Ir al contenido principal

¿La vitamina C es buena para el resfriado?

Cada invierno, cuando se nota el frío, una de las recomendaciones más comunes es tomar vitamina C para evitar el resfriado. Lo normal es tomar zumo de naranjas, la fuente de vitamina C por excelencia. No porque sea la que más tenga, sino porque es la más conocida. Es curioso que se anime a tomarlo rápido para que no pierda las vitaminas, lo que es un mito. Esta es una recomendación que se recuerda todos los años como una tradición. Quizás porque es fácil de seguir y no requiere mucho esfuerzo, además de que si te gustan las naranjas, tienes una excusa para comértelas. ¿Pero qué tiene de cierto? ¿Sirve para prevenir o también es útil para cuando ya estás resfriado?

¿Qué es la vitamina C?

La vitamina C o ácido ascórbico es un nutriente esencial en mamíferos. Generalmente todos los organismos pueden sintetizarla, a excepción de los humanos que necesitan consumirla en el alimento. Entre sus funciones, la más conocida es quizás la prevención del escorbuto. Esto se debe a que la vitamina C interviene en la formación de colágeno, que es componente fundamental de la matriz extracelular de muchos tejidos. Esta matriz extracelular actúa como un relleno entre las células y le da las propiedades al tejido. Cuando el colágeno no se forma bien, el tejido pierde sus propiedades.

Además, la vitamina C ayuda a la absorción de hierro de alimentos vegetales y al sistema inmune, entre otras muchas funciones.

¿Qué es el resfriado común?

Todos sabemos como se desarrolla un resfriado común o catarro, aunque muchas veces no se sepa diferenciar de la gripe (normalmente creyendo que es esta última cuando no es más que un resfriado). Cuando la sufrimos, aumenta la mucosidad nasal, nos duele la garganta, se tose, nos sentimos aletargados y con malestar, y a veces, tenemos dolor de cabeza, fiebre y ojos enrojecidos. Hay hasta 200 virus que pueden causarlo, pero el más común es el rinovirus, que actúa en el 30-50% de afectados. En los casos estudiados, en un tercio de las personas con síntomas de resfriado la etiología es indefinida. Además, otros virus como la varicela o la rubéola pueden dar los mismos síntomas.

Origen como prevención del resfriado


En 1969, el Nobel de química y de la paz, Linus Pauling concluyó a partir de un ensayo con control placebo que la administración de altas dosis de vitamina C aliviaba y prevenía el resfriado común. En 1970 escribió el libro La vitamina C y el resfriado común y siguió realizando estudios que reforzaban su declaración. Fue en este libro donde recomendaba tomar 1000 mg diarios de vitamina C para reducir en un 45% la incidencia de resfriados, mientras que advertía que habría personas que necesitarían más. Desde entonces, esta recomendación se ha seguido como un dogma. Sin embargo, han pasado muchos años y se ha podido comprobar la veracidad de la afirmación.

¿Sirve o no?

Ahora bien, repasados los puntos fundamentales vayamos a los resultados. En una revisión de Cochrane sobre el uso de vitamina C para tratar e prevenir el resfriado se puso de manifiesto que no se puede hacer una afirmación de tal calibre, dado que no hay suficientes datos que lo avalen. Aunque parecen decir que la vitamina C si puede tener un efecto beneficioso, no tiene sentido administrar una dosis extra para quien ya ha obtenido la cantidad requerida. Por otra parte, los niños parecen beneficiarse más de ella que los adultos. Es decir, si en nuestra dieta no hay un déficit de vitamina C, bucear en zumo de naranja (o cualquier otro alimento rico en esta vitamina) no nos va a hacer inmune a los resfriados.

Pero no basta saber el efecto, que salvo en déficit, no va a reducir significativamente la duración del resfriado, también qué cantidad de vitamina C solemos manejar normalmente. Así al menos sabremos si la recomendación de Pauling se pasaba o quedaba corta.

En el caso del zumo de naranja, 100 gramos contienen 50 miligramos de vitamina C (recordemos que Pauling recomendaba 1000 mg). La fruta que más vitamina C tiene es el kakadu (Terminalia ferdinandiana) con 3150 mg por cada 100 gramos.

La dosis diaria recomendada de vitamina C varía según la edad, el sexo y el estado. La siguiente lista enumera las cantidades recomendadas:
  • Nacimiento a 6 meses: 40 mg
  • 7-12 meses: 50 mg
  • 1–3 años: 15 mg
  • 2-8 años: 25 mg
  • 9–13 años: 45 mg
  • 14–18 años (chicos): 75 mg
  • 14–18 años (chicas): 65 mg
  • Adultos (hombres): 90 mg
  • Adultos (Mujeres): 75 mg
  • Adolescentes embarazadas: 80 mg
  • Mujeres embarazadas: 85 mg
  • Adolescentes lactantes: 115 mg
  • Mujeres lactantes: 120 mg
La absorción en el intestino delgado de la vitamina C depende de la dosis. Cuanto mayor sea, menos absorbe. Por ejemplo, al tomar 1,25 gramos, el cuerpo solo absorbe un tercio mientras que si la cantidad es menor a 200 mg, se absorbe el 98%. Lo normal en sujetos sanos es que los niveles de absorción ronden entre el 70 y 95%. Además, pasado un límite, el riñón elimina toda la vitamina C sobrante, por lo que no tiene sentido atiborrarse hasta emitir un resplandor naranja.

Podría pensarse que si el cuerpo regula por sí solo la cantidad de vitamina C que se queda, podemos vivir en una eterna sobredosis sin que nos pase nada. Aunque generalmente se podría decir que es así, hay tejidos que pueden almacenar hasta 100 veces los niveles sanguíneos, como las glándulas suprarrenales, el timo, la pituitaria, el cuerpo lúteo (en el ovario) y la retina.

Un consumo excesivo de vitamina C puede ocasionar dolor de barriga, especialmente con el estómago vacío. Otros síntomas pueden ser diarrea, nauseas, vómitos, dolor de cabeza y trastornos del sueño. 

No obstante, ya que el tema de la entrada es el consumo de vitamina C para el resfriado, y como normalmente se toma de las naranjas, debo asegurar que probablemente revientes de tanto comer naranjas antes de que te pase algo por una sobredosis. Es más, tan solo para cumplir la recomendación de Pauling y asumiendo que, mágicamente, toda la vitamina C se absorbe y ninguna se excreta, necesitaríamos comer 20 kilogramos de naranjas diarias. Si una naranja pesa 150 gramos, eso serían 133 naranjas al día.

Una cuestión que podría surgir respecto al tema es el origen de la vitamina C. Habría quien podría decir que no es lo mismo tomar la vitamina C sintética que la natural, argumentando que esta última es mejor, pero los estudios no apoyan esta afirmación. Es más, dicen que es indiferente de dónde procedan.

Por último quería repasar algo básico: ¿tenemos un déficit en de vitamina C en la dieta? En España, entre el año 2000 y 2008 se consumieron entre 124 y 139 mg de vitamina C. Si observamos la lista superior, veremos que el consumo es superior a los niveles recomendados para mujeres lactantes.

Conclusión

Se podría resumir que la vitamina C es buena, en general. Si estás resfriado y tomas vitamina C, llevas una dieta adecuada y no tienes ningún problema de absorción o excreción, no vas a notar ninguna diferencia. Si por la causa que sea tienes un déficit, sí es beneficiosa.

Dado que en la dieta ya tenemos niveles por encima de los recomendados de vitamina C, no hace falta tomar ningún suplemento si no hay necesidad. Más aún cuando el propio cuerpo lo desecha.

Fuentes:

Comentarios

  1. Con el tiempo veo que sólo es un caso de correlación=causalidad, porque las naranjas se recolectan en invierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor, no tiene que ver con la entrada, pero es el comentarista más rápido de estas tierras. Casi acabo de publicarla y ya ha comentado :D.

      Eliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

No se aceptan comentarios incoherentes, en mayúsculas, con correos electrónicos (salvo necesidad) ni spam.

Lo más popular de la semana

Los 16 placeres: la primera obra sexual censurada por el Vaticano

En 1524, Marcantonio Raimondi publicó I Modi (Las maneras), también conocido como Los dieciséis placeresDe omnibus Veneris Schematibus, donde mostraba 16 grabados de posturas eróticas basadas en las pinturas de encargadas a Giulio Romano por Federico II Gonzaga para el nuevo Palacio del Té en Mantua. Sin embargo, el Vaticano no vio con buenos ojos su publicación, por lo que el papa Clemente VII ordenó encarcelar a Marcantonio y destruir todas las copias de su obra.

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal, una enfermedad o un medicamento, como el latanoprost. La enfermedad puede ser una  ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario, entre otros.

Entrevista entre Shigeru Miyamoto y Hayao Miyazaki (1992)

En junio de 1992, Family Computer Magazine (Fami-maga) publicó una charla entre el diseñador y productor de videojuegos de Nintendo Shigeru Miyamoto y el fundador de Studio Ghibli y director de cine de animación Hayao Miyazaki. Esta charla ocurrió durante la finalización de la producción de Porco Rosso, que se estrenaría en Japón el 18 de julio de ese año. Desgraciadamente, la discusión no traspasó las fronteras japonesas y, con el fin de Fami-manga debido a la popularización de su competidora Famitsū, tuvo pocas posibilidades de resurgir.

La crítica de George Orwell del Mein Kampf

En marzo de 1940, 5 y 9 años antes, respectivamente, de sus obras más famosas, Rebelión en la granja (1945) y 1984 (1949), George Orwell publicó una crítica al Mein Kampf (1925) de Adolf Hitler. En ella, analiza la figura del führer y sus ambiciones. Sin más, les dejo con la traducción integra de la crítica.

La homosexualidad en los pueblos azteca y mesoamericanos

Hoy en día la homosexualidad es un tema que despierta una gran disparidad de opiniones. El pasado no fue distinto, con diversas actitudes según la época y lugar. Teniendo en cuenta que los aztecas o mexicas y otros pueblos mesoamericanos vivieron aislados de las culturas del viejo mundo, ¿eran sus posturas más abiertas hacia la homosexualidad, aún más duras o variadas según el ámbito?

Antes de repasar los textos conservados, tenemos tener en cuenta que nuestros conocimientos sobre los pueblos precolombinos están limitados por el enfoque de los textos que han llegado a nuestros días. No es sencillo determinar hasta que punto están influenciados por el cristianismo. Por otra parte, otra dificultad radica en tratar de encontrar nuestra concepción actual de la homosexualidad en fuentes de hace cinco siglos de una cultura distinta a la nuestra.
Perspectiva española Dicho esto, tenemos varias perspectivas. Los españoles proporcionan los pasajes más concisos, siendo suyos los primeros testi…

La respuesta de J. R. R. Tolkien a la Alemania nazi

Joseph Goebbels fue proclamado ministro para la ilustración pública y propaganda en 1933, organizando un equipo de reguladores que supervisaría el trabajo de los artistas judíos en el cine, teatro, música, bellas artes, literatura, la radio y la prensa. Básicamente, eliminaba la participación judía en las principales actividades culturales alemanas requiriendoles una licencia.Para eliminar de Alemania cualquier cultura que no tuviera un origen ario, es cuestionaron a los artistas en el extranjero.

En 1938, el autor inglés J. R. R. Tolkien y su editor británico Stanley Unwin comenzaron las negociaciones con Rütten & Loening, una editorial berlinesa, sobre una traducción alemana de su reciente novela El hobbit.

Tolkien contó en privado a Unwin que odiaba la "doctrina de la raza" nazi por ser "totalmente perniciosa y no científica", añadiendo que tenía muchos amigos judíos y consideraba abandonar la idea de una traducción alemana. La editorial alemana le envió un…

¿Por qué los gatos tienen 7 o 9 vidas?

A veces los gatos son un misterio. Se dice que los gatos tienen siete vidas, pero en otros países tienen nueve. En principio parece seguir la típica tendencia por la que todo es mejor en otros países y hasta los gatos duran más. Es normal que nos liemos, si nos angustiamos buscándole tres patas. Pero, ¿de dónde viene sus múltiples vidas?