Ir al contenido principal

¿Reemplazamos nuestras células cada 7 o 10 años?

Tejido muscular estriado cardiaco

Investigaciones recientes han confirmado que diferentes tejidos en el cuerpo reemplazan las células, cada una a un ritmo distinto, y otros tejidos nunca las reemplazan. Así que la afirmación de que las células del cuerpo son reemplazadas cada 7 o 10 años es errónea. Usando una nueva técnica revolucionaria, los investigadores muestran lo siguiente:
  1. Las neuronas en la corteza cerebral nunca son reemplazadas. Por lo tanto no se añade ninguna neurona a tu corteza cerebral después de tu nacimiento. Cualquier neurona que muera en la corteza no será reemplazada.
  2. Los adipocitos o células grasas son reemplazadas en un ritmo de un 10% al año en adultos. Por lo que puedes decir que de media, los humanos cambiamos todos nuestros adipocitos cada diez años.
  3. Los cardiomiocitos o células musculares del corazón son reemplazadas cada vez menos a medida que envejecemos. Con 25 años, solo 1% de las células se reemplazan al año. A los 70 años, solo lo hacen un 0,5% al año. Incluso en personas con edades muy avanzadas, se habían sustituido menos de la mitad de las células cardiacas. Aquellas que no han sido sustituidas han estado allí desde el nacimiento.
Los científicos están estudiando otros tejidos para estudiar el nivel de reemplazo.



Uno puede pensar que estos datos pueden estar equivocados, ya que es obvio que nuestros cerebros y corazón son más grandes que cuando nacimos. Entonces, ¿de dónde viene ese aumento de volumen? En el cerebro no se añaden neuronas en la corteza cerebral pero la investigación no ha estudiado completamente todas las zonas del cerebro, e incluso si no se añadiera ninguna neurona, las células gliales son el 90% de células del cerebro. Antes se solía pensar que las células gliales eran simplemente como un andamiaje en el cerebro, sin actuar en la actividad cerebral. Sin embargo, recientemente se ha descubierto que tienen funciones clave en el procesamiento.

Los cardiomiocitos son las células que ejercen la función de contracción en el corazón, pero el corazón también tiene tejido conjuntivo y otras células con diferentes niveles de reemplazo y de crecimiento. Mientras los cardiomiocitos se reemplazan muy lentamente, otros simplemente crecen de tamaño.

Fuente:Ask a naturalist 

Comentarios

  1. Segun tengo entendido sí se reemplezan todos los atomos, esto lo lei de un cientifico de apellido carreira él es físico nuclear.
    De dnd sacaron esta info?
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fuente siempre está al final de la entrada. En esta, se refiere a las células, no a los átomos.

      Por supuesto que lo más probable es que no tengamos ninguno de los átomos con los que nacemos.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Rellena este formulario para publicar un comentario. En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de este blog

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

El hombre globo que no podía defecar

Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses. exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.