Ir al contenido principal

¿Qué es una contractura?

Entrada originalmente publicada en Medizona
Posiblemente hayas oído varios nombres para referirse a ellas, como contracturas o nudos, e incluso podrías tener un ligero entendimiento de cómo van, qué lo causa y qué produce. Cuando queremos darle un nombre más técnico los llamamos contracturas musculares, aportándole un "apellido" y señalando dónde se localizan. Así, por ejemplo, decimos que tenemos una contractura muscular en los hombros o las lumbares producida por cargar demasiado el músculo. La explicación nunca precisa más.

Es algo que creo que necesita una explicación clara y para ello hay que ir paso a paso. Si nos interesamos en hacer una búsqueda en una base de datos como Pubmed o ScienceDirect, veremos que usando el término contractura o derivados no encontramos ningún resultado, o al menos uno que se refiera a lo que popularmente se entiende como contractura. Esto se debe a que el nombre que reciben las contracturas en el entorno sanitario son puntos gatillo o trigger, a veces expresados como puntos gatillo miofasciales.

¿Qué son los puntos gatillo?

Es un término acuñado en 1942 por la doctora Janet Travell para describir una zona hiperirritable de la fascia(1)  y/o los músculos esqueléticos en la banda taut(2). Previamente, habían sido "descubiertos" varias veces, siendo el primero Guillaume Baillou en el siglo XVI, pero fue Janet quien identificó las características por las que se identifica en la actualidad. Travell señaló que este punto debía situarse en la fascia o el músculo, descartándose traumas locales agudos, inflamación, neoplasias o infección. A la palpación, se sentiría como un nódulo o banda que se contraería al ser estimulado. Además, el dolor no podía ser explicado por las pruebas neurológicas.

Estos puntos gatillos se pueden clasificar en latentes o activos. Un punto gatillo activo causa dolor en reposo y muestra un dolor referido similar al que se queja el paciente cuando se presiona, dolor local o parestesia (hormigueo). El dolor referido se refiere aquel que se percibe en una zona distinta a donde se origina. Esta es una característica esencial que lo distingue de los puntos dolorosos de la fibromialgia, ya que en esta duele en la misma zona donde se presiona.

En cambio, los puntos gatillos latentes restringen el movimiento o debilitan al músculo. El dolor solo aparece cuando ese punto es presionado.

Además, atendiendo a la localización y el origen atribuido, se pueden clasificar como punto gatillo insercional o punto gatillo miofascial asociado, central, clave, primario, satélite o secundario.

La presencia de dolor crónico en varios de estos puntos gatillo daría lugar al síndrome de dolor miofascial.

Etiología

Puntos gatillo y dolor referido del músculo supraespinoso
Según la revisión que enlazo de Zhuang, podrían haberse identificado tanto desencadenantes como perpetuantes:
  • Los clasificados como desencadenantes son los traumatismos, las microlesiones y sobrecargas, lesiones mecánicas, degeneración de articulaciones y huesos por el envejecimiento, compresiones o inflamaciones no bacterianas de la columna y estrés emocional.
  • Aquellos que se consideran que lo perpetúan son deficiencias endocrinas, metabólicas y/o nutricionales, anemia, infecciones crónicas, desequilibrio biomecánico crónico, malas posturas constantes y un mal ambiente de trabajo.
Explica que las microrroturas ocasionadas por la sobrecarga o el exceso de uso de los músculos podrían empeorar un punto gatillo ya existente aludiendo a la hipótesis de Cenicienta, desarrollada por Hagg en 1988. La hipótesis de Cenicienta hace referencia a las fibras musculares de tipo I o rojas. Estas fibras son las que actúan la mayor parte del tiempo, ya que tardan mucho en fatigarse, siendo idóneas para actividades como mantener la postura. Al iniciar una actividad, estas se reclutan antes que las fibras de tipo II, de más fuerza pero fácilmente fatigables. Si esta acción se mantiene, cuando las fibras de tipo II o blancas estén fatigadas, solo actuarán las de tipo I. Como su fuerza es menor, les es más difícil resistir esa resistencia externa y más proclive a una microlesión.

El estrés y la falta de sueño aumentarían la tensión muscular y disminuirían el umbral doloroso. El envejecimiento degradaría las características físicas del músculo, volviéndolo más vulnerable. El resto de factores, como las deficiencias nutritivas, pueden mantener la actividad de los puntos gatillo.

Identificación

Puntos gatillo y dolor referido del esternocleidomastoideo
Los puntos gatillos se identifican principalmente por la palpación. Primero se localiza la banda taut, es decir, la banda tensa del músculo, presionando de forma perpendicular a la dirección del músculo. Una vez encontrada, se sigue su recorrido para encontrar una zona de dolor intenso y dureza. En un espasmo muscular, aumenta el tono neuromuscular del músculo al completo debido a una actividad iniciada por el nervio. Pero la banda taut es una contractura localizada dentro del propio músculo iniciada sin la activación de la placa motora, es decir la orden de contracción no llegó por el nervio.

Además de la palpación, también se usa la electromiografía de superficie para encontrarlos. En el examen, además de reproducir el dolor, se muestra una respuesta de contracción nerviosa local (LTR por sus siglas en inglés). Estas LTR son reflejos espinales que parecen únicos de los puntos gatillo, caracterizados por la contracción súbita de fibras musculares en la banda taut cuando esta es palpada o punzada. Estas contracciones son visibles, además de perceptibles electromiográficamente o con el ultrasonido diagnóstico.

Tratamiento

El abordaje usado contra los puntos gatillos es variado. Se usan técnicas manuales, masoterapia, spray(3) y estiramiento, punción seca, punción húmeda, terapia con inyecciones, todas dentro del ámbito de la fisioterapia. También pueden ser recomendados medicamentos como paracetamol o relajantes musculares. Para prevenir la recurrencia, una vez eliminado el dolor, pueden recomendarse ejercicios enfocados a aumentar la flexibilidad y resistencia muscular.

Críticas

Los conceptos en torno a la interpretación de los puntos gatillo es objeto de polémica. Una crítica se dirige a los diagramas que indican la localización típica de los puntos gatillo y las zonas de dolor referido, debido a que se dice que están dispuestos arbitrariamente, sin una norma común. Otro objetivo de la crítica son los puntos gatillo latentes, activables por una miríada de factores tanto internos como externos. A esto se añade la problemática del razonamiento circular, en la que los puntos gatillo producen dolor miofascial porque los músculos doloridos los contienen.

Estando cegados, la palpación como diagnóstico es insuficiente para localizarlos. Aunque se han detectado alteraciones en los tejidos en cadáveres, se desconoce la importancia clínica de los descubrimientos en la palpación. También se han observado alteraciones bioquímicas consistente con la inflamación por daño tisular o una función nerviosa periférica alterada.

De momento, aunque parece que la actividad eléctrica espontánea sigue siendo una característica de los puntos gatillo, su diagnóstico sigue sin ser lo suficientemente fiable para distinguirlo de otros elementos. Usando ecografías, o los músculos afectados no se distinguían de los normales o los autores no aportaban suficientes datos.

Las explicaciones sobre su origen, incluyendo los daños por contracciones isométricas de bajo nivel o la liberación en exceso de acetilcolina en las placas motoras, que provocaba la compresión de capilares e isquemia, tampoco parecen estar acertadas.

La evaluación de algunos de los tratamientos, como las punciones, tenía fallos de diseño y/o resultados insuficientes. Además, su eficacia atribuida podría deberse a que no se aplican de forma aislada, sino con terapias manuales, ejercicios en el domicilio y estiramientos.

Debido a los puntos citados, hacen falta unas normas diagnósticas comunes y precisas que permitan identificarlos así como una patogénesis reconocida generalmente. De no hacerlo, seguirán conviviendo distintas hipótesis sin confirmar (o refutadas) y tampoco se podrán reconocer de forma unánime. Sin una correcta identificación y comprensión, solo existirán trabas para llegar a un tratamiento eficaz.

Notas

(1) La fascia es un tejido que envuelve órganos y estructuras, en este caso los músculos. Habitualmente se compara con el pellejo de una naranja que rodea los gajos.
(2) La banda taut es el grupo de fibras tensas que va desde el punto gatillo hasta la inserción muscular.
(3) Normalmente cloroetano, conocido como cloruro de etilo, aunque hay alternativas como el fluorometano.

Fuentes

Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

¿Cómo combatir los pedos en los aviones?

Los aviones comerciales pueden transportar entre 300 y 550 pasajeros como máximo, mientras que sus vuelos pueden prolongarse hasta 18 horas y media. Dado que los aviones solo pueden presurizar sus cabinas hasta los 565 mmHg, equivalente a unos 2400 metros de altura, y que casi la mitad del aire del avión recircula, no se puede evitar ni emitir ni oler las ventosidades. Entonces, ¿cómo evitar las indeseables ventosidades? Para empezar, los pasajeros se enfrentan a varias complicaciones. La comida, como las judías y los alimentos altos en fibra, puede favorecer la producción de gases, pero con la disminución de la altitud disminuye la presión atmosférica, facilitando aún más su producción y emisión. Además el aislamiento acústico enmudece el sonido exterior, que en este caso sería un gran aliado contra los pedos sonoros. Como intentó una mujer en el 2006 en un vuelo de Washington a Dallas, podrían quemarse con fuego, pero no es nada práctico, especialmente en pleno vuelo. Contenerse pue

Las constelaciones y cuerpos celestes del firmamento maya

"El Caracol", el observatorio de Chichén Itzá en 1932. Una vez más volvemos a mirar al cielo desde los ojos de nuestros antepasados. Esta entrada estará dedicada al firmamento maya, una de las civilizaciones mesoamericanas precolombinas más conocidas. Los pueblos necesitaban conocer las estrellas para guiarse en la navegación, el calendario de cosechas, de festividades y político. Los mayas no eran ajenos a esto, como tampoco lo eran, como vimos en el pasado, los aztecas y los incas . Para los mayas, las estrellas eran fuegos que servían para iluminar el camino durante la noche. Los mayores "fuegos" de las constelaciones organizan su disposición en el cielo. Las almas se convertían en ellas al morir. Quizás por ello soñar con ellas indicaba un destino funesto. Los mayas observaban las estrellas antes del amanecer. Los tsotsil se referían a ellas como k’analetik ("las amarillas"), situándolas en un nivel superior al cielo sobre las nubes, pero in