Ir al contenido principal

Como molestar a alguien


1. Contesta a todo lo que digan con “Eso es lo que tú piensas…”
2. No añadas ninguna inflexión al final de tus frases, produce silencios raros dando la impresión de que dirás algo más en cualquier momento.
3. Repite siempre lo que diga cualquiera como una pregunta.
4. Repite lo siguiente una docena de veces durante una conversación: “¿Oyes eso?”, “¿Qué?”, “No importa, ya ha parado.”
5. Pregunta a la gente de qué sexo son.
6. Cuando alguien te pregunte “¿Qué hora es?” responde siempre: “Las cuatro y tres”.
7. Siéntate en tu jardín apuntando con un secador de pelo a los coches que pasan para ver si frenan.
8. Mordisquea los bolis que te hayan prestado.
9. Ve a un recital de poesia y pregunta en cada poema por qué no rima.
10. Haz preguntas misteriosas a tus compañeros de trabajo y apunta sus respuestas en un bloc de notas. Murmura algo sobre “perfiles psicológicos“.
11. Aplasta de un golpe los sobrecitos de ketchup.
12. Termina todas tus frases con las palabras “como dice la profecía“.
13. Señaliza el final de una conversación tapándote las orejas con las manos.
14. Di números aleatorios mientras alguien esta contando.
15. Canta la sintonía del show de televisión Batman tan fuerte como puedas, una vez y otra, y otra…
16. Escribe el sorprendente final de una novela en su primera página.
17. Cuando alguien comience a contar un chiste, según diga la primera frase, échate a reír mientras gritas “¡Qué bueeeeeeno!”
18. Añade datos inútiles e irrelevantes que alarguen las historias.
19. Comienza todas tus frases con “Ohh la la!”
20. Paga tu cena en céntimos.
21. En los villancicos de Navidad, canta “Jingle bells, Batman smells” hasta que no puedas más. 22. Informa a los demás de que ellos sólo existen en tu imaginación.
23. “Olvida” el final de un chiste largo, pero asegura al oyente que “era buenísimo”.
24. Tararea deliberadamente canciones pegadizas para tus colegas, como “Feliz Navidad”,”Sugar” o “Macarena”.
25. Inventa jerga informática sin sentido en conversaciones y averigua cómo se las apaña la gente para evitar aparentar ser un ignorante.
26. Narra todo lo que hace una persona acción por acción con la voz nasal de Howard Cossell.
27. Di “O.que., eres gay” a cualquier cosa que diga alguien.
28. En una conversación, mira por la ventana y di “Espera, vuelve a empezar. No estaba prestando atención”.
29. Cuando hables a alguien, mira a un punto situado 5 centímetros a su derecha.
30. Cuando estés cerca de alguien de “clase alta” pregúntale “Perdone, ¿tengo un moco colgando? Creía que me lo había quitado.”
31. Llama al trabajo y diles que tienes algo mejor que hacer hoy.
32. Insiste en que cosas completamente ridículas son verdad, como que Clinton es todavía presidente.
33. Insiste en que Celine Dion es mejor que los Beatles.
34. Cada vez que alguien diga algo, suelta una carcajada, como si hubieran contado un chiste muy bueno.
35. Ve a casa de la gente, entra directamente al frigorífico sin decir hola, y zámpate su comida. 36. Ponte una gorra y repite “¡Qué passa tronco!” sin cesar.
37. Saca fotos de la gente que va por la calle y sal corriendo.
38. Ve hacia alguien que esté comiendo. Ponte a mirarlo fijamente hasta que se de cuenta. Continúa haciéndolo hasta que te pregunte qué estás haciendo. Responde “He estado viéndote comer los últimos 30 segundos… ¡Que raro eres!” Vete del restaurante.
39. Llama a la operadora. Cuando te pregunten “¿Puedo ayudarle?” responde “No gracias, sólo estaba ojeando”.
40. Cuando estés en una conversación, di aleatoriamente “Hola”, “Buenos días señor ¿cómo ha pasado la noche?” o “Que tenga un buen día, gracias”.
41. Dirígete a extraños al azar insistiendo que eres un familiar suyo.
42. Vístete como un “rico de clase alta” y lava cristales en los semáforos de calles al azar. Pide un euro educadamente con acento castellano.
43. LLama al 911 y respira pesadamente.
44. Siempre que alguien diga algo, pregúntale qué significa la palabra más sencilla de las que ha dicho. Cuando lo explique, pregúntale qué significa la palabra más sencilla de su explicación. Repítelo durante toda la conversación.
45. Abre tu mochila o maletín constantemente y pregunta “¿Tenéis suficiente aire ahí dentro?” 46. Ponte azúcar en el pelo, siéntate cerca de un desconocido, y rascate la cabeza como un poseso.
47. Camina con una espada y un escudo de plástico, y dile a los desconocidos: “Debo vengar la muerte de mi padre.”
48. Cada vez que alguien empiece un refrán, acábalo diciendo: “¡Patada en los huevos!” (Por ejemplo: “A quien madruga…¡Patada en los huevos!”).
49. Entra en el centro comercial en formación de comando militar, y cuando veas un segurata, grita: “NOS HAN DESCUBIERTO, ¡¡¡RETIRADA!!!”
50. Empieza las frases diciendo: “Mirusté” y habla sin mover el labio superior.
51. En la panadería, cada vez que entre un nuevo cliente y pregunte quién es el último, le respondes “Usted”.

Fuente:Helektron

Comentarios

  1. Muy buenos, yo hay algunos que no me atrevo a hacer, como el de echarme azucar en la cabeza y rascarme delante de un desconocido

    ResponderEliminar
  2. Muy buenos, hay algunas cosas que depende a quien se lo hagas igual tienes que echar a correr

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de la semana

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

El infructuoso debate entre cristianos, musulmanes y budistas

En el siglo XIII, el monje nestoriano túrquico/mongol Rabban Bar Sauma sirvió como embajador del imperio mongol occidental al papa católico romano. Bar Sauma debatía con los cardinales cristianos en Roma. Simultáneamente, el monje franciscano Rubruquis, originario del borde occidental de Eurasia, viajaba con cartas del rey francés a la capital mongola en Eurasia central. Rubruquis debatió con budistas y musulmanes en la corte del gran kan. Ambos experimentaron la infructuosidad del debate religioso.

¿Por qué los murciélagos duermen colgados boca abajo?

Los murciélagos no son los únicos mamíferos capaces de desplazarse por el aire, pero sí son los únicos que pueden hacerlo impulsándose con sus alas en vez de planear. Esto es posible gracias a los potentes músculos de sus alas y su ligero cuerpo. Por otra parte, sus patas traseras son débiles, sin embargo, pueden dormir en posición invertida sin riesgo a caerse. Si lo pensamos, aunque no encontremos una razón clara, suponemos que esto debe ser una ventaja evolutiva.

Armas de materiales exóticos

El concepto de las armas cuerpo a cuerpo nos trae las imágenes de espadas, mazas y hachas, entre otras, fabricadas en diferentes metales o, si nos remontamos lo suficiente en el tiempo, de sílex o piedra. Salvo en algunas excepciones, como el látigo, los bastones o las tonfas, la zona contundente o cortante siempre era de metal, pero, como es habitual, esta entrada no existiría si no existiera un "sin embargo" a la premisa inicial.