Ir al contenido principal

¿La vitamina C es buena para el resfriado?

Cada invierno, cuando se nota el frío, una de las recomendaciones más comunes es tomar vitamina C para evitar el resfriado. Lo normal es tomar zumo de naranjas, la fuente de vitamina C por excelencia. No porque sea la que más tenga, sino porque es la más conocida. Es curioso que se anime a tomarlo rápido para que no pierda las vitaminas, lo que es un mito. Esta es una recomendación que se recuerda todos los años como una tradición. Quizás porque es fácil de seguir y no requiere mucho esfuerzo, además de que si te gustan las naranjas, tienes una excusa para comértelas. ¿Pero qué tiene de cierto? ¿Sirve para prevenir o también es útil para cuando ya estás resfriado?

¿Qué es la vitamina C?

La vitamina C o ácido ascórbico es un nutriente esencial en mamíferos. Generalmente todos los organismos pueden sintetizarla, a excepción de los humanos que necesitan consumirla en el alimento. Entre sus funciones, la más conocida es quizás la prevención del escorbuto. Esto se debe a que la vitamina C interviene en la formación de colágeno, que es componente fundamental de la matriz extracelular de muchos tejidos. Esta matriz extracelular actúa como un relleno entre las células y le da las propiedades al tejido. Cuando el colágeno no se forma bien, el tejido pierde sus propiedades.

Además, la vitamina C ayuda a la absorción de hierro de alimentos vegetales y al sistema inmune, entre otras muchas funciones.

¿Qué es el resfriado común?

Todos sabemos como se desarrolla un resfriado común o catarro, aunque muchas veces no se sepa diferenciar de la gripe (normalmente creyendo que es esta última cuando no es más que un resfriado). Cuando la sufrimos, aumenta la mucosidad nasal, nos duele la garganta, se tose, nos sentimos aletargados y con malestar, y a veces, tenemos dolor de cabeza, fiebre y ojos enrojecidos. Hay hasta 200 virus que pueden causarlo, pero el más común es el rinovirus, que actúa en el 30-50% de afectados. En los casos estudiados, en un tercio de las personas con síntomas de resfriado la etiología es indefinida. Además, otros virus como la varicela o la rubéola pueden dar los mismos síntomas.

Origen como prevención del resfriado


En 1969, el Nobel de química y de la paz, Linus Pauling concluyó a partir de un ensayo con control placebo que la administración de altas dosis de vitamina C aliviaba y prevenía el resfriado común. En 1970 escribió el libro La vitamina C y el resfriado común y siguió realizando estudios que reforzaban su declaración. Fue en este libro donde recomendaba tomar 1000 mg diarios de vitamina C para reducir en un 45% la incidencia de resfriados, mientras que advertía que habría personas que necesitarían más. Desde entonces, esta recomendación se ha seguido como un dogma. Sin embargo, han pasado muchos años y se ha podido comprobar la veracidad de la afirmación.

¿Sirve o no?

Ahora bien, repasados los puntos fundamentales vayamos a los resultados. En una revisión de Cochrane sobre el uso de vitamina C para tratar e prevenir el resfriado se puso de manifiesto que no se puede hacer una afirmación de tal calibre, dado que no hay suficientes datos que lo avalen. Aunque parecen decir que la vitamina C si puede tener un efecto beneficioso, no tiene sentido administrar una dosis extra para quien ya ha obtenido la cantidad requerida. Por otra parte, los niños parecen beneficiarse más de ella que los adultos. Es decir, si en nuestra dieta no hay un déficit de vitamina C, bucear en zumo de naranja (o cualquier otro alimento rico en esta vitamina) no nos va a hacer inmune a los resfriados.

Pero no basta saber el efecto, que salvo en déficit, no va a reducir significativamente la duración del resfriado, también qué cantidad de vitamina C solemos manejar normalmente. Así al menos sabremos si la recomendación de Pauling se pasaba o quedaba corta.

En el caso del zumo de naranja, 100 gramos contienen 50 miligramos de vitamina C (recordemos que Pauling recomendaba 1000 mg). La fruta que más vitamina C tiene es el kakadu (Terminalia ferdinandiana) con 3150 mg por cada 100 gramos.

La dosis diaria recomendada de vitamina C varía según la edad, el sexo y el estado. La siguiente lista enumera las cantidades recomendadas:
  • Nacimiento a 6 meses: 40 mg
  • 7-12 meses: 50 mg
  • 1–3 años: 15 mg
  • 2-8 años: 25 mg
  • 9–13 años: 45 mg
  • 14–18 años (chicos): 75 mg
  • 14–18 años (chicas): 65 mg
  • Adultos (hombres): 90 mg
  • Adultos (Mujeres): 75 mg
  • Adolescentes embarazadas: 80 mg
  • Mujeres embarazadas: 85 mg
  • Adolescentes lactantes: 115 mg
  • Mujeres lactantes: 120 mg
La absorción en el intestino delgado de la vitamina C depende de la dosis. Cuanto mayor sea, menos absorbe. Por ejemplo, al tomar 1,25 gramos, el cuerpo solo absorbe un tercio mientras que si la cantidad es menor a 200 mg, se absorbe el 98%. Lo normal en sujetos sanos es que los niveles de absorción ronden entre el 70 y 95%. Además, pasado un límite, el riñón elimina toda la vitamina C sobrante, por lo que no tiene sentido atiborrarse hasta emitir un resplandor naranja.

Podría pensarse que si el cuerpo regula por sí solo la cantidad de vitamina C que se queda, podemos vivir en una eterna sobredosis sin que nos pase nada. Aunque generalmente se podría decir que es así, hay tejidos que pueden almacenar hasta 100 veces los niveles sanguíneos, como las glándulas suprarrenales, el timo, la pituitaria, el cuerpo lúteo (en el ovario) y la retina.

Un consumo excesivo de vitamina C puede ocasionar dolor de barriga, especialmente con el estómago vacío. Otros síntomas pueden ser diarrea, nauseas, vómitos, dolor de cabeza y trastornos del sueño. 

No obstante, ya que el tema de la entrada es el consumo de vitamina C para el resfriado, y como normalmente se toma de las naranjas, debo asegurar que probablemente revientes de tanto comer naranjas antes de que te pase algo por una sobredosis. Es más, tan solo para cumplir la recomendación de Pauling y asumiendo que, mágicamente, toda la vitamina C se absorbe y ninguna se excreta, necesitaríamos comer 20 kilogramos de naranjas diarias. Si una naranja pesa 150 gramos, eso serían 133 naranjas al día.

Una cuestión que podría surgir respecto al tema es el origen de la vitamina C. Habría quien podría decir que no es lo mismo tomar la vitamina C sintética que la natural, argumentando que esta última es mejor, pero los estudios no apoyan esta afirmación. Es más, dicen que es indiferente de dónde procedan.

Por último quería repasar algo básico: ¿tenemos un déficit en de vitamina C en la dieta? En España, entre el año 2000 y 2008 se consumieron entre 124 y 139 mg de vitamina C. Si observamos la lista superior, veremos que el consumo es superior a los niveles recomendados para mujeres lactantes.

Conclusión

Se podría resumir que la vitamina C es buena, en general. Si estás resfriado y tomas vitamina C, llevas una dieta adecuada y no tienes ningún problema de absorción o excreción, no vas a notar ninguna diferencia. Si por la causa que sea tienes un déficit, sí es beneficiosa.

Dado que en la dieta ya tenemos niveles por encima de los recomendados de vitamina C, no hace falta tomar ningún suplemento si no hay necesidad. Más aún cuando el propio cuerpo lo desecha.

Fuentes:

Comentarios

  1. Con el tiempo veo que sólo es un caso de correlación=causalidad, porque las naranjas se recolectan en invierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor, no tiene que ver con la entrada, pero es el comentarista más rápido de estas tierras. Casi acabo de publicarla y ya ha comentado :D.

      Eliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de la semana

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

El insecto más venenoso del mundo

Ha pasado más de un año desde la última entrada sobre hormigas, donde empezaba recopilando las entradas anteriores de este animal para añadir otra especie más. Entonces me dejé fuera otras entradas de hormigas, como las de la hormiga Drácula. Hoy añado otra especie a la lista: la Pogonomyrmex maricopa.

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).

Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.



Leer más...

1.¿Los persas pueden correr por las paredes como el príncipe de persia?
Si claro y de donde crees tomaron la idea para el juego pues d ellos
Además dicen que en Persia no hay escaleras, la gente va subiendo por las paredes. Ir allí es todo un espectáculo, hasta las viejas van saltando de una ventana a otra y dando volteretas. Exceptuando a los monjes Shaolin y Naruto, nadie más sabe hacer eso.

2.¿Qué duele más un santo puntazo en los testículos o que tu novia te deje?
Que la novia se vaya. En mi opinión, lo peor es que tu novia te deje y como propina te de una patada en tus partes.

3.¿Por qué sueño que al irme a do…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

La picadura de esta hormiga duele tanto como un disparo

La Paraponera clavata tiene el privilegio de ser el animal que causa la picadura más dolorosa. También la llaman hormiga bala, ya que dicen que su bocado duele tanto como un disparo. Otro de los nombres que la describen perfectamente es el de hormiga 24 horas, ya que es lo que dura el dolor de la picadura.

La hormiga, que se encuentra en Nicaragua y Paraguay, llegan a medir 25 mm y viven en la bases de los árboles. Fue descrita por primera vez por Joseph Charles Bequaert (1886-1982). Se dice que provoca un dolor 30 veces mayor al de una avispa. Quienes lo han sufrido lo describen como "olas de dolor ardiente y pulsátil, que no cesa en 24 horas" o “Puro, intenso, dolor brillante. Similar a caminar sobre brasas ardientes con una aguja de 7 centímetros clavada en tu talón”.

El entomólogo Justin Schmidt creó una escala de dolor que va del 1 al 4, donde clasifica el primer nivel sería la picadura de avispa antes mencionada. Mientras que la hormiga del fuego y la abeja africana t…

¿Por qué los gatos tienen 7 o 9 vidas?

A veces los gatos son un misterio. Se dice que los gatos tienen siete vidas, pero en otros países tienen nueve. En principio parece seguir la típica tendencia por la que todo es mejor en otros países y hasta los gatos duran más. Es normal que nos liemos, si nos angustiamos buscándole tres patas. Pero, ¿de dónde viene sus múltiples vidas?