Ir al contenido principal

¿Por qué muchos deportistas suelen tener una báscula anterior de pelvis?

Kathryn Howard (Wikimedia)
Al ver imágenes como la superior, la pregunta que titula la entrada será lo primero que te habrá venido a la mente. Incluso habrás acudido innumerables veces a tu bar de confianza para encontrar respuesta. Resulta que no es casualidad y, por supuesto, tiene una explicación. Dado que la entrada será larga (y bebe de otra más larga aún), veréis que estará dividida por secciones para que vayáis a la que más os interese.

¿Qué es la báscula anterior de pelvis (BAP)?

Entiendo que al ver el título habrá gente que solo ha entendido "deportistas" y "pelvis".  Alguno incluso habrá intentado buscar una báscula de cocina en la foto. Por eso, es necesario empezar por el principio.
(Wikipedia)

Todos tenemos una pelvis. Como mínimo, la nuestra, que generalmente está entre las piernas. Está formada por varios huesos: los coxales (Formados por el ilion, pubis e isquion) a los lados, el sacro con el que se articula posteriormente (es decir, por detrás) y el coxis, que da fin a la columna vertebral. Como os imaginareis, esto no está flotando en un mar de carne y vísceras. El sacro se articula con la última vértebra lumbar y el coxal se articula con la cabeza del fémur a través de la zona llamada acetábulo. Aunque la articulaciones en sí estén en estos puntos concretos, hay muchos ligamentos y músculos alrededor que mantienen todo en su sitio.
Izquierda: Báscula pélvica anterior
Derecha: Báscula pélvica posterior
(Neuman 2010)
Ahora bien, hechas la presentaciones vayamos a la misteriosa báscula. El codo, la rodilla, el tobillo y la cadera, como articulaciones que son, se mueven (1). La pelvis, gracias a sus articulaciones, se mueve. No tiene un rango de movimiento de un hombro, pero lo hace. Lo que pasa es que al estar atado por todas partes, no es un movimiento tan llamativo. A varios de los movimientos que realiza se le llaman básculas o inclinaciones. El apellido de la báscula depende del sentido en que lo haga: anterior si se inclina hacia delante y posterior si lo hace hacia detrás. Podemos pensar en este movimiento como el de una mecedora. Si habéis contemplado a una bailarina del vientre, seguro que habréis visto este movimiento y muchos más.
(Slideshare)
Alguno se preguntará que habrá que usar alguna referencia para saber qué es lo que se mueve hacia delante y hacia atrás. Solo hay que mirar la tercera imagen para ver que en ambos lados hay flechas en sentido anterior. Se pueden usar distintos tipos de referencias. Una fácilmente reconocible a la palpación es la espina iliaca anteriosuperior (¡Ah, claro! ¿Cómo no lo habías pensado?). Para localizarla, solo hay tocarse las crestas iliacas. Es decir, nos tocamos a los lados de la cintura, notando un hueso curvo. Siguiendo el relieve hacia delante, el recorrido girará bruscamente hacia abajo. Si lo hemos notado, ese punto que sobresale es la espina iliaca anterosuperior. En la báscula anterior, irá hacia delante y abajo, y en la báscula inferior irá en sentido contrario. En las referencias por debajo de la cadera, sucederá al contrario.

Por otra parte, tampoco se mueve por acción telekinética. Los músculos la mueven como si fueran las riendas de un caballo, tirando de un lado u otro para conseguir el movimiento deseado (2). Aunque no son los únicos ni actúan en solitario, en la imagen se simplifica hasta el punto de incluir a solo tres músculos o grupos de músculos principales: los erectores de la columna, iliopsoas y rectos femorales (parte del cuádriceps) que se contraen para la báscula anterior, y los glúteos mayores, isquiotibiales, recto abdominal (la famosa tableta de chocolate) y oblicuo externo del abdomen para la báscula posterior.

Movimiento relativo

Músculos anteriores de la cadera (Wikimedia)
Grosso modo, estas son las claves del movimiento. Pero conviene recordar las referencias, que depende de cómo miremos las cosas. Un músculo insertado en el fémur puede contraerse y levantar el muslo, es decir, hacer una flexión de cadera. Sin embargo, simultáneamente también puede tirar desde el otro extremo. Los músculos que permiten el movimiento de la cadera pueden originarse en distintas zonas, como la columna lumbar o algunas áreas de la pelvis (la imagen superior es un ejemplo gráfico).

Te preguntarás: "Entonces, ¿por qué al levantar la pierna no doblamos el resto del tronco o la pelvis? Podría servir para recibir una subvención del ministerio de andares tontos". La razón es porque esos músculos no actúan solos, sino que los músculos abdominales estabilizan la pelvis. Si los músculos que tiran son más fuertes y/o los que estabilizan son más débiles, ese equilibrio se romperá y, efectivamente, se basculará anteriormente la pelvis con la flexión de cadera, aproximando aún más el fémur a la pelvis. Es decir, aunque no seas consciente de ello, al caminar no solo estás contrayendo los músculos de las piernas, sino que los propios abdominales actúan sinérgicamente (3).

Por otra parte, podreis observar una vez más la tercera imagen (izquierda). Con la báscula anterior se produce una lordosis lumbar, acentuándose la curva de la columna. En algunos individuos, esta posición mantenida podría contribuir al dolor lumbar.

¿La báscula anterior de pelvis es buena o mala?

Aunque me estoy enrollando para responder a la pregunta del título, se puede considerar que son varias entradas en una. El asunto es que en sí, el movimiento no es perjudicial. En la sección anterior el problema es un desequilibrio entre los músculos que tiran y los que estabilizan, originado por la causa que fuera. Tampoco es malo que nuestra pelvis esté inclinada hacia delante. Un gran porcentaje de la población presenta una inclinación anterior (85% de los hombres y 75% de las mujeres), mientras que el resto muestra una inclinación posterior (6% de los hombres, 7% de las mujeres) o neutra (9% de los hombres y 18% de las mujeres).

La inclinación anterior también es la más común en los atletas, especialmente aquellos que realizan carreras de velocidad. Los grados de inclinación se hallan entre 6-18º, según el método de medición, siendo los 12º la norma. Quiero recalcar que, además de normal, no se ha encontrado una relación entre la inclinación anterior y la hiperlordosis con el dolor lumbar.

Evolutivamente, ¿es mejor una báscula anterior de pelvis?

No solo no es mejor, sino que la báscula posterior es más beneficiosa. A la vez que hemos ido adquiriendo una curva lordótica, nuestra pelvis se ha inclinado posteriormente para conservar mejor la energía en bipedestación y usar la energía elástica pasiva almacenada en los tejidos blandos en tensión en la parte anterior de las caderas.

Si comparamos nuestra pelvis con la de un chimpancé, en este, cuando camina erecto, la pelvis se mantiene más vertical, pero la cadera se mantiene en la misma posición, es decir, no se extiende (la extensión sería mover el muslo hacia atrás). Esto no se debe a que la cadera no pueda extenderse más, sino porque la rígida columna lumbar carece de lordosis (la curva de la columna) y no puede extenderse. El chimpancé anda con flexión de ambas caderas y rodillas para compensar la posición anteriorizada de la columna que mantiene el centro de masa de la parte superior del cuerpo en posición ventral al sacro. La marcha del chimpancé, casi en cuclillas, acerca el centro de masa al suelo, pero aumentando el trabajo para los músculos de la cadera, rodilla y espalda.(4)
Columna lumbar en humanos y chimpancés (jkendrickensis)
Sin embargo, cuando un humano camina erecto lo hace con las rodillas y caderas mucho más extendidas porque la lordosis lumbar alinea el centro de masa de la parte superior del cuerpo con el sacro y la zona de contacto del suelo. En los humanos, al reducirse la altura del ilión (si no sabéis que parte es, para esto está la imagen y breve descripción del principio), permitió la lordosis lumbar. Además la columna lumbar se alargó cuando a 5 vértebras. Con ello se formó una separación entre las costilla y las crestas iliacas, creando una cintura que contrasta con el tronco en tonel de los primates. El sacro se ensanchó y se inclinó anteriormente. Los cambios de forma y composición de las carillas articulares aumentó aún más la movilidad espinal. Por lo tanto, la lordosis lumbar es energéticamente más efectiva en la marcha erecta. En humanos, permanecer erecto solo requiere un 7% más de energía que estar acostado.
Vértebra lumbar (Wikipedia)
Sin embargo, no todo es maravilloso, ya que la acción de los músculos erectores de la columna es insuficiente. El potencial para la hipertrofia se ve frenado por la posición dorsal de las apófisis transversas que se desarrollaron. En los grandes simios, la escoliosis y espondilolistesis prácticamente no existen. Estas deformaciones espinales en humanos podrían asociarse con la longitud y movilidad de la espina lumbar y la relativa insuficiencia de los músculos erectores espinales.

¿Por qué muchos deportistas suelen tener una báscula anterior de pelvis? 

Al fin, la pregunta deseada. La teoría es que las ventajas de la báscula anterior de pelvis y la postura lordótica resultante proporcionan una mayor extensión de cadera, permitiendo al corredor o saltador aplicar fuerza durante un mayor periodo de tiempo produciendo un mayor impulso.

Sin embargo, los corredores de élite no tienen necesariamente un mayor grado de extensión de cadera que un corredor novato. Hay otros factores relevantes:
  1. La extensión de cadera es mayor cuando se encuentra totalmente flexionada y más débil cuando está totalmente extendida.
  2. En mitad de la posición de contacto con el suelo durante la marcha, los ligamentos de la cadera que resisten la extensión de esta, se tensan y reducen su potencia. 
Es más, revierten la producción del momento(5) de la extensión a flexión de cadera. Esto no tiene sentido, ya que el momento de la extensión de caderas genera una fuerza propulsora en el suelo y es crítica para los corredores de velocidad más rápidos.

La producción de fuerza horizontal también es crítica para correr a velocidades mayores. Un atleta con una mayor báscula de cadera, o que bascula su pelvis a mayor grado cuando se encuentra en el suelo, no alcanzará su límite de extensión de cadera tan rápido como un individuo con una postura pélvica más neutra cuando el pie entre en contacto con el suelo durante el esprint, prolongando la producción de momento de extensión y la consecuente fuerza propulsora horizontal.

Conclusión

En resumen, su presencia es un reflejo de la prevalencia en la población y la ventaja que supone para producir fuerza propulsora horizontal.

Notas

(1) No quiero decir que todas sean móviles, ya que de serlo, ver a alguien menear los huesos del cráneo sería un espectáculo
(2) Esta frase, con la que intento describir la acción de agonistas y antagonistas, se puede aplicar a cualquier otro movimiento.
(3) Adicionalmente, hay otros muchos grupos de músculos que actúan durante la marcha, ya que no andamos como Robocop. Es natural alternar el movimiento de los brazos con las piernas, un ligero movimiento en el cuello para mantener la vista al frente, giros de tronco, etc.
(4) Para ponerte en su situación, sería como si cargaras con algo muy grande y pesado pegado al cuerpo, pero no puedes estirar el tronco hacia atrás (algo que por otra parte tampoco sería recomendable cuando se carga).
(5) Esta parte está calcada del artículo original. "Torque" lo he traducido como "momento". Según Wordreference, se podía traducir como "par de fuerzas" o "par de torsión", pero creo que aquí "momento", en referencia a "momento de fuerza", tiene más sentido.

Fuente

Bret Contreras

Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

¿Cómo combatir los pedos en los aviones?

Los aviones comerciales pueden transportar entre 300 y 550 pasajeros como máximo, mientras que sus vuelos pueden prolongarse hasta 18 horas y media. Dado que los aviones solo pueden presurizar sus cabinas hasta los 565 mmHg, equivalente a unos 2400 metros de altura, y que casi la mitad del aire del avión recircula, no se puede evitar ni emitir ni oler las ventosidades. Entonces, ¿cómo evitar las indeseables ventosidades? Para empezar, los pasajeros se enfrentan a varias complicaciones. La comida, como las judías y los alimentos altos en fibra, puede favorecer la producción de gases, pero con la disminución de la altitud disminuye la presión atmosférica, facilitando aún más su producción y emisión. Además el aislamiento acústico enmudece el sonido exterior, que en este caso sería un gran aliado contra los pedos sonoros. Como intentó una mujer en el 2006 en un vuelo de Washington a Dallas, podrían quemarse con fuego, pero no es nada práctico, especialmente en pleno vuelo. Contenerse pue

La enfermedad mental como infección

A principios del siglo XX se tenía un especial interés en identificar la etiología de los trastornos psiquiátricos y cognitivos. Entre los eugenistas y los seguidores de Sigmund Freud se debatía el dilema de naturalza frente a crianza, pues los primeros creían que eran males heredados, mientras los segundos señalaban a los traumas infantiles como su causa. Esta discusión concebía una posición más: el origen infeccioso. La infección como causa de la enfermedad mental Durante la Belle Époque (1871-1914), al fin se había desechado la teoría miasmática de la enfermedad en favor de las bacterias como agentes patógenos. En estos años se pensaba que el cuerpo estaba constantemente luchando contra la autointoxicación o toxemia intestinal, es decir, la acumulación de toxinas producidas por las bacterias endógenas. Por lo tanto, para prevenir la enfermedad solo había que acabar con esas bacterias y para curarla bastaría con eliminar el órgano afectado. En base a estos principios se recomendaba t