Ir al contenido principal

El hombre que fabricaba cerveza en su barriga

Este caso puede dar un nuevo significado a la "barriga cervecera". Un hombre de 61 años, con un historial de elaboración casera de bebidas alcohólicas, llegó a la sala de urgencias en Texas quejándose de mareos. Las enfermeras le sometieron al alcoholímetro. Como se temían, la concentración de alcohol en sangre llegaba al 0,37%, unas cinco veces el límite legal para conducir en Texas.

Solo había una pega: el hombre decía que no había tocado una gota de alcohol en todo el día. "Se emborrachaba de repente - un domingo por la mañana tras estar en la iglesia, o simplemente, en cualquier momento," dice el decano de enfermería de la facultad de Panola en Carthage, Texas. "Su esposa estaba tan consternada sobre ello que incluso ella compró un alcoholímetro".

Otros profesionalse médicos atribuyeron el problema a que él bebía a escondidas. Pero Cordell y el Dr. Justin McCarthy, un gastroenterólogo en Lubbock, quisieron saber que estaba pasando realmente.


Por lo que el hombre buscó licor en las pertenencias del hombre y después lo aisló en una habitación del hospital durante 24 horas. Durante el día, comió alimentos ricos en hidratos de carbono, y el los médicos comprobarían periodicamente sus niveles de alcohol en sangre. Llegó un momento que alcanzó un 0,12%.

Finalmente, McCarthy y Cordell identificaron al culpable: una exceso de levadura de cerveza en sus tripas.

Según Cordell y McCarthy, su tracto intestinal estaba actuando como una fábrica de cerveza.

El paciente tenía una infección con Saccharomyces cerevisiae, según Cordell. Por lo que cuando comía o bebía algo con mucho almidón -  una rosquilla, pasta o un refresco - la levadura fermentaba los azúcares en etanol, emborrachándose. Básicamente, estaba fabricando cerveza en su barriga. Cordell y McCarthy informaron del caso del "síndrome de la auto-fabricación de cerveza" hace unos meses en la Internacional Journal of Clinical Medicine.

 La levadura de la cerveza se encuentra en muchos alimentos, como el pan, vino y, por supuesto, la cerveza. Generalmente no hacen ningún daño. Algunos simplemente están de paso. Algunas personas toman Saccharomyces como un suplemento probiótico. Pero resulta que en algunos casos, las levaduras pueden alojarse en el intestino durante más tiempo y pueden causar problemas.

"Los investigadores han mostrado de manera inequívoca pueden crecer en el tracto intestinal, " dice Heitman a The Salt. "Pero aún no está claro si está asociado con alguna enfermedad" - o sí puede emborrachar a alguien desde el estómago hacia arriba.

Hemos buscado en torno a la literatura del síndrome de auto-fabricación de cerveza y descubrimos un puñado de casos iguales al de Texas. Algunos informes de Japón datan de la década de 1970. En la mayoría de los casos, las infecciones ocurrieron tras la ingestión de antibióticos - que pueden exterminar las bacterias intestinales, dejando el camino libre para que florezcan los hongos como la levadura - u otra enfermedad que suprimiera el sistema inmune.

Aún así, estos casos son muy poco frecuentes. Heitman dice que nunca antes había escuchado hablar del "síndrome de auto-fabricación de cerveza". "Suena interesante," dice. pero también es precavido.

"El problema con los estudios de casos," señala, "es que es solo una persona. No un estudio clínico controlado."

Fuente: NPR

Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

Las mentiras que te contaron de los samuráis

  En Japón, los samuráis son guerreros legendarios que actúan sin un ápice de duda y que cumplen su objetivo sin importar lo que cueste. Su dedicación les permitía perfeccionar tanto sus míticas dotes de lucha como las intelectuales. A pesar de ello, si es increible que una sola persona alcance tal desarrollo, más aún lo es que lo haga toda una clase social. Serie: Grupos tópicos Vikingos - Espartanos - Ninjas - Indios - Piratas - Samuráis Seguidores del bushido  El bushido era un rígido código de conducta que regía la vida del samurái. Este giraba en torno a virtudes que dictaban la forma correcta de actuar, como el honor, el buen juicio, la cortesía, la compasión, la honestidad, la compasión y la lealtad. Por supuesto, estas debían aplicarse de forma extrema, sin puntos intermedios. El Hagakure de Yamamoto Tsunetomo de principios del siglo XVIII es la primera obra donde aparecen estos conceptos. Se trataba de una o

Las constelaciones y cuerpos celestes del firmamento maya

"El Caracol", el observatorio de Chichén Itzá en 1932. Una vez más volvemos a mirar al cielo desde los ojos de nuestros antepasados. Esta entrada estará dedicada al firmamento maya, una de las civilizaciones mesoamericanas precolombinas más conocidas. Los pueblos necesitaban conocer las estrellas para guiarse en la navegación, el calendario de cosechas, de festividades y político. Los mayas no eran ajenos a esto, como tampoco lo eran, como vimos en el pasado, los aztecas y los incas . Para los mayas, las estrellas eran fuegos que servían para iluminar el camino durante la noche. Los mayores "fuegos" de las constelaciones organizan su disposición en el cielo. Las almas se convertían en ellas al morir. Quizás por ello soñar con ellas indicaba un destino funesto. Los mayas observaban las estrellas antes del amanecer. Los tsotsil se referían a ellas como k’analetik ("las amarillas"), situándolas en un nivel superior al cielo sobre las nubes, pero in