Ir al contenido principal

¿Por qué menstrúan las mujeres?

La menstruación es un fenómeno peculiar por el que pasan las mujeres en un ciclo casi mensual y que no es claramente obvio desde un punto de vista evolutivo. Es un desperdicio: están deshaciéndose de una cantidad sustancial de sangre y tejido. Parece peligroso; antiguamente, en un mundo lleno de depredadores y enfermedades, dejar un rastro de sangre o llenar un delicado orificio con tejido muerto no es la mejor de las ideas. Y como podrán decir muchas mujeres, es incómodo y, a veces, debilitante. Entonces, ¿por qué, evolución, por qué?


Se puede asumir que es la manera en la que funciona la reproducción de los mamíferos. ¡Pero no es verdad! La mayoría no menstrua - no revisten el útero cíclicamente, sino que lo hacen solo cuando se produce la fertilización, lo que es más eficiente. De los mamíferos, solo la mayoría de los primates, algunos murciélagos y musarañas elefantes (Elephantulus myurus) se encuentran entre los afortunados menstruadores y, como puedes ver en su filogenia, este rasgo no estaba presente ancestralmente - los primates lo hemos adquirido relativamente tarde.

La filogenia muestra la distribución de la menstruación en mamíferos placentarios y los estados inferidos de linajes ancestrales. Las especies/linajes que menstruan se presentan en rosa, mientras las que no, se representan en negro. Las especies en las que el dato se desconoce no están coloreadas y las dudosas se muestran con líneas negras. El colicorto (Monodelphis) representa el exogrupo. Hay que tener en cuenta que hay una fuerte evidencia por la que la menstruación tuvo tres orígenes distintos entre los mamíferos placentarios.

Quizás se pueda culpar a la maldición del génesis, pero entonces la filogenia sugeriría que Adán y Eva fueron parte de una población de proto-primates ardillescos que vivieron a principios del Paleoceno. Es bastante anti-bíblico, aunque, ¿qué hicieron los murciélagos y las musarañas elefantes para merecerse esto?

Hay muchas explicaciones en el aire. Una indica que es una manera de eliminar asquerosos patógenos introducidos en el conducto reproductivo por los machos - pero al ser un fenómeno tan común, la pregunta es por qué solo está presente en unas cuantas especies. Otra explicación es que es más eficiente eliminar el endometrio cuando no se usas que mantenerlo indefinidamente; pero esta es una falsa distinción, porque otros mamíferos no mantienen el endometrio, solo lo forman en respuesta a la fertilización. Y finalmente, otra razón es que los humanos tienen unos embriones bastante agresivos que se implantan profundamente en los tejidos maternos y la menstruación "acostumbra" al epitelio  uterino a hacer frente al estrés. Desafortunadamente, no hay pruebas que apoyen que la menstruación proporciona ninguna resistencia del útero.

Un nuevo artículo de Emera, Romero y Wagner sugiere una nueva idea interesante. Dan la vuelta a la pregunta. La menstruación no es el fenómeno a explicar, sino que la decidualización, la producción de un epitelio endometrial más ancho, es la clave.

Todos los mamíferos preparan una membrana especializada para la implantación del embrión, la diferencia es que la mayoría exhibe una decidualización desencadenada por el embrión fertilizado, mientras que en la mayoría de los primates es una decidualización espontánea, que ocurre incluso en ausencia de embrión fertilizado. Por ejemplo, puedes inducir la menstruación en ratones. Arañando el endometrio del ratón, iniciará un pseudoembarazo y formará un epitelio endometrial más ancho que se desprenderá cuando caigan los niveles de progesterona. Por lo que la razón por la que los ratones no menstruan es porque carecen de un mecanismo para desprenderse del epitelio endometrial...no lo forman en primer lugar a menos que vayan a usarlo.

Entonces la pregunta es, ¿por qué los humanos tienen decidualización espontánea?

La respuesta que sugiere Emera es completamente evolutiva, e implica un conflicto materno-fetal. La madre y el feto tienen una relación conflictiva: el mayor interés de la madre es sobrevivir al embarazo para tener hijos de nuevo, por lo que su cuerpo intenta conservar los recursos a largo plazo. Por otra parte, el feto se beneficia de la madre tanto como puede, a veces, en detrimento de esta. El feto, por ejemplo, manipula las hormonas maternas para debilitar la respuesta a la insulina, para que las células maternas consuman menos azúcar y quedarse así con una cantidad mayor para él.

Entre los mamíferos, hay una variación en cuanto penetra la placenta en el útero. Algunas especies son epiteliocoriales; la conexión es completamente superficial. Otras son sindesmocoriales, en la que la placenta atraviesa el epitelio uterino. Y otras, las más invasivas, son hemocoriales, que llegan a los vasos sanguíneos maternos. Los humanos son hemocoriales, como todos los mamíferos que menstruan.

Esto es una pista. La menstruación es consecuencia de una auto-defensa. Las hembras de estas especies forman ese epitelio uterino engrosado para protegerse y aislarse del avaricioso embrión y su egoista placenta. En una especie con embriones especialmente invasivos, es demasiado tarde para esperar al momento de la implantación - de hecho, construyen esa defensa de forma preventiva, antes y en caso de la fertilización. Si la fertilización no ocurre, entonces se inicia el suceso universal de desprender el revestimiento cuando descienden los niveles de progesterona.

Además, el engrosamiento de las paredes del útero también es un sensor de calidad fetal, detectando anormalidades cromosómicas que permiten un aborto prematuro de forma espontánea. Hay pruebas para esto: las mujeres pueden variar su grado de decidualización, y se ha descubierto que las mujeres con decidualización reducida se quedan embarazadas más frecuentemente, pero también exhiben un embarazo fallido con más frecuencia. Por lo que tener un útero preparado no solo ayuda a defenderse de los fetos demasiado agresivos, sino que dota a la madre de una mayor habilidad para seleccionar que fetos llevar a término.

Los autores también han propuesto un mecanismo un mecanismo por el que habría evolucionado la menstruación e implica una asimilación genética. La asimilación genética es un proceso que comienza con un fenotipo inducido ambientalmente (en este caso, la decidualización en respuesta a la implantación), que es reforzado por las mutaciones genéticas que estabilizan el fenotipo. Hacen predicciones para esta hipótesis. En las especies que no poseen una decidualización espontánea, la implantación del feto desencadena una elevación del AMP cíclico en el endometrio que causa el crecimiento del epitelio. Predicen que, si ocurrió la asimilación genética,  lo que pasó en las especies con decidualización espontánea fue que la señalización hormonal se emparejó con los procesos de activación existentes.
Si cualquiera de estos modelos fueran correctos, podríamos esperar una regulación al alza de AMPc - agentes estimulantes en respuesta a la progesterona en especies menstruadoras como los humanos, pero no en especies no menstruadoras como el ratón.

Los resultados de los experimentos como los descritos arriba dilucidarán el trayecto evolutivo de la decidualización inducida a la espontánea, permitiéndonos responder a la pregunta que lleva tanto tiempo sin respuesta sobre la importancia evolutiva de la menstruación. Además, proporcionará información mecanicista que podría ser útil en el tratamiento de trastornos reproductivos como la endometriosis, el cáncer endometrial, la preeclampsia y las pérdidas recurrentes del embarazo. Estos trastornos implican una respuesta endometrial disfuncional durante el ciclo menstrual y el embarazo. Por lo tanto, los mecanismos aclaratorios de la respuesta endometrial normal a las hormonas maternas, es decir, la decidualización espontánea, facilitarán la identificación de los genes con una función anormal en mujeres con estos trastornos. Un análisis de cómo la decidualización espontánea se produjo en la evolución podría ayudar a identificar estos mecanismos moleculares críticos.
Fuentes:
  • Emera D, Romero R, Wagner G (2011) The evolution of menstruation: A new model for genetic assimilation: Explaining molecular origins of maternal responses to fetal invasiveness. Bioessays 34(1):26-35.
  • Pharyngula 

Comentarios

  1. Sigue sin quedarme muy claro.
    Si la madre y el feto tienen una relación conflictiva en búsqueda de la supervivencia ¿Por que la hembra de la especie humana simplemente no tendría un ciclo estral en lugar de menstrual? Todo parece apuntar que evolutivamente, sigue siendo más conveniente para la especie que se forme el endometrio frente a la fertilización y no espontáneamente esperando la fertilización.

    ResponderEliminar
  2. Yo insisto que tiene que ver con la gravedad. Los mamíferos que se reproducen todo el año lograron no verse afectados por los cambios en la disponibilidad de alimento (cuestión evidente en carnívoros) y pudieron reproducirse todo el año. Luego, copular todo el año. Sin embargo, el león que siendo carnívoro se reproduce todo el año, no se puso de pie como los primates y no tuvo el problema de la retención del embrión en las etapas más tempranas a partir de la fecundación. Así, la pared del endometrio debió ser más resistente y por lo tanto más grande en proporción a la hembra que la portaba. Finalmente, al ser más grande, necesitaba ser eliminada y no absorbida como en los mamíferos herbívoros como las vacas o los rumiantes que no menstrúan.

    Fin del asunto.

    PD. ¿Te imaginai fuera cierto? xD
    PD2: saludos a la Bárbara
    PD3: saludos a tuiter y feisbuk. xD

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En las entradas con más de 14 días, los comentarios no se publicarán hasta que sea revisados.

No se aceptan comentarios incoherentes, en mayúsculas o con enlaces de spam. No es recomendable añadir correos electrónicos ni teléfonos. Se agradecen los comentarios con respeto.

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

¿Cómo combatir los pedos en los aviones?

Los aviones comerciales pueden transportar entre 300 y 550 pasajeros como máximo, mientras que sus vuelos pueden prolongarse hasta 18 horas y media. Dado que los aviones solo pueden presurizar sus cabinas hasta los 565 mmHg, equivalente a unos 2400 metros de altura, y que casi la mitad del aire del avión recircula, no se puede evitar ni emitir ni oler las ventosidades. Entonces, ¿cómo evitar las indeseables ventosidades? Para empezar, los pasajeros se enfrentan a varias complicaciones. La comida, como las judías y los alimentos altos en fibra, puede favorecer la producción de gases, pero con la disminución de la altitud disminuye la presión atmosférica, facilitando aún más su producción y emisión. Además el aislamiento acústico enmudece el sonido exterior, que en este caso sería un gran aliado contra los pedos sonoros. Como intentó una mujer en el 2006 en un vuelo de Washington a Dallas, podrían quemarse con fuego, pero no es nada práctico, especialmente en pleno vuelo. Contenerse pue

Las constelaciones y cuerpos celestes del firmamento maya

"El Caracol", el observatorio de Chichén Itzá en 1932. Una vez más volvemos a mirar al cielo desde los ojos de nuestros antepasados. Esta entrada estará dedicada al firmamento maya, una de las civilizaciones mesoamericanas precolombinas más conocidas. Los pueblos necesitaban conocer las estrellas para guiarse en la navegación, el calendario de cosechas, de festividades y político. Los mayas no eran ajenos a esto, como tampoco lo eran, como vimos en el pasado, los aztecas y los incas . Para los mayas, las estrellas eran fuegos que servían para iluminar el camino durante la noche. Los mayores "fuegos" de las constelaciones organizan su disposición en el cielo. Las almas se convertían en ellas al morir. Quizás por ello soñar con ellas indicaba un destino funesto. Los mayas observaban las estrellas antes del amanecer. Los tsotsil se referían a ellas como k’analetik ("las amarillas"), situándolas en un nivel superior al cielo sobre las nubes, pero in