuerza G producida a causa de la aceleración del vagón para acabar con las vidas de sus pasajeros "con elegancia y euforia".
En primer lugar, sin tener este detalle en cuenta, batiría varios récords: altura, caída, longitud y velocidad. Llevaría a 24 pasajeros a 510 metros de altura. Cuando llegasen a la cima, caerían a 360 km/h, situándose en apenas 5 segundos a 10 metros del suelo. Inmediatamente, durante un minuto, entrarían en las siete inversiones, cada una más pequeña que la anterior para mantener una fuerza de 10 G sobre los pasajeros mientras el vagón pierde velocidad. Acto seguido, giraría bruscamente a la derecha para volver al comienzo, donde sustituirían a los cadáveres con los futuros fiambres.

10 G no es la mayor fuerza que ha soportado un ser humano, aunque sigue doblando la fuerza ejercida por las montañas rusas existentes. El problema reside en su aplicación constante durante todo un minuto, que provoca que la sangre no llegue al cerebro y todos mueran por hipoxia cerebral, es decir, falta de oxígeno en el cerebro. Antes de morir, los pasajeros percibirían como dejarían de ver el color a experimentar una visión de túnel para terminar con la visión negra. Finalmente, perderían la conciencia y morirían. Las siete inversiones son son un seguro contra los participantes más resistentes.

Como dice su autor, además de la euforia, serviría como medio para actuar contra la superpoblación. Sería la primera montaña rusa que serviría a la humanidad reduciendo la población para evitar el aumento de mortalidad debido al exceso de esta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

El hombre globo que no podía defecar

Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses. exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.