Ir al contenido principal

¿De dónde vienen las XXX del alcohol?

En los dibujos animados, cuando se mostraba alcohol solía ser común que en la etiqueta mostrara varias X, normalmente tres. Lejos de lo que pueda parecer, fue una marca usada realmente. Hay varias explicaciones sobre su origen. Una de ellas afirma que en los monasterios y abadías, las equis eran un símbolo usado como garantía de calidad para las cervezas más fuertes.



En el tratado publicado en Londres en 1829, The Art of Brewing, decía que los impuestos especiales implantados por primera vez en 1643 distinguieron la cerveza con poco alcohol de aquella que tenía más cantidad. Todas las cervezas que se vendían a 10 o más chelines se consideraban fuertes y, por lo tanto, pagaban más impuestos. Esta cerveza se marcaba con una X que significaba 10. A partir de ahí aprovecharon para marcar como reclamo las cervezas más fuertes como XX y XXX. Para mediados del siglo XIX, las equis se usaron en Inglaterra como un sistema estandarizado de graduación que alcanzaba las 6 equis.

No obstante, aunque el origen de la marca pueda estar ahí, siempre suele aparecer en una botella marrón y ancha con la que se suele representar a los hillbillies de los Estados Unidos. En este caso indicaba que la botella tenía licor destilado ilegalmente. Cada equis indicaba las veces que se había destilado en el alambique, convirtiéndose casi en alcohol puro al hacerlo por tercera vez.

Por entonces, usaban tan solo una olla con puré de patatas y un condensador para recuperar el vapor de donde se obtenía el alcohol al enfriarse. Las patatas fermentadas tienen un 5-10% de alcohol por volumen. Al usar el alambique, se obtiene  un 30-40% de alcohol, siendo el resto agua. Como permanecen algunos sabores desagradables de las patatas, se repetía el proceso con lo obtenido alcanzando unos 60-70% de alcohol por volumen. Hacerlo una tercera vez superaba el 80%.

Fuentes: Beer: Health and nutrition, The Art of Brewing, Moonshine heritage

Comentarios

Entradas populares de este blog

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

El hombre globo que no podía defecar

Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses. exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.