Ir al contenido principal

La amistad entre unas pequeñas ranas y unas grandes arañas

Fuente:Wikipedia
Las amistades inusuales no son tan extraordinarias entre los animales. De vez en cuando se ven noticias de parejas singulares de distintas especies que se comportan como si no hubiera diferencias entre ellas. La simbiosis tampoco es el descubrimiento del siglo, pero más que convivir como iguales, cada uno aporta algo que beneficia al otro (Siempre que la relación sea mutualista). Tampoco son casos puntuales que ocurran en dos individuos concretos debido a sus circunstancias, sino que son comportamientos habituales, aunque las parejas que puedan formarse no nos lo puedan parecer tanto. La rana de hojarasca del río Pastaza (Chiasmocleis ventrimaculata) y la tarántula conocida como "araña pollera" (Xenesthis immanis) viven en una de esas relaciones en la que, por alguna extraña razón, conviven sin que uno devore al otro.

La rana vive en Perú, India y Sri Lanka, siendo el primer país donde ha desarrollado su insólita relación con la tarántula mencionada. Aunque tenga la capacidad de devorar un anfibio de su tamaño, esta tarántula no dañan a estas ranas, aunque las examinen con su boca. Es posible que debido a las toxicas de su piel, la rana de hojarasca del río Pastaza tenga un sabor desagradable.

Por otra parte, la rana se beneficia de su cercanía a la tarántula porque se alimenta de los pequeños invertebrados atraídos por los restos de las presas del arácnido. Además, la tarántula protege a la rana de sus depredadores. La araña también podría beneficiarse de las hormigas que come esta rana, ya que estas son la mayor amenaza de los huevos de araña.
Pamphobeteus nigricolor juvenil, con su característico patrón en árbol de Navidad. Fuente: Wikipedia
Según observaciones posteriores, la rana de hojarasca comparte esta relación con dos tarántulas (Theraphosidae) adicionales. Sin embargo, se concluyó que la Xenesthis inmanis no era la araña con la que se relacionaba la rana de hojarasca, ya que además de estar ausente en Perú, sus características morfológicas no coinciden con las descritas en las primeras descripciones de este mutualismo. En su lugar, se trataría de una especie del género Pamphobeteus a la que localmente le llaman "araña pollera" porque se contaba que una vez se llevó una gallina. También se observó que cuando se colocaba la piel de la rana de hojarasca sobre una rana terrestre de André (Leptodactylus andreae), que suele formar parte de su menú, la araña la examinaba y liberaba sin dañarla

En la isla Pamban, entre la India continental y Sri Lanka, se descubrió otra relación, entre una rana de la subfamilia Microhylinae y una araña. En este caso se trataba de la rana pintada de Sri Lanka (Kaloula taprobanica) y la tarántula arbórea Poecilotheria.  En Sri Lanka también se ha observado una relación similar entre la rana Ramanella nagaoi y las tarántulas Poecilotheria ornata y P. cf. subfusca. Ambas compartían agujeros ne los árboles, donde permanecían tanto huevos como crías de ambas especies. Tampoco es un comportamiento exclusivo de la subfamilia Microhylinae, pues la rana boliviana Hamptophryne boliviana, que se observó conviviendo con la tarántula Xenesthis inmanis, pertenece a la subfamilia Gastrophryninae, como ocurre con la rana de hojarasca del río Pastaza (Chiasmocleis ventrimaculata).

El hecho de que esta relación mutualista ocurra entre especies de distintos continentes y linajes indica que ha surgido más de una vez. Incluso podría estar más extendido de lo que parece, ya que se ha observado este comportamiento entre la rana túngara (Engystomops pustulosus), que no pertenece a la familia Microhylidae, y las tarántulas del género Aphonopelma en México,.

Fuente:Tetrapodzoology

Comentarios

Entradas populares de este blog

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

El hombre globo que no podía defecar

Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses. exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.