Ir al contenido principal

Errores del Mesozoico (II)

En esta entrada comentaba como nuestro conocimiento de los dinosaurios ha cambiado con el paso del tiempo. Aún a día de hoy nos seguimos preguntando cuántos dinosaurios tenían plumas o si eran de sangre caliente o fría (aunque de momento parece que ninguno, sino que eran mesotermos).
Serie: Errores del mesozoico

En el pasado, algunos expertos cometieron errores que a día de hoy nos parecen ridículos. Por ejemplo, en 1868, el famoso paleontólogo americano Edward Cope describió un plesiosaurio descubierto en Kansas. Los plesiosaurios son los "dinosaurios acuáticos" por así llamarlos. En muchos casos su morfología se corresponde a la del mítico monstruo del lago Ness. Cope era experto en reptiles, así que imaginó que debía de tener un cuello corto y una larga cola. El problema es que el Elasmosaurus no seguía ese patrón y, en su ignorancia, colocó la cabeza en la cola. Además no incluyó las aletas posteriores, que resultaron ser las anteriores, porque pensaba que esta criatura usaría su cola para impulsarse. Pero al corregirse el error surgió otro: se consideró que el Elasmosaurus podía doblar su cuello como un cisne o una serpiente. Actualmente se sabe que le era imposible hacerlo y que más bien lo mantenía relativamente recto pudiendo moverlo lateralmente cuando fuera necesario.

Un siglo antes, en 1784, se descubrió el primer Pterodactylus en Baviera. Contrariamente a lo que cabría esperar, se pensó que sería una criatura acuática puesto que las profundidades eran el lugar idóneo para los seres misteriosos. En 1830, en un texto sobre anfibios, Johann Georg Wagler incluyó una ilustración en el que un especimen usaba las alas como aletas e incluso los clasificó junto a otros vertebrados acuáticos. Johann Hermann hizo la primera restauración en la que mostraba que el dedo más largo se unía a los tobillos y rodeaba a una membrana que le permitía desplazarse por el aire. Consideraba que era un mamífero volador como los murcielagos, aunque Cuvier, quien publicó la descripción y que estaba de acuerdo con la interpretación de Hermann, consideraba que se trataba de un reptil.
Ya en el siglo XX, en la década de los 70, se pensó que el Compsognathus tenía membranas entre los dedos de las patas delanteras que les ayudaba a moverse por el agua. Esta interpretación surgió a partir del tercer dedo que tenía el especimen francés, ausente en el alemán descubierto el siglo anterior. Alain Bidar supuso que esto le permitía huir de grandes depredadores, pero Ostrom ridiculizó la idea mostrando que la única diferencia entre los especímenes era el tamaño. El dedo que faltaba simplemente no se preservó. Posteriormente, Peyer confirmó las conclusiones de Ostrom.
Aunque sus garras resultan terroríficas, el Therizinosaurus cheloniformis no ha protagonizado ninguna película. Y eso que su punto fuerte está donde flaquea el temible Tyrannosaurus Rex: sus miembros superiores. El tiranosaurio posee unos miembros ridículamente pequeños, mientras que los del Therizinosaurus podían medir entre 2,5 y 3,5 metros correspondiendo un cuarto de su longitud solo a las garras. En 1954, Maleyev lo describió a partir de unos pocos fragmentos entre los que se encontraban las garras, costillas y metacarpos. Al estudiar las costillas y determinar el tamaño del animal, afirmó que se trataba de una tortuga prehistórica sin caparazón. Lo que desconocía era que las costillas pertenecían a un sauropodomorfo, un orden que incluyen a los saurópodos y a sus antecesores los prosaurópodos.

Maleyev interpretó que las falanges y metacarpos eran potentes herramientas natatorias y que las garras le permitían cortar la vegetación acuática para alimentarse.

Si vemos las imágenes de dinosaurios del último siglo, podremos observar que estas también han evolucionado. Ya no son los seres torpes de antes, las colas no van arrastrándose por el suelo. no todos tienen unas patas como el antiguo orden de los paquidermos



Fuente: Prehistoric wildlife, Wiki Prehistorica,The Lord Geekington, Wikipedia

Comentarios

Lo más popular de la semana

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal, una enfermedad o un medicamento, como el latanoprost. La enfermedad puede ser una  ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario, entre otros.

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.


Para buscar un elemento, usad Ctrl+F. No uséis el buscador del blog porque buscaréis entre todas las entradas, no dentro de ellas. En los navegadores móviles suele estar junto a la URL, la dirección. Pulsad el botón y encontraréis la opción "Buscar en página" o equivalente.
Grupo 1 - Metales alcalinos
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del …

¿Por qué el café da ganas de cagar?

Sí, lo sé, "cagar" no es un término muy elegante y podría haber escogido multitud de alternativas (Defecar, excretar, evacuar, deponer, así como tantos otros), pero resulta el más reconocible. Al fin y al cabo, ¿quién no se ha hecho esta pregunta con estas mismas palabras? Desde luego, la ciencia la ha contemplado y presentado una respuesta. Es una situación que no todos han experimentado, ni siquiera la totalidad de bebedores de café, pero quien lo ha notado conoce perfectamente la sensación.

Es un fenómeno que no va mucho más allá de lo que sugiere el título: cuando se bebe café, al poco tiempo se produce una sensación que incita a ir al baño. Si lo conoces de primera mano, el trayecto al retrete es tu rutina, parte de tu día a día. Te tomas tu café y sabes que la sensación no tardará en llegar, aunque no sepas por qué.

Los científicos consideran que eres un caraculo

Sí, te hablo a ti. Los científicos consideran que tu fisonomía es como la de un culo. No un culo cualquiera, más quisieras, sino el de un mono. Seguro que tienes claro cómo son. Además añaden que toda tu familia tiene cara de mono y que por eso han atraído las miradas durante generaciones. Se podría decir incluso que influyó en su supervivencia.

Aunque posiblemente estas duras palabras no te pillen por sorpresa, quizás te preguntes qué las motiva y quiénes son esos científicos tan majos. Para responderte debo introducirte el tema.

Como entenderás, una capacidad clave en los animales sociales es el reconocimiento. Esto incluye a los humanos y a otros primates. Sin este, difícilmente se mantendrá la cohesividad del grupo si cuesta diferenciar entre amigo y enemigo. No solo permite reconocer la identidad, sino su humor, edad, sexo y atractivo. Para ello se necesita un desarrollo cerebral que lo permita. Los humanos dedicamos para ellos la región cerebral llamada área fusiforme de las ca…

La mitología en Canción de Hielo y Fuego

Canción de Hielo y Fuego es una saga literaria de George R. R. Martin que alcanzó el éxito en el gran público gracias a su adaptación televisiva Juego de Tronos (Game of Thrones), llamada así por el título del primer libro. Es una historia larga y densa repleta de guiños a la historia y, como no podía ser de otra manera en una serie con dragones, a la mitología. Conociendo mi gusto por esta, como se vio en entradas anteriores (God of War, Pokémon), mucho estaba tardando en hacerle un repaso.

Como podréis notar, me centro en los libros, por lo que me cualquier afirmación lo haré desde esa perspectiva. Eso no quita que pueda hacer un par de menciones a lo sucedido en la serie.
Criaturas Por lo general, más que una inspiración, son una incorporación. Tan solo toma criaturas míticas y las sitúa en su mundo. Empiezo con ellas porque no esconden secretos. A diferencia de Harry Potter, por ejemplo, la mayoría no tiene características propias de su universo
Dragones Era obvio. Son bastante gr…

¿Por qué los gatos tienen 7 o 9 vidas?

A veces los gatos son un misterio. Se dice que los gatos tienen siete vidas, pero en otros países tienen nueve. En principio parece seguir la típica tendencia por la que todo es mejor en otros países y hasta los gatos duran más. Es normal que nos liemos, si nos angustiamos buscándole tres patas. Pero, ¿de dónde viene sus múltiples vidas?