Ir al contenido principal

El Nanotyrannus, el dinosaurio que pudo no existir

(Wikimedia)
Durante un siglo se dijo que el brontosaurio no existía, aunque fuese un nombre bien conocido, hasta que el año pasado se descubrió que el Apatosaurus y el Brontosaurus tienen diferencias reconocibles. El Nanotyrannus puede sufrir el destino opuesto y perderse en el olvido. Sin embargo, esto se debe a un hallazgo prometedor.
Hace 67 millones de años, en el noroeste de la actual Montana, un dinosaurio carnívoro de sexo indeterminado, al que llamaremos "Jane", murió. El transcurso de millones de años fue suficiente para que su cadáver se fosilizara. En el 2003, fue descubierto por paleontólogos del Museo de Historia Natural Burpee de Illinois. Casi completo, el fósil tenía 6 metros de largo y 2 de alto.

Jane podía ser o un Nanotyrannus, una especie más pequeña relacionada con el Tyrannosaurus rex, con el que compartía hábitat, o un T-rex juvenil. Para el segundo caso había que negar la existencia de la especie Nanotyrannus. Sin embargo, este debate no es reciente.

En 1942, David Dunkle del Museo Cleveland de Ohio desenterró un cráneo ligeramente comprimido similar al de Jane. Durante mucho tiempo lo único seguro que se sabía de él era que se le llamó CMNH 7541. Tras estudiar minuciosamente los detalles del cráneo, Charles W. Gilmore lo clasificó como un Gorgosaurus. Esta era una de las tantas especies menores relacionadas al T-rex que vivieron durante las primeras fases del Cretácico.

En 1970, el mismo especimen se ganó otro apodo, ya que un nuevo estudio lo renombró como un Albertosaurus. 18 años después, en 1988, Bob Bakker de la Universidad de Colorado y sus compañeros propusieron que era un nuevo género basándose en su cara estrecha y sus pequeños dientes afilados. Lo llamaron Nanotyrannus ("tirano diminuto").

En 1999, usando como guía el excelente registro fósil del Albertosaurus, Thomas Carr, ahora en el Carthage College en Wisconsin, descubrió que los cráneos y dientes de los tiranosaurios se volvían más robustos con la edad. Los adultos eran pesados, con grandes huesos y anchos dientes, mientras que los individuos juveniles eran esbeltos con dientes finos. Esto podría significar que los rasgos del Nanotyrannus no son los de otra especie, sino solo de inmadurez. 

Era una idea que propuso por primera vez el paleontólogo ruso Anatoly Rozhdestvensky en 1965 cuando aún se llamaba Gorgosaurus. Rozhdestvensky fue uno de los primeros paleontólogos en apreciar que los dinosaurios cambiaban dramáticamente de aspecto cuando crecían. Razonó que, tras salir de los huevos, los dinosaurios pasarían por distintas secuencias de formas y tamaños como cualquier otro animal.

Entre 1941 y 1951, Chung Chien Young, el "padre de la paleontología china", examinó 70 especimenes y consiguió describir 5 nuevas especies de prosaurópodos (ancestros primitivos del grupo de los saurópodos como el Diplodocus o el Brachiosaurus). Cuando Rozhdestvensky estudió la misma colección, solo encontró al Lufengosaurus huenei. Las otras cuatro especies solo eran L. huenei en distintas fases de desarrollo.

La edad de los dinosaurios puede determinarse como en los árboles: contando el número de anillos que se forman, en este caso, en los huesos. Gracias a la detención del crecimiento cada invierno, se forman las líneas de crecimiento detenido usadas para calcular la edad en el momento de la muerte. Además, la separación entre los anillos puede indicar la velocidad de crecimiento. En individuos jóvenes, el espacio es mayor por un crecimiento rápido. En ancianos, los anillos se encuentran juntos.

Aunque la técnica es antigua, el temor de cortar un espécimen único impidió hasta recientemente un uso típico. Actualmente, solo se extrae una pieza de unos pocos milímetros y se reinserta una replica en el hueso. Lo mejor es hacerlo en un hueso que no sea de carga, ya que las fuerzas pueden alterar las líneas internas. Un cráneo, como el encontrado en Cleveland, tampoco es una opción viable por el complejo conjunto de huesos sujeto a las fuerzas de mordida.
Cráneos de Tyrannosaurus rex y Nanotyrannus (Wikimedia)
En el 2003, Gregory Erickson de la Universidad Estatal de Florida en Tallahassee tuvo permiso para tomar una muestra del peroné de Jane. Tras pulir la muestra y situarla bajo el microscopio, estimó que Jane murió a los 12 años, aproximadamente. Dado que los tiranosaurios maduraban a los 20 y vivían en torno a la treintena,a la convertía en un individuo juvenil.

Si Jane hubiera pertenecido a una especie con una esperanza de vida muy corta, sus anillos no estarían tan separados como se mostraron los años antes de morir, ni serían altamente porosos, indicativo de vascularización para nutrir el hueso. Es decir, murió en pleno crecimiento.

En el 2005, Erickson usó la misma técnica en varios especímenes de T. Rex, demostrando que crecían para ser gigantes.  Tras comparar sus anillos con el Albertosaurus y Gorgosaurus, demostró que los tiranosaurios pasaban a través de una etapa de crecimiento de 10 años. La diferencia es que mientras las especies pequeñas engordaban 500 gramos al día, el T.Rex lo hacía a ritmo de 2 kg diarios.

Sin embargo, aún se debate si Jane, y por extensión el Nanotyrannus, eran T.Rex juveniles o su propia especie. Si fuera un individuo juvenil, la presencia de plumaje en Jane podría indicar que el T.Rex también lo presentaba, como lo hacían sus ancestros, aunque estas eran similares a la del actual kiwi. En el 2020 se reveló que de los 15 a 20 años podían doblar su longitud y que Jane y Petey, otro ejemplar de 15 años, no eran Nanotyrannus, sino T.Rex juveniles.

Fuente: BBC

  • Woodward, H. N., Tremaine, K., Williams, S. A., Zanno, L. E., Horner, J. R., & Myhrvold, N. (2020). Growing up Tyrannosaurus rex: Osteohistology refutes the pygmy “Nanotyrannus” and supports ontogenetic niche partitioning in juvenile Tyrannosaurus. Science advances, 6(1), eaax6250.

 

Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

¿Cómo combatir los pedos en los aviones?

Los aviones comerciales pueden transportar entre 300 y 550 pasajeros como máximo, mientras que sus vuelos pueden prolongarse hasta 18 horas y media. Dado que los aviones solo pueden presurizar sus cabinas hasta los 565 mmHg, equivalente a unos 2400 metros de altura, y que casi la mitad del aire del avión recircula, no se puede evitar ni emitir ni oler las ventosidades. Entonces, ¿cómo evitar las indeseables ventosidades? Para empezar, los pasajeros se enfrentan a varias complicaciones. La comida, como las judías y los alimentos altos en fibra, puede favorecer la producción de gases, pero con la disminución de la altitud disminuye la presión atmosférica, facilitando aún más su producción y emisión. Además el aislamiento acústico enmudece el sonido exterior, que en este caso sería un gran aliado contra los pedos sonoros. Como intentó una mujer en el 2006 en un vuelo de Washington a Dallas, podrían quemarse con fuego, pero no es nada práctico, especialmente en pleno vuelo. Contenerse pue

Las mentiras que te contaron de los samuráis

  En Japón, los samuráis son guerreros legendarios que actúan sin un ápice de duda y que cumplen su objetivo sin importar lo que cueste. Su dedicación les permitía perfeccionar tanto sus míticas dotes de lucha como las intelectuales. A pesar de ello, si es increible que una sola persona alcance tal desarrollo, más aún lo es que lo haga toda una clase social. Serie: Grupos tópicos Vikingos - Espartanos - Ninjas - Indios - Piratas - Samuráis Seguidores del bushido  El bushido era un rígido código de conducta que regía la vida del samurái. Este giraba en torno a virtudes que dictaban la forma correcta de actuar, como el honor, el buen juicio, la cortesía, la compasión, la honestidad, la compasión y la lealtad. Por supuesto, estas debían aplicarse de forma extrema, sin puntos intermedios. El Hagakure de Yamamoto Tsunetomo de principios del siglo XVIII es la primera obra donde aparecen estos conceptos. Se trataba de una o