Ir al contenido principal

¿Por qué menstrúan las mujeres?

La menstruación es un fenómeno peculiar por el que pasan las mujeres en un ciclo casi mensual y que no es claramente obvio desde un punto de vista evolutivo. Es un desperdicio: están deshaciéndose de una cantidad sustancial de sangre y tejido. Parece peligroso; antiguamente, en un mundo lleno de depredadores y enfermedades, dejar un rastro de sangre o llenar un delicado orificio con tejido muerto no es la mejor de las ideas. Y como podrán decir muchas mujeres, es incómodo y, a veces, debilitante. Entonces, ¿por qué, evolución, por qué?


Se puede asumir que es la manera en la que funciona la reproducción de los mamíferos. ¡Pero no es verdad! La mayoría no menstrua - no revisten el útero cíclicamente, sino que lo hacen solo cuando se produce la fertilización, lo que es más eficiente. De los mamíferos, solo la mayoría de los primates, algunos murciélagos y musarañas elefantes (Elephantulus myurus) se encuentran entre los afortunados menstruadores y, como puedes ver en su filogenia, este rasgo no estaba presente ancestralmente - los primates lo hemos adquirido relativamente tarde.

La filogenia muestra la distribución de la menstruación en mamíferos placentarios y los estados inferidos de linajes ancestrales. Las especies/linajes que menstruan se presentan en rosa, mientras las que no, se representan en negro. Las especies en las que el dato se desconoce no están coloreadas y las dudosas se muestran con líneas negras. El colicorto (Monodelphis) representa el exogrupo. Hay que tener en cuenta que hay una fuerte evidencia por la que la menstruación tuvo tres orígenes distintos entre los mamíferos placentarios.

Quizás se pueda culpar a la maldición del génesis, pero entonces la filogenia sugeriría que Adán y Eva fueron parte de una población de proto-primates ardillescos que vivieron a principios del Paleoceno. Es bastante anti-bíblico, aunque, ¿qué hicieron los murciélagos y las musarañas elefantes para merecerse esto?

Hay muchas explicaciones en el aire. Una indica que es una manera de eliminar asquerosos patógenos introducidos en el conducto reproductivo por los machos - pero al ser un fenómeno tan común, la pregunta es por qué solo está presente en unas cuantas especies. Otra explicación es que es más eficiente eliminar el endometrio cuando no se usas que mantenerlo indefinidamente; pero esta es una falsa distinción, porque otros mamíferos no mantienen el endometrio, solo lo forman en respuesta a la fertilización. Y finalmente, otra razón es que los humanos tienen unos embriones bastante agresivos que se implantan profundamente en los tejidos maternos y la menstruación "acostumbra" al epitelio  uterino a hacer frente al estrés. Desafortunadamente, no hay pruebas que apoyen que la menstruación proporciona ninguna resistencia del útero.

Un nuevo artículo de Emera, Romero y Wagner sugiere una nueva idea interesante. Dan la vuelta a la pregunta. La menstruación no es el fenómeno a explicar, sino que la decidualización, la producción de un epitelio endometrial más ancho, es la clave.

Todos los mamíferos preparan una membrana especializada para la implantación del embrión, la diferencia es que la mayoría exhibe una decidualización desencadenada por el embrión fertilizado, mientras que en la mayoría de los primates es una decidualización espontánea, que ocurre incluso en ausencia de embrión fertilizado. Por ejemplo, puedes inducir la menstruación en ratones. Arañando el endometrio del ratón, iniciará un pseudoembarazo y formará un epitelio endometrial más ancho que se desprenderá cuando caigan los niveles de progesterona. Por lo que la razón por la que los ratones no menstruan es porque carecen de un mecanismo para desprenderse del epitelio endometrial...no lo forman en primer lugar a menos que vayan a usarlo.

Entonces la pregunta es, ¿por qué los humanos tienen decidualización espontánea?

La respuesta que sugiere Emera es completamente evolutiva, e implica un conflicto materno-fetal. La madre y el feto tienen una relación conflictiva: el mayor interés de la madre es sobrevivir al embarazo para tener hijos de nuevo, por lo que su cuerpo intenta conservar los recursos a largo plazo. Por otra parte, el feto se beneficia de la madre tanto como puede, a veces, en detrimento de esta. El feto, por ejemplo, manipula las hormonas maternas para debilitar la respuesta a la insulina, para que las células maternas consuman menos azúcar y quedarse así con una cantidad mayor para él.

Entre los mamíferos, hay una variación en cuanto penetra la placenta en el útero. Algunas especies son epiteliocoriales; la conexión es completamente superficial. Otras son sindesmocoriales, en la que la placenta atraviesa el epitelio uterino. Y otras, las más invasivas, son hemocoriales, que llegan a los vasos sanguíneos maternos. Los humanos son hemocoriales, como todos los mamíferos que menstruan.

Esto es una pista. La menstruación es consecuencia de una auto-defensa. Las hembras de estas especies forman ese epitelio uterino engrosado para protegerse y aislarse del avaricioso embrión y su egoista placenta. En una especie con embriones especialmente invasivos, es demasiado tarde para esperar al momento de la implantación - de hecho, construyen esa defensa de forma preventiva, antes y en caso de la fertilización. Si la fertilización no ocurre, entonces se inicia el suceso universal de desprender el revestimiento cuando descienden los niveles de progesterona.

Además, el engrosamiento de las paredes del útero también es un sensor de calidad fetal, detectando anormalidades cromosómicas que permiten un aborto prematuro de forma espontánea. Hay pruebas para esto: las mujeres pueden variar su grado de decidualización, y se ha descubierto que las mujeres con decidualización reducida se quedan embarazadas más frecuentemente, pero también exhiben un embarazo fallido con más frecuencia. Por lo que tener un útero preparado no solo ayuda a defenderse de los fetos demasiado agresivos, sino que dota a la madre de una mayor habilidad para seleccionar que fetos llevar a término.

Los autores también han propuesto un mecanismo un mecanismo por el que habría evolucionado la menstruación e implica una asimilación genética. La asimilación genética es un proceso que comienza con un fenotipo inducido ambientalmente (en este caso, la decidualización en respuesta a la implantación), que es reforzado por las mutaciones genéticas que estabilizan el fenotipo. Hacen predicciones para esta hipótesis. En las especies que no poseen una decidualización espontánea, la implantación del feto desencadena una elevación del AMP cíclico en el endometrio que causa el crecimiento del epitelio. Predicen que, si ocurrió la asimilación genética,  lo que pasó en las especies con decidualización espontánea fue que la señalización hormonal se emparejó con los procesos de activación existentes.
Si cualquiera de estos modelos fueran correctos, podríamos esperar una regulación al alza de AMPc - agentes estimulantes en respuesta a la progesterona en especies menstruadoras como los humanos, pero no en especies no menstruadoras como el ratón.

Los resultados de los experimentos como los descritos arriba dilucidarán el trayecto evolutivo de la decidualización inducida a la espontánea, permitiéndonos responder a la pregunta que lleva tanto tiempo sin respuesta sobre la importancia evolutiva de la menstruación. Además, proporcionará información mecanicista que podría ser útil en el tratamiento de trastornos reproductivos como la endometriosis, el cáncer endometrial, la preeclampsia y las pérdidas recurrentes del embarazo. Estos trastornos implican una respuesta endometrial disfuncional durante el ciclo menstrual y el embarazo. Por lo tanto, los mecanismos aclaratorios de la respuesta endometrial normal a las hormonas maternas, es decir, la decidualización espontánea, facilitarán la identificación de los genes con una función anormal en mujeres con estos trastornos. Un análisis de cómo la decidualización espontánea se produjo en la evolución podría ayudar a identificar estos mecanismos moleculares críticos.
Fuentes:
  • Emera D, Romero R, Wagner G (2011) The evolution of menstruation: A new model for genetic assimilation: Explaining molecular origins of maternal responses to fetal invasiveness. Bioessays 34(1):26-35.
  • Pharyngula 

Comentarios

  1. Sigue sin quedarme muy claro.
    Si la madre y el feto tienen una relación conflictiva en búsqueda de la supervivencia ¿Por que la hembra de la especie humana simplemente no tendría un ciclo estral en lugar de menstrual? Todo parece apuntar que evolutivamente, sigue siendo más conveniente para la especie que se forme el endometrio frente a la fertilización y no espontáneamente esperando la fertilización.

    ResponderEliminar
  2. Yo insisto que tiene que ver con la gravedad. Los mamíferos que se reproducen todo el año lograron no verse afectados por los cambios en la disponibilidad de alimento (cuestión evidente en carnívoros) y pudieron reproducirse todo el año. Luego, copular todo el año. Sin embargo, el león que siendo carnívoro se reproduce todo el año, no se puso de pie como los primates y no tuvo el problema de la retención del embrión en las etapas más tempranas a partir de la fecundación. Así, la pared del endometrio debió ser más resistente y por lo tanto más grande en proporción a la hembra que la portaba. Finalmente, al ser más grande, necesitaba ser eliminada y no absorbida como en los mamíferos herbívoros como las vacas o los rumiantes que no menstrúan.

    Fin del asunto.

    PD. ¿Te imaginai fuera cierto? xD
    PD2: saludos a la Bárbara
    PD3: saludos a tuiter y feisbuk. xD

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de la semana

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

El insecto más venenoso del mundo

Ha pasado más de un año desde la última entrada sobre hormigas, donde empezaba recopilando las entradas anteriores de este animal para añadir otra especie más. Entonces me dejé fuera otras entradas de hormigas, como las de la hormiga Drácula. Hoy añado otra especie a la lista: la Pogonomyrmex maricopa.

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).

Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.



Leer más...

1.¿Los persas pueden correr por las paredes como el príncipe de persia?
Si claro y de donde crees tomaron la idea para el juego pues d ellos
Además dicen que en Persia no hay escaleras, la gente va subiendo por las paredes. Ir allí es todo un espectáculo, hasta las viejas van saltando de una ventana a otra y dando volteretas. Exceptuando a los monjes Shaolin y Naruto, nadie más sabe hacer eso.

2.¿Qué duele más un santo puntazo en los testículos o que tu novia te deje?
Que la novia se vaya. En mi opinión, lo peor es que tu novia te deje y como propina te de una patada en tus partes.

3.¿Por qué sueño que al irme a do…

El misterio de la momia agonizante

Está entrada está publicada en menéame, colabora meneandola
Se trata de un horripilante descubrimiento. La momia de un joven con sus manos y pies vendados, y su rostro contorsionado en un grito eterno de dolor. Pero ¿quién era y de qué murió?

En un abrasador día de finales de Junio de 1886, Gaston Maspero, el jefe del servicio de antiguedades egipcio, fue a desembalar las momias de los 40 faraones encontrados unos años antes en el Valle de los Reyes

El descubrimiento de las tumbas en 1881, en la zona del valle de Deir El Bahri, a 300 millas al sur del Cairo, fue sorprendente y abundante. Ocultos del mundo durante siglos estaban los faraones más importantes de Egipto - Ramsés el grande, Seti I y Tutmosis III. Sin embargo, este cuerpo, enterrado junto a ellos en la llanura y con un ataud sin decorar, es diferente, ya que su identidad es desconocida.

Se trata de un misterio inesperado, ya que una vez Maspero abrió el ataúd, se encontró algo más sorprendente.

Allí, cubierto por la piel de …

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

La picadura de esta hormiga duele tanto como un disparo

La Paraponera clavata tiene el privilegio de ser el animal que causa la picadura más dolorosa. También la llaman hormiga bala, ya que dicen que su bocado duele tanto como un disparo. Otro de los nombres que la describen perfectamente es el de hormiga 24 horas, ya que es lo que dura el dolor de la picadura.

La hormiga, que se encuentra en Nicaragua y Paraguay, llegan a medir 25 mm y viven en la bases de los árboles. Fue descrita por primera vez por Joseph Charles Bequaert (1886-1982). Se dice que provoca un dolor 30 veces mayor al de una avispa. Quienes lo han sufrido lo describen como "olas de dolor ardiente y pulsátil, que no cesa en 24 horas" o “Puro, intenso, dolor brillante. Similar a caminar sobre brasas ardientes con una aguja de 7 centímetros clavada en tu talón”.

El entomólogo Justin Schmidt creó una escala de dolor que va del 1 al 4, donde clasifica el primer nivel sería la picadura de avispa antes mencionada. Mientras que la hormiga del fuego y la abeja africana t…