Ir al contenido principal

La verdad tras los cuentos de hadas

Las historias cambian con los años, los cuentos que les contaban a nuestros abuelos son distintas a los que se cuentan en la actualidad. Eso mismo ha pasado con las historias tradicionales: caperucita, Blancanieves, la bella durmiente...Sin embargo, estos esconden un oscuro pasado, a veces incluso macabro. El aura de bondad e inocencia que los rodea es solo un añadido que no poseían las versiones originales de los relatos.

Primero empecemos por Caperucita Roja, una mezcla de zoofilia y canibalismo. Os sorprendereis de leer esto, y es normal. Para vosotros Caperucita es una inocente niña que va a casa de su abuela, pero se encuentra con un lobo a quien un cazador mata.

Posiblemente, puede que cuando te contaran este cuento no nombraran al leñador o que según quien lo contara, la aparición de este o la forma de acabar con el lobo fueran distintas. La razón: en la versión original no había tal cazador. Este fue un añadido, porque Caperucita y su abuela mueren. Seguramente para no traumatizar a los niños se cambió la historia.

Si recordáis bien, el leñador corta la barriga del lobo y saca a la abuela. Algo bastante extraño, pues me hace dudar de si se trata de un lobo o una anaconda. Nunca pensé que los lobos pudieran tragarse a una persona sin masticar.

Y esto no es todo, porque mientras el lobo está en la cama disfrazado de la abuela, Caperucita le hace un striptease para distraerlo y huir. No sé como una niña podrá excitar a un lobo, supongo que tendría mucho pelo y eso pondría caliente al malvado cánido. Esto empeora cuando el lobo disecciona a la abuela y se la ofrece a Caperucita como comida. Posteriormente, el lobo se come también a Caperucita.

Blancanieves tampoco se salva, aparte del canibalismo habitual también hay pedofilia porque en realidad la protagonista tiene alrededor de ocho años. De esta forma, a menos que el príncipe tenga la misma edad, la realeza también es pederasta en los cuentos de hadas.

En la versión original, la reina es castigada haciéndole bailar con zapatos de hierro candentes hasta que cae muerta. Sin embargo, esto no es nada comparado con gustos culinarios de la reina. Hay una parte en la que pide a un cazador que mate a Blancanieves y le traiga el corazón de Blancanieves como prueba de que ha cumplido el trabajo. Realmente, quiere el corazón para devorarlo. En otras versiones pide los intestinos o el hígado, incluso en una pide un tarro con su sangre tapado por un dedo del pie, utilizado como tapón.

Finalmente, hablaré de la bella durmiente. En la versión actual, la princesa es maldecida por una bruja, que la condena a dormir eternamente. Y esta sigue siendo la historia de la bella durmiente original, pero tiene algunos cambios interesantes. En primer lugar, cuando el príncipe azul se encuentra con la princesa no se conforma con darle un beso, sino que cumple sus fantasías con ella, dejándola embarazada. La princesa, dormida, da a luz a gemelos. Uno de los bebés, buscando ser amamantado, chupa el dedo de la princesa eliminado el veneno que la durmió. Así despierta, junto con toda la corte.

Estos son solo 3 ejemplos de los cuentos más conocidos. Hay muchas más historias que han sido modificadas para hacerlas más aptas para el público, como la Cenicienta. Por hoy, me conformo con poner solo estos cuentos. Es posible que otro día añada unos cuantos más.

Fuente: Cracked.com

Comentarios

  1. Muy interesante, la verdad es que no conocía estas versiones. Antiguamente la gente era muy macabra

    ResponderEliminar
  2. molan masque lasactuales, yo creia que eran pijas tontas y son pijas tontas y un poco furcias las princesitas jajaja

    ResponderEliminar
  3. Con el comentario anterior, se me viene a la cabeza la película "Princesas" que trata sobre la prostitución...

    ResponderEliminar
  4. improperios...no veas como m ha costado encontrar la parte de comentarios..q torpe..

    la verdad q desconocia esto de los cuentos de hadas..y yo que fantaseaba con ellos cuando tenia 7 años...xDD

    ^^saludoos!

    ResponderEliminar
  5. No sabía que fuera tan difícil de encontrar, miraré a ver si puedo hacerlo más llamativo. ¿Los pongo de amarillo chillón o rosa fucsia?

    ResponderEliminar
  6. PD: acabas de destrozar mi infancia...se me olvido comentartelo...xDDD

    ResponderEliminar
  7. Esto ya lo había leído hace tiempo en alguna revista. De hecho si os fijais las leyendas urbanas cumplen la misma misión de advertencia.

    -Hijito, cuidado cuando vayas a Brasil o te unirás al club del SIDA.

    -Sí mami- contestaba fulgencito mientras metía una ristra de condones en la maleta que no le iban a servir para nada a menos de que se dedicase a lanzar condones de agua desde la ventana del hotel.

    ResponderEliminar
  8. bueno yo creo q en la version original de cada uno de esos cuentos las progtagonistas debieron estar en su mejor momento osea mas sexy yo creo q caperucita tenia 15 años y blancanieves 17 y asi realmente noce nada de las versiones originales y tampoco aqui se nombra la zoofilia en la bella la bestia ni otros cuentos mas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de la semana

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

El infructuoso debate entre cristianos, musulmanes y budistas

En el siglo XIII, el monje nestoriano túrquico/mongol Rabban Bar Sauma sirvió como embajador del imperio mongol occidental al papa católico romano. Bar Sauma debatía con los cardinales cristianos en Roma. Simultáneamente, el monje franciscano Rubruquis, originario del borde occidental de Eurasia, viajaba con cartas del rey francés a la capital mongola en Eurasia central. Rubruquis debatió con budistas y musulmanes en la corte del gran kan. Ambos experimentaron la infructuosidad del debate religioso.

¿Por qué los murciélagos duermen colgados boca abajo?

Los murciélagos no son los únicos mamíferos capaces de desplazarse por el aire, pero sí son los únicos que pueden hacerlo impulsándose con sus alas en vez de planear. Esto es posible gracias a los potentes músculos de sus alas y su ligero cuerpo. Por otra parte, sus patas traseras son débiles, sin embargo, pueden dormir en posición invertida sin riesgo a caerse. Si lo pensamos, aunque no encontremos una razón clara, suponemos que esto debe ser una ventaja evolutiva.

¿Por qué el café da ganas de cagar?

Sí, lo sé, "cagar" no es un término muy elegante y podría haber escogido multitud de alternativas (Defecar, excretar, evacuar, deponer, así como tantos otros), pero resulta el más reconocible. Al fin y al cabo, ¿quién no se ha hecho esta pregunta con estas mismas palabras? Desde luego, la ciencia la ha contemplado y presentado una respuesta. Es una situación que no todos han experimentados, ni siquiera la totalidad de bebedores de café, pero quien lo ha notado conoce perfectamente la sensación.

Es un fenómeno que no va mucho más allá de lo que sugiere el título: cuando se bebe café, al poco tiempo se produce una sensación que incita a ir al baño. Si lo conoces de primera mano, el trayecto al retrete es tu rutina, parte de tu día a día. Te tomas tu café y sabes que la sensación no tardará en llegar, aunque no sepas por qué.