Ir al contenido principal

10 gemas más raras que el diamante

Todos hemos escuchado que los diamantes son relativamente comunes en cuanto se refiere a las gemas, pero ¿quién entre nosotros puede nombrar a alguna más rara?

Aquí os presentamos una colección de las diez gemas menos comunes de la Tierra.

Painita

En el 2005, el libro Guinness de los Records nombró a la painita como la gema menos común del mundo. Fue descubierta em Myanmar por el mineralogista Arthur C. D. Pain en la década de 1950. Durante décadas, solo se conocían dos cristales del mineral hexagonal; en el 2005, todavía había menos de 25 muestras.

Actualmente la painita no es tan infrecuente como solía ser, según la división de ciencias geológicas y planetarias de Caltech debido al descubrimiento de un nuevo yacimiento de painita en Myanmar.  


Alejandrita

 La alejandrita es una gema verdaderamente increíble, debido a su capacidad de cambiar de color según la luz que incida en ella. Este cambio de color es independiente de tu ángulo de visión; una gema que cambia de color cuando la rotas en tu mano es pleocroica, y aunque la alejandrita lo es, puede cambiar de color de forma indepediente al ángulo de visión cuando se ve bajo una fuente de luz artificial. Con luz natural, se ve de azul verdoso; en luz incandescente suave, se ve morado rojizo.

Al ser una variedad de crisoberilo, la alejandrita pertenece a la misma familia de gemas que la esmeralda. Esta propiedad, así como su escasez, se debe a la infrecuente combinación de minerales que incluye titanio, hierro y cromo.

Tanzanita

El eslogan que se suele escuchar sobre la tanzanita es que es 1000 veces menos frecuente que el diamante, lo que podría ser posible ya que se encuentra casi exclusivamente en las faldas del Kilimanjaro, y en cantidades limitadas. Como la alejandrita, exhibe grandes cambios de color que dependen de la orientación del cristal y las condiciones lumínicas. En la foto, puedes ver como cambia de color cuando se ve con luz polarizada vertical, luz no polarizada y luz polarizada horizontalmente, de izquierda a derecha. Según la división de geología de Caltech, esto se debe a la presencia de iones de vanadio.

Benitoita

Esta piedra de un azul llamativo se ha encontrado solo, como sugiere su nombre, cerca de las aguas principales del río San Benito, en el condado de San Benito, California (Algunas fuentes dicen que ha sido desenterrado en cantidades limitadas en Japón y Arkansas, pero estas muestras no tienen "calidad de gema"), y es también la gema oficial del estado.

Una de las características más distintivas de la benitoita es su apariencia bajo luz ultravioleta, donde brilla con un color azulado. Lo extraño es que, aunque se describió a principios del siglo XX, y que conocemos su composición química desde hace décadas, aún no se conoce bien el origen de su color y propiedades fluorescentes.

Poudretteite

Los primeros trazos de poudrette fueron descubiertos en mitad de los años 60 en la cantera Poudrette en el monte Saint Hilaire, Quebec, pero no fue oficialmente reconcoida como una nueva especie de mineral hasta 1987, y no fue exhaustivamente descrita hasta el 2003. Según algunas fuentes, pocas personas verán una en persona, y muchos probablemente ni siquiera habrán oído hablar de ella.

Grandidierita

Este mineral verdeazulado se encuentra casi exclusivamente en Madagascar, aunque la primera (y, posiblemente la única) muestra facetada limpia fue recuperada de Sri Lanka. Como la alejandrita y tanzanita, es pleocroica, y puede transmitir la luz azul, verde y blanca.

Diamante rojo

Técnicamente los diamantes rojos son diamantes, pero hay algo que destacar: su gama de colores. En orden de frecuencia, los colores son: amarillos, marrón, transparentes, azul, verde, negro, rosa, naranja, violeta y rojo. En otras palabras, los diamantes transparentes no son ni siquiera los más raros.

Como punto de referencia, el diamante rojo más grande de la tierra, el Moussaieff Rojo, pesa solo 5,11 quilates (aproximadamente 1 gramo). El diamante tradicional más grande, como los cortados del diamante Cullinan de 3.106,75 quilates, pesan más de 500 quilates.

Musgravita

También llamada magnesiotaaffeíta-6N’3S. Este mineral fue descubierto por primera vez en 1967 en la cordillera Musgrave en Australia Meridional, pero se ha visto en pequeñas cantidades en Groenlandia, Madagascar y Australia. la primera muestra que era suficientemente grande y pura para ser tallada no se conoció hasta 1993, y, en el 2005, solo se conocían 8 muestras.

Jeremejevita

Descubierta por primera vez en Siberia a finales del siglo XIX, estos cristales con calidad de gema (es decir, minerales lo suficientemente grandes y claros para ser tallados) se han recuperado en cantidades limitadas en Namibia. En la imagen se muestra la jeremejevita facetada más grande de la tierra, pesando 60 quilates (unos 12 gramos)

Berilo rojo

El berilo rojo (también conocido como bixbita, "esmeralda roja" o "esmeralda escarlata") fue descrita por primera vez en 1904, y aunque está estrechamente relacionada a nivel químico tanto con la esmeralda como con la aguamarina, es considerablemente menos común. (El color rojo del mineral se debe a la presencia de iones de manganeso (Mn3+)

Se sabe que la distribución del mineral está limitada a algunas partes de Utah y Nuevo México, y es difícil de obtener de una manera económicamente viable. Como resultado, algunas estimaciones publicadas dicen que los rubíes de una calidad similar (siendo estos una gema poco común) son unas 8000 veces más abundantes que cualquier muestra de berilio rojo. Por lo tanto, se sabe que los precios del berilo rojo alcanzan 10.000 dólares por quilate de piedra tallada.


Fuente: io9

Comentarios

  1. interesante, atte, n m c, santiago de chile

    ResponderEliminar
  2. Gracias..a aquellos que hacen posible que las nuevas generaciones comprendan atravez del conocimiento de esta información las bellezas y raresas que la naturaleza ha creado con las piedras...att, h.f.r colombia

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de la semana

Julia Pastrana, la historia real de la mujer oso

Julia Pastrana nació en 1834. Llegó, cubierta de misterio, y su vida fue tan extraña y triste como su nacimiento. Se cree que nació en una pequeña tribu de nativos americanos en las laderas occidentales de México. No se sabe mucho sobre su infancia, pero su primera aparición en público fue cuando, en 1854, la llevaron y la exhibieron en la Gothic hall en Broadway. El nombre con el que se anunciaba era un insulto cruel y triste a su condición. Conocida como "la maravillosa híbrida" o la "mujer oso", también llamada como "La mujer más fea del mundo". Su propietario fue llamado Mr M. Rates y vio su potencial en el mismo momento en el que la encontró, trabajando como criada del gobernador de Sinaloa, México. Dándose cuenta de que podía ganar mucho dinero, decidió empezar mostrándola al público como "El gran fenómeno de la naturaleza". Los periódicos del día dijeron que era horrible, pero elogiaron su buena voz para cantar.

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

La breve y extrañamente interesante historia de las luces de Navidad

Thomas Edison fue conocido por sus absurdas maniobras publicitarias, pero durante la Navidad de 1880 prefirió tocar la fibra sensible. Ese año, en vez de electrocutar a un elefante, iluminó la Navidad.

Por 1880, Edison ya había inventado su lámparas incandescente, y buscaba una manera de publicitarla. Para mostrar su invención las usó en la fiesta de Yule, donde se colgaron lámparas incandescentes en el Laboratorio de Menlo Park, de modo que todos los viajeros que iban en el tren pudieran ver el milagro de la Navidad. Pero Edison es Edison, y decidió ponerlo más difícil encendiendo las luces desde un generador remoto a 8 millas de distancia.

Dos años después, Edward Johnson, un amigo de Edison, mostró el primer árbol de Navidad iluminado en su casa de Manhattan. El árbol, que contaba con 80 luces, era tan imponente como el árbol de Navidad de Charlie Brown (izquierda, clic para agrandar). Como podrías imaginar, la idea de Johnson fue utilizada como publicidad.

Esta tradición puede ha…

Criaturas míticas que resultaron ser reales

Al pensar en criaturas míticas, uno acostumbra a opinar que todas y cada una de ellas pertenecen al mundo de la ficción, como el ave canela, pero hay bestias que, en épocas antiguas, eran tan exóticas que parecían extraídos de la fantasía. El que sus descripciones se basaran en testimonios indirectos no ayudaba mucho. En estos casos se suele mencionar al unicornio con los rinocerontes y narvales como fuente de inspiración y de su cuerno, respectivamente, o a los manatíes en el caso de las sirenas. En ambos ejemplos, las bestias míticas se parecen a los animales como un huevo a una castaña y lo aceptamos a falta de una mejor explicación.

Descubriendo el origen de besarse bajo el muérdago

Los origines de besarse bajo el muérdago en Navidad se remonta al siglo XVII. Se creía que poseía un poder mágico que daba la vida y tenía la habilidad de traer la paz entre los enemigos. En Escandinavia, el muérdago era considerado una planta de paz, bajo la cual los enemigos podían declarar la tregua o un matrimonio que discutiera podría besarse y hacer las paces.

En el siglo XVIII, besarse bajo el muérdago tomó un nuevo significado. Se creía que una joven bajo el muérdago no rechazaría ser besada, y que un beso apasionado podría significar el comienzo de un gran romance. Por el contrario, si una mujer no era besada mientras estaba bajo el muérdago, significaba que no se podría casar durante otro año. No hace falta decir, que la Navidad para las chicas jóvenes durante el siglo XVIII estaba tan llena de estrés como de alegría navideña.