Ir al contenido principal

La estructura más grande del universo


¿Cuál es la estructura más grande del universo? Esa es la pregunta que ha intrigado a los científicos durante siglos. Hoy, tienen la respuesta gracias a los astrónomos que dicen que han descubierto la estructura más grande jamás observada y que empequeñece a la anterior ostentadora del récord por varios miles de millones de años-luz.

Las ideas de los astrónomos sobre las estructuras más grandes del universo han cambiado en el último siglo. Al principio del siglo XX, empezaron a sospechar que las estrellas se acumulaban juntas en forma de "islas" o galaxias que se separaban entre sí por grandes distancias.

Esta respuesta fue finalmente respondida en la década de 1920 por Edwin Hubble y otros que midieron la distancia a diferentes galaxias,, probando que estaban mucho más lejos que las estrellas. Pensaban que estas galaxias eran las estructuras más grandes del universo y se distribuían de forma más o menos uniforme en el espacio.

No fue hasta 1989 cuando los astrónomos descubrieron algo aún más grande. En los 70 y 80, empezaron a medir sistemáticamente las distancia de gran número de galaxias y esto permitió producir un mapa tridimensional de ellas. Para su sorpresa, no estaban distribuidas equitativamente, sino que formaban unas estructuras filamentosas con paredes y vacíos. A la más grande de estas estructuras la llamaron "la Gran Muralla", una estructura a 200 millones de años-luz y de unos 500 millones de años-luz de longitud.

Esto era desconcertante para la época porque esos muros y vacíos eran demasiado grandes para haberse formado por interacciones gravitacionales en la época del nacimiento del universo. Por supuesto, los astrónomos conocen que esta estructura procede de variaciones en la densidad del universo primitivo poco después del Big Bang por fluctuaciones cuánticas.

Desde entonces, los astrónomos han encontrado estructuras más grandes conforme mejoraba la tecnología para mirar más lejos. En el 2003, descubrieron la Gran Muralla de Sloan, otra muralla de galaxias de 1400 millones de años-luz de longitud y a 1000 millones de años-luz de la Tierra.

Este mismo año, encontraron una estructura más grande en la constelación de Leo llamada Huge-LQG (Large Quasar Group). Consiste en 73 quasares que se extienden a una distancia de 4000 años-luz.

Ahora I. Horvarth en la Universidad Nacional de Servicio Público en Budapest, Hungría, y un par de compañeros, dicen que han identificado algo aún más grande. Sus datos están basados en los estallidos de rayos gamma, el suceso más energético del universo.


Los astrónomos piensan que estos estallidos están emitidos por estrellas que colapsan para formar estrellas de neutrones o agujeros negros. Estos estallidos son increíblemente brillantes - un estallido típico libera la misma energía en una fracción de segundo que el Sol durante toda su vida.

Los astrónomos miden la distancia de los estallidos de rayos gamma mirando la luminiscencia óptica de la explosión cuando es detectada y medida por su corrimiento al rojo. Desde 1997, cuando se usó por primera vez esta técnica, midieron la distancia de 283 de estos estallidos y cartografiaron su posición en el universo.

Los astrónomos siempre han asumido que estas explosiones estaban distribuidas uniformemente a través del universo. Y parece ser el caso para la mayoría. Pero Horvarth y compañía dicen que han encontrado una irregularidad significante. Dicen que hay muchos más estallidos de rayos gamma a una distancia de unos 10000 años-luz que lo que esperarías si la distribución fuera uniforme.

Esos estallidos de rayos gamma forman una estructura de un tamaño de unos 10.000 millones de años-luz, significativamente más grande que el Huge-LQG. Por lo que esta, presumiblemente otra muralla de galaxias aún más distantes, es la nueva estructura más grande del universo. Por supuesto, hay advertencias asociadas con su nuevo trabajo. El primero es la pequeño tamaño de la muestra de tan solo 283 estallidos de rayos gamma de los cuales solo 31 forman esta nueva estructura. Horvarth y compañía dicen que, estadísticamente, este número de estallidos de rayos gamma no deben ser agrupados juntos incluso si estuvieran distribuidos uniformemente.

Es un buen indicador de que está pasando algo interesante pero no es un mate astronómico; se necesitan de forma desesperada más datos. "Uno o dos años más de observaciones de estallidos gamma seguramente proporcionarán las estadística para confirmar o refutar este descubrimiento," dicen.

Si esta historia suena un poco familiar es porque los astrónomos han asumido regularmente que los objetos que pueden ver deben estar distribuidos uniformemente en el universo. Como la historia ha mostrado una y otra vez, normalmente suelen estar equivocados. El universo siempre parece tener una estructura a cualquier escala.

Puede ser incluso más importante. Uno de los dogmas de la cosmología es el principio cosmológico - que dice que la distribución de la materia en el universo parecerá uniforme si se ve desde una escala lo suficientemente grande.

Es el equivalente a la idea de que el universo parece igual para todos los observadores, sin importar en qué lugar estén.

Pero las pruebas, hasta donde alcanzan los astrónomos, no apoyan esta idea. Da igual a la escala a la que miren, siempre parecen que emergen estructuras más grandes. Esto no niega el principio cosmológico. De hecho, los cosmólogos se apresuran a decir que la idea clave es que las leyes de la física deben ser las mismas para todos los observadores. 

Sin embargo, la posibilidad de que el principio cosmológico se siente en terreno inestable proporcionará a muchos teóricos algunas reflexiones interesantes.

Fuente: Medium

Comentarios

Entradas populares de la semana

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

El infructuoso debate entre cristianos, musulmanes y budistas

En el siglo XIII, el monje nestoriano túrquico/mongol Rabban Bar Sauma sirvió como embajador del imperio mongol occidental al papa católico romano. Bar Sauma debatía con los cardinales cristianos en Roma. Simultáneamente, el monje franciscano Rubruquis, originario del borde occidental de Eurasia, viajaba con cartas del rey francés a la capital mongola en Eurasia central. Rubruquis debatió con budistas y musulmanes en la corte del gran kan. Ambos experimentaron la infructuosidad del debate religioso.

¿Por qué los murciélagos duermen colgados boca abajo?

Los murciélagos no son los únicos mamíferos capaces de desplazarse por el aire, pero sí son los únicos que pueden hacerlo impulsándose con sus alas en vez de planear. Esto es posible gracias a los potentes músculos de sus alas y su ligero cuerpo. Por otra parte, sus patas traseras son débiles, sin embargo, pueden dormir en posición invertida sin riesgo a caerse. Si lo pensamos, aunque no encontremos una razón clara, suponemos que esto debe ser una ventaja evolutiva.

Armas de materiales exóticos

El concepto de las armas cuerpo a cuerpo nos trae las imágenes de espadas, mazas y hachas, entre otras, fabricadas en diferentes metales o, si nos remontamos lo suficiente en el tiempo, de sílex o piedra. Salvo en algunas excepciones, como el látigo, los bastones o las tonfas, la zona contundente o cortante siempre era de metal, pero, como es habitual, esta entrada no existiría si no existiera un "sin embargo" a la premisa inicial.