Ir al contenido principal

Los mosquitos de los mosquitos

Cada vez que vuelve el calor, el sueño se ve interrumpido por un zumbido constante que se aproxima a nuestros oídos. Son viejos conocidos. Nunca están solos. Como los moradores de las arenas, si desaparecen, sabes que volverán y en mayor número.  Por si no fuera poco, gracias a sus picaduras, impiden que los olvidemos por el día. Pero lo que puede que no supieras, es que ellos también son víctimas.

En 1922, el entomólogo F.W. Edwards describió un jején de la península de Malaca, en el sudeste asiático, al que llamó Culicoides anophelis. Su característica distintiva era que se alimentaba de los mosquitos.

Desde entonces no se ha estudiado mucho más sobre ellos, aunque su distribución geográfica abarca los focos de mosquitos de India, China y el sudeste asiático. Sin embargo, un grupo de científicos chinos consiguió atrapar a uno sobre un mosquito usando una vaca como cebo. Al día siguiente, repitieron el proceso y anestesiaron ligeramente a la pareja para grabarlos con la cámara en el objetivo del microscopio.

Como se puede ver en el vídeo, tras dar media vuelta y tirar con dificultad, consigue liberarse. Se debe a que su probóscide se clava impidiendo despegarse de la víctima por mucho que se mueva. Se han llegado a observar jejenes que permanecen unidos durante 56 horas. En 1945 se observó en la isla de Nueva Bretaña, en el archipiélago Bismarck de Papua Nueva Guinea, un mosquito volando erráticamente por pérdida de sangre debida a un hinchado jején. Ambos fueron conservados y permanecen unidos. Los jejenes Culicoides solo pueden despegarse voluntariamente.

Sin embargo, aunque puede parecer un castigo kármico para los mosquitos, al final somos nosotros los perjudicados. No solo tiene una enorme distribución geográfica, sino que parasita a al menos 19 especies de mosquitos así como búfalos y ganado. Son portadores del virus de la lengua azul, el virus de Orepuche y el virus Schmallenberg, mientras que aquellos mosquitos que parasita son portadores del virus del dengue, del Nilo Occidental y la encefalitis japonesa. Si ya de por sí los mosquitos pueden ser una amenaza, estos parásitos aumentan su carga vírica.

Fuente: Scientific American

Comentarios

Entradas populares de la semana

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

El infructuoso debate entre cristianos, musulmanes y budistas

En el siglo XIII, el monje nestoriano túrquico/mongol Rabban Bar Sauma sirvió como embajador del imperio mongol occidental al papa católico romano. Bar Sauma debatía con los cardinales cristianos en Roma. Simultáneamente, el monje franciscano Rubruquis, originario del borde occidental de Eurasia, viajaba con cartas del rey francés a la capital mongola en Eurasia central. Rubruquis debatió con budistas y musulmanes en la corte del gran kan. Ambos experimentaron la infructuosidad del debate religioso.

¿Por qué los murciélagos duermen colgados boca abajo?

Los murciélagos no son los únicos mamíferos capaces de desplazarse por el aire, pero sí son los únicos que pueden hacerlo impulsándose con sus alas en vez de planear. Esto es posible gracias a los potentes músculos de sus alas y su ligero cuerpo. Por otra parte, sus patas traseras son débiles, sin embargo, pueden dormir en posición invertida sin riesgo a caerse. Si lo pensamos, aunque no encontremos una razón clara, suponemos que esto debe ser una ventaja evolutiva.

Armas de materiales exóticos

El concepto de las armas cuerpo a cuerpo nos trae las imágenes de espadas, mazas y hachas, entre otras, fabricadas en diferentes metales o, si nos remontamos lo suficiente en el tiempo, de sílex o piedra. Salvo en algunas excepciones, como el látigo, los bastones o las tonfas, la zona contundente o cortante siempre era de metal, pero, como es habitual, esta entrada no existiría si no existiera un "sin embargo" a la premisa inicial.