Ir al contenido principal

Enfermedades que protegen de otras enfermedades

Por lógica, tener dos enfermedades es peor que padecer solo una. Una incluso puede predisponerte a sufrir otra, pero, ¿y si una de ellas te protegiera de la otra? Seguirías padeciendo los males de una de ellas, pero al menos sabrías qué patología nunca la acompañaría. Esto, que puede parecer incoherente, es una realidad. No solo puede ser una curiosidad, sino que conocer estos casos puede ser de vital importancia.

En 1796, el médico inglés Edward Jenner observó que las lecheras que habían sufrido la viruela vacuna quedaban inmunizadas frente a la viruela común que entonces asolaba Europa. Para comprobar si los indicios eran ciertos, inoculó a un niño de 8 años con viruela vacuna. Cuando se curó 48 días después, le inoculó la viruela humana, no mostrando signos ni síntomas para esta. Así se desarrolló la primera vacuna.

Trastornos eritrocitarios y malaria

Anemia falciforme
En 1948, J.B. Haldane propuso que la malaria era una fuerza evolutiva al seleccionar para genes resistentes a la malaria, mejorando la supervivencia de los portadores de talasemia mayor y menor proporcionándoles la llamada ventaja heterocigótica. Otras alteraciones eritrocitarias, en especial la anemia falciforme pero también la enfermedad de la hemoglobina C o F, la deficiencia de fosfato deshidrogenasa, la ovalocitosis y la eliptocitosis, proporcionan una ventaja de supervivencia entre los heterocigotos. 

Muchos estudios han validado sus conjeturas mostrando la mayor frecuencia de estos trastornos en las regiones tropicales con una alta incidencia de malaria comparado con las tierras adyacentes libres de mosquitos, mostrando una reducción de la morbilidad y mortalidad (más del 50%) y disminuyendo el número de parásitos circulantes (un 80%). El mecanismo de resistencia puede consistir en una menor replicación de parásitos dentro del eritrocito o una mejor eliminación esplénica, es decir, del bazo, de los eritrocitos parasitados.

Fibrosis quística, tuberculosis pulmonar y diarrea secretora

Fibrosis quística
La fibrosis quística es la enfermedad genética más común entre los noreuropeos. La tuberculosis fue una de las principales causas de muerte en el mundo occidental hasta bien entrado el siglo XX. Se ha observado que en los pueblos europeos el gen de fibrosis quística se ha acumulado mucho más que entre los indios americanos, asiáticos y afroamericanos, siendo estos más susceptibles a la tuberculosis. 

La tuberculosis pulmonar es muy poco común entre pacientes con fibrosis quística, aunque estén malnutridos y tengan una enfermedad pulmonar previa e incluso en ocasiones reciban tratamientos de esteroides. Meindl postuló que la mayor producción de mucopolisacáridos en pacientes con fibrosis quística podía ayudar a rodear el foco pulmonar tuberculoso, inhibiendo el exudado y evitando su extensión al tejido pulmonar adyacente. 

Por otra parte, la causa de que los pacientes con fibrosis quística y portadores sean menos susceptibles a la diarrea secretora grave (causada por el Vibrio cholarae, Escherichia coli, rotavirus, etc) se debe a un defecto en el regulador de conductancia transmembrana de la fibrosis quística (CFTR). Esta mutación inhibe el transporte de los iones de cloro en los tejidos que transportan fluidos, como las células intestinales o las glándulas sudoríparas, lo que conserva los iones de cloro y minimiza la pérdida de fluidos intestinales durante la diarrea secretora.

Se ha considerado que esta enfermedad podría ser protectora incluso contra la Salmonella Typhi que produce el tifus.

Plaga bubónica y mutación CCRΔ 32

La danza de la muerte de Michael Wolgemut
Una mutación de 32 pares de bases del gen del receptor de quimiocina en las células hematopoyéticas (la mutación CCRΔ32) proporciona resistencia al VIH porque el CCR es el correceptor para las cepas monocitotróficas de VIH y, sin un correceptor normal, no sucede la unión del virus. Esta mutación ocurrió hace 700 años en las poblaciones de las zonas afectadas por la devastadora epidemia bubónica del siglo XIV, proporcionando una importante contribución a la patogénesis y futuro tratamiento del VIH.

Agammaglobulinemia ligada al cromosoma X y Virus de Epstein-Barr

Ciclo de infección del VEB en un sujeto sano (Wikipedia)
A diferencia de hasta el 10% de pacientes con otras inmunodeficiencias primarias, los pacientes con agammaglobulinemia ligada al cromosoma X (XLA) no desarrollarán linfomas asociados al virus Epstein-Barr (VEB). ni siquiera desarrollarán infecciones del virus porque carecen de linfocitos B y, por lo tanto, de CD21, el receptor del virus. Los pacientes con XLA no tienen un genoma circulante de VEB, no pueden tener linfocitos B transformados por el VEB, ni linfocitos T citotóxicos específicos para el VEB, ni anticuerpos de la mucosa para el VEB. Sin embargo, son más susceptibles a otros herpesvirus como el herpesvirus humano 6, varicela-zóster, herpes simple y citomegalovirus. Otras inmunodeficiencias con ausencia de linfocitos B pueden mostrar la misma resistencia al VEB. En la linfoproliferación inducida por el VEB tras el trasplante, la erradicación de los linfocitos B con inmunosupresores o el anticuerpo monoclonal anti-linfocitos B rituximab puede controlar la enfermedad.

Parvovirus humano B19 y Plasmodium vivax

Trozofoíto de P.vivax.
La deficiencia de receptores, sin enfermedad clínica, proporciona una protección completa proporciona protección a dos infecciones: Parvovirus y P.vivax. El Parvovirus B19 causa un exantema pediátrico común, conocida "cachetada en la mejilla" (eritema infeccioso) o "quinta enfermedad" (es la quinta de las seis enfermedades eruptivas en la niñez) , y, menos comúnmente, artritis, hidropesía fetal o anemia arregenerativa. El receptor del Parvovirus B19 está en el antigeno P del glóbulo rojo, un glucolípido de la membrana eritrocítica. Aquellos que carecen del antígeno P (fenotipo pp), un grupo sanguíneo muy poco común (1 por cada 200000) poseen resistencia natural a la infección del B19.

Desde la década de 1930 se ha percibido que la mayoría de afroamericanos negros y africanos occidentales negros son resistentes a la malaria causada por P. vivax, pero no a la malaria causada por otras especies. Esto se debe a que los determinantes sanguíneos Fva y Fvb del grupo sanguíneo Duffy son receptores del P.vivax, y la mayoría de ellos (70-90%) son Duffy negativos (Es decir, FvFv). Este fenotipo es muy poco común en otros grupos raciales. Los Duffy negativos son susceptibles a la malaria causada por el P. falciparum. Como las hemoglobinopatías, estos polimorfismos genéticos pueden proporcionar una ventaja de supervivencia selectiva en las zonas de malaria.

Sarampión y nefrosis

Se ha observado la remisión de la nefrosis inmediatamente tras la infección de sarampión. La duración de esta remisión es variable, desde meses a años. Los estudios indican que podría deberse a un estado temporal de inmunosupresión. Otros herpesvirus, como el citomegalovirus, se asocian con una inmunosupresión transitoria. La inmunosupresión se puede comprobar en la respuesta disminuida en la prueba con tuberculina, aunque la sarampión puede reactivar la tuberculosis.

Lepra y psoriasis

Los casos donde se suceden simultáneamente son muy poco frecuentes. Los mecanismos postulados incluyen la disminución de neuropéptidos cutáneos, la inhibición de la inflamación neurogénica, las respuestas inmunes cutáneas disminuidas y factores genéticos compartidos.

VIH-2 y VIH-1

El VIH-2 es una forma más leve del VIH que es endémico de países de África occidental, como Senegal y Gambia. VIH-2 comparte la mitad del genoma con el VIH-1 así como rutas similares de transmisión. El VIH-2 puede proporcionar cierta protección al VIH-1 o enlentecer su progresión, ya sea por la presencia de anticuerpos neutralizadores o linfocitos T citotóxicos, menor regulación del correceptor CCR o altos niveles de quimiocinas. Sin embargo, su débil protección y morbilidad lo excluyen como opción terapéutica.

Hepatitis G y VIH-1

El virus GB tipo C (GBV-C), una cepa variante de la hepatitis G relacionada con la hepatitis C proporciona una protección significante contra el VIH-1. Descubierto en 1995 en pacientes con hepatitis G, es adquirida por la transmisión sexual, transfusión sanguínea o a través de una madre infectada. De forma similar a la hepatitis C, la infección por GBV-C es común en individuos con VIH (hasta el 20%) y usuarios de drogas intravenosas (hasta el 40%). A diferencia de la hepatitis C, no causa hepatitis ni otra enfermedad identificada de momento. En este aspecto, es similar al Torque teno virus, otra infección vírica crónica que no tiene manifestaciones clínicas.

Los pacientes infectados con VIH y GBV-C presentan una enfermedad menos grave y mayor supervivencia. Este efecto protector disminuye cuando la viremia desaparece, excluyéndolo como candidato a una vacuna. El mecanismo de protección puede implicar la modulación de la expresión de correceptores, una citotoxicidad mejorada o la activación de la inmunidad innata. Los distintos genotipos de GBV-C pueden tener distintos efectos en la replicación de VIH, según el tejido y el trofismo celular.

Continúa aquí: Más enfermedades que protegen de otras enfermedades

Si te interesa como los virus pueden protegerte, continúa con esta entrada de virus "buenos".

Fuente

  • E. Richard Stiehm Disease Versus Disease: How One Disease May Ameliorate Another Pediatrics Jan 2006, 117 (1) 184-191; DOI: 10.1542/peds.2004-2773

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El comentario era tan válido como cualquier otro hasta que has enlazado un correo y número de Whatsapp. Esto no es un tablón de anuncios. Más indicaciones, abajo.

      Eliminar

Publicar un comentario

En las entradas con más de 14 días, los comentarios no se publicarán hasta que sea revisados.

No se aceptan comentarios incoherentes, en mayúsculas o con enlaces de spam. No es recomendable añadir correos electrónicos ni teléfonos. Se agradecen los comentarios con respeto.

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

¿Cómo combatir los pedos en los aviones?

Los aviones comerciales pueden transportar entre 300 y 550 pasajeros como máximo, mientras que sus vuelos pueden prolongarse hasta 18 horas y media. Dado que los aviones solo pueden presurizar sus cabinas hasta los 565 mmHg, equivalente a unos 2400 metros de altura, y que casi la mitad del aire del avión recircula, no se puede evitar ni emitir ni oler las ventosidades. Entonces, ¿cómo evitar las indeseables ventosidades? Para empezar, los pasajeros se enfrentan a varias complicaciones. La comida, como las judías y los alimentos altos en fibra, puede favorecer la producción de gases, pero con la disminución de la altitud disminuye la presión atmosférica, facilitando aún más su producción y emisión. Además el aislamiento acústico enmudece el sonido exterior, que en este caso sería un gran aliado contra los pedos sonoros. Como intentó una mujer en el 2006 en un vuelo de Washington a Dallas, podrían quemarse con fuego, pero no es nada práctico, especialmente en pleno vuelo. Contenerse pue

Las mentiras que te contaron de los samuráis

  En Japón, los samuráis son guerreros legendarios que actúan sin un ápice de duda y que cumplen su objetivo sin importar lo que cueste. Su dedicación les permitía perfeccionar tanto sus míticas dotes de lucha como las intelectuales. A pesar de ello, si es increible que una sola persona alcance tal desarrollo, más aún lo es que lo haga toda una clase social. Serie: Grupos tópicos Vikingos - Espartanos - Ninjas - Indios - Piratas - Samuráis Seguidores del bushido  El bushido era un rígido código de conducta que regía la vida del samurái. Este giraba en torno a virtudes que dictaban la forma correcta de actuar, como el honor, el buen juicio, la cortesía, la compasión, la honestidad, la compasión y la lealtad. Por supuesto, estas debían aplicarse de forma extrema, sin puntos intermedios. El Hagakure de Yamamoto Tsunetomo de principios del siglo XVIII es la primera obra donde aparecen estos conceptos. Se trataba de una o