Ir al contenido principal

10 civilizaciones antiguas poco conocidas

Los típicos libros de textos dedican muy pocas páginas a todo lo ocurrido antes de Jesús. Para muchos, eso significa que la historia antigua estaba representada solo por tres actores: Roma, Grecia y Egipto. Por esa razón es normal pensar que el resto del mapa de la época estaba en blanco. Pero nada más lejos de la realidad. Todos esos huecos en los mapas estaban ocupados por distintas culturas, algunas de ellas mostradas en esta entrada.

Reino de Aksum

El reino de Aksum (o Axum) ha sido protagonista de innumerables leyendas. Ya sea como el hogar el mítico Prester John, el reino perdido de la Reina de Saba, o el lugar donde descansa el Arca de la Alianza, Aksum siempre ha estado en la vanguardia de las imaginaciones occidentales.

EL reino Etíope de verdad, no el mito, fue una potencia comercial internacional. Gracias al acceso tanto a las rutas de comercio del Nilo y del Mar Rojo. El comercio Aksumito prosperó y, en el inicio de la era común, la mayoría de los etiopes estaban bajo el dominio aksumita. El poder y prosperidad de Askum le permitió expandirse a Arabia. En el siglo III a.e.c., un filósofo persa escribió que Aksum era uno de los cuatro grandes reinos junto con Roma, China y Persia.

Aksum adoptó el cristianismo poco después que el Imperio Romano y continuó prosperando al inicio de la Edad Media. Si no fuera por la expansión del Islam, Aksum podía haber continuado dominando África Oriental.  Tras la conquista árabe de la costa del mar rojo, Aksum perdió su primera ventaja comercial frente a sus vecinos. Por supuesto, toda la culpa la tenía la propia Aksum. Pocas décadas antes, el rey aksumita había dado asilo a los primeros seguidores de Mahoma, asegurando la expansión de la religión que terminaría con su imperio.

Reino de Kush

En las fuentes del antiguo Egipto se le conocía por su abundancia de oro y otros recursos naturales valiosos. Kush fue conquistada y explotado por sus vecinos del norte durante medio milenio (circa 1500-1000 a.e.c.) Pero los orígenes de Kush se extienden más allá en el pasado - en la zona de su capital se han descubierto artefactos de cerámica del 8000 a.e.c, Kerma, hasta el 2400 a.e.c. Kush se jactó de una sociedad urbana altamente compleja y estratificada soportada por la agricultura a gran escala.

En el siglo IX a.e.c., la inestabilidad en Egipto permitió a los kushitas recuperar su independencia. Y, en uno de los mayores giros históricos, Kush conquistó Egipto en el 750 a.e.c. Durante el siguiente siglo gobernaron una serie de faraones kushitas que superó a sus predecersores egipcios. Fueron los gobernantes kushitas quienes revivieron la construcción de pirámides y promovieron su construcción por Sudán. Fueron finalmente derrocados por los invasores asírios, terminando siglos de intercambio cultural entre egipcios y kushitas.

Los kushitas huyeron al sur y se reestablecieron en Meroe en el banco más meridional del Nilo. En Meroe, los kushitas perdieron su influencia egipcia y desarrollaron su propia escritura llamada meroítica. Los textos siguen siendo un misterio y aún no se han descifrado, ocultando gran parte de su historia. El último rey Kush murió en el 300 e.C., aunque la caída de su reino y sus razones exactas siguen siendo un misterio.

Reino de Yam


El reino de Yam existió como compañero comercial y rival del antiguo reino egipcio, aunque su localización precisa es tan elusiva como la de la mítica Atlántida. Basada en las inscripciones funerarias del explorador egipcio Harkhuf, parece que Yam era una tierra de "incienso, ébano, pieles de leopardo, colmillos de elefante y búmerangs".

A pesar de las afirmaciones de Harkhuf de viajes por tierra de más de siete meses, los egiptólogos hace tiempo que situaron la tierra de los búmerangs a solo unos cientos de millas del Nilo. La sabiduría popular decía que no había manera que los antiguos egipcios pudieran haber cruzado el inhóspito desierto del Sáhara. También está la pregunta de qué habrían encontrado al otro lado del Sáhara. Sin embargo parece que hemos subestimado a los comerciantes egipcios, porque unos jeroglíficos descubiertos recientemente a 700 kilómetros al sudoeste del Nilo confirma la existencia de comercio entre Yam y Egipto y apunta la ubicación de Yam en las tierras septemtrionales de Chad. Cómo cruzaron cientos de kilómetros de desierto antes de la introducción de la rueda y con solo burros como animales de carga sigue siendo desconcertante. Pero al menos, su destino no sigue cubierto de misterio.

Imperio Xiongnu


El imperio Xiongnu era una confederación de grupos nómadas que dominó el norte de CHina del siglo III a.e.c. hasta el primer siglo antes de nuestra era. Imagina el ejército mongol de Genghis Khan pero un milenio antes...y con carros. Existen muchas teorías para explicar sus orígenes y a la vez algunos expertos postulan que sean los ancestros de los hunos. Desgraciadamente, los Xiongnu dejaron pocos registros a sus espaldas.

Lo que sabemos es que los ataques Xiongnu en China eran tan devastadores que el emperador Qin ordenó la construcción inicial de la Gran Muralla. Casi medio siglo después, los persistentes ataques Xiongnu y peticiones de tributos obligaron a los chinos, ahora bajo la dinastía Han, a refortificar y expandir la Gran Muralla aún más lejos. En el 166 a.e.c., unos 100.000 jinetes Xiongnu recorrieron unos 160 kilómetros a la capital china antes de ser expulsados. Hicieron falta disputas internas, de sucesión y conflictos mutuos con otros grupos nómadas para debilitar lo suficiente a los Xiongnu para que los chinos pudieran demostrar su control sobre sus vecinos del norte. Aún así, los Xiongnu fueron los primeros, y los más duraderos, de los imperios nómadas asiáticos de las estepas.

Reino Grecobactriano

Con frecuencia, al recordar la vida y conquistas de Alejandro Magno nos olvidamos de hacer lo mismos con los hombres que le siguieron. El destino de Alejandro está bien documentado, pero ¿qué pasó con los hombres que sangraron por sus conquistas?

Cuando Alejandro murió inesperadamente, los macedonios no se fueron de vuelta a casa. En vez de eso, sus generales lucharon entre sí por la supremacía antes de repartirse el imperio entre los que quedaban. Seléuco I Nicátor lo hizo bastante bien, llevándose para él casi todo del Mediterráneo a un lado hasta lo que es Pakistán por el otro. Sin embargo, el imperio seleúcida es bastante bien conocido en comparación con el estado escindido grecobactriano.

En el siglo III a.e.C, la provincia de Bactria (en lo que ahora es Afganistán y Tayikistán) se volvió tan poderosa que declaró su independencia. Fuentes describen una rica tierra "de un millar de ciudades" y la gran cantidad de monedas que han sobrevivido atestiguan una sucesión contínua de reyes griegos durante siglos. La ubicación grecobactriana la convirtió en el centro de fusión para la letanía de culturas: persias, indios, escitas y una serie de grupos nómadas contribuyeron al desarrollo de un reino único. Por supuesto, su ubicación y riqueza también atrajo atenciones no deseadas y, a principios del siglo II a.e.c., la presión de los nómadas del norte obligó a los griegos a ir al sur hacia la India.

En la Alejandría de Oxiana, o Ai Khanoum como se le conoce ahora, había pruebas fascinantes de la combinación radical de culturas griegas y orientales antes de ser destruidas en 1978 en la guerra ruso-afgana. Durante el periodo de excavación se encontraron en las ruinas indudablemente griegas monedas indias, altares iraníes, estatuas budistas, que compartían espacio con columnas corintias, un gimnasio, un anfiteatro, y un templo combinando elementos griegos y zoroástricos.

Yuezhi


Los yuezhi son notables por haber luchado prácticamente con todos. Imagínate a los Yuezhi como los Forrest Gump de la historia antigua, porque durante varios siglos aparecieron de fondo de un número inverosímil de sucesos en Eurasia.

Los yuezhi se originaron como una confederación de varias tribus nómadas en las estepas del norte de China. Los comerciantes Yuezhi recorrieron grandes distancias para intercambiar jade, seda y caballos. Su comercio floreciente les metió en conflicto con los Xiongnu, quienes le impidieron comerciar con china.

Entonces se dirigieron al oeste, donde se encontraron y derrotaron a los grecobactrianos, obligándolos a reagruparse en la India. La migración a Bactria también desplazó a los Saka, quienes respondieron invadiendo partes del Imperio Partia. Las tribus de escitas y sakas se establecieron finalmente por Afganistán. En los dos primeros siglos de nuestra era, los Yuezhi estaban luchando a esos mismos escitas además de sus guerras ocasionales en Pakistán y en la china Han. Durante este periodo, las tribus Yuezhi se consolidaron y establecieron una economía sedentaria y agrícola. Este imperio Kushán sobrevivió durante tres siglos, hasta que las fuerzas de Persia, Pakistán e India reconquistaron sus antiguos territorios.

Reino Mitani

El estado Mitani existió del 1500 a.e.c. hasta el 1200 a.e.c., y se extendió en lo que ahora es Siria y el norte de Irak. Hay posibilidades de que hayas oído hablar de al menos uno de sus habitantes, ya que hay pruebas que sugieren que la famosa reina Nefertiti de Egipto era princesa en este estado mesopotámico. Posiblemente se casara con el faraón para mejorar las relaciones entre los dos reinos.

Se cree que tienen origen indo-ário y su cultura demuestra hasta donde se extendió la influencia india en la civilizaciones de oriente medio. Tenían creencias hindúes como el karma, la reencarnación y la cremación, lo que hace la unión de Mitani y Egipto, con Nefertiti y Amenhotep IV, más intrigante y el inicio de una fugaz revolución religiosa en Egipto. Aunque Nefertiti es conocida por haber sido una gran influencia y haber sido mostrada golpeando a un enemigo, algo que estaba reservado para el faraón.

Aunque todo lo anterior entra dentro de la especulación, los estudiosos esperan que las futuras excavaciones descubran la capital de Washukanni y desvelen más de este reino antiguo.

Tuwana

Cuando el imperio hitita cayó, Tuwana era una de las muchas ciudades-estado que ayudaron a llenar el hueco de poder que es Turquía.

Durante el siglo IX y VIII a.e.c., Tuwana saltó a la fama bajo una serie de reyes, de los cuales solo unos pocos son conocidos gracia a inscripciones. Tuwana afirmó su posición entre los imperios frigios y asirios para facilitar el comercio a través de Anatolia. Como resultado amasó una fortuna significante.

Además de su fuerte economía comercial, Tuwana parece haber poseído gran riqueza cultural. El reino usó un lenguaje jeroglífico llamado luvita, aunque después adoptó la escritura fenicia. Resultó que esto pudo ser bastante importante, ya que la posición de Tuwana como unión entre el este y el oeste los puso en contacto con elementos de la antigua cultura griega. Es posible que la interación con Tuwana fuera el origen del alfabeto griego. No está mal para un reino del que nunca habías oído hablar.

Parece que la ubicación céntrica y la división entre las ciudades-estado de Anatolia preparó al reino para su conquista en el 700 a.e.c. Conforme el imperio asirio se expandía a occidente, absorbió cada una de las ciudades-estado pos-hititas en su camino hasta controlar la mayor parte de Oriente Medio.

Si todo suena bastante especulativo, es porque hasta 2012 todo lo que se conocía sobre Tuwana estaba basado en un puñado de inscripciones y unas pocas menciones en algunos documentos asirios. El reciente descubrimiento de una gran ciudad que se cree que era el centro del poder de Tuwana podría cambiar todo eso.

Con un descubrimiento tan grande y bien conservado, los arqueólogos han empezado a reconstruir la historia de un reino poderoso y rico, que controló el comercio entre las Puertas Cilicias. Y considerando que el paso Cilicio era como una ruta de la seda en miniatura, el potencial arqueológico de Tuwana es tremendo.

Imperio Maurya

Chandragupta Maurya era esencialmente el Alejandro Magno indio. Así que es lógico que pudieran encontrarse. Chandragupta buscó la ayuda de Macedonia en su intento de controlar el subcontinente, pero las tropas de Alejandro estaban muy ocupadas con un motín.

Sin desanimarse, Chandragupta unió India bajo su reinado. Hizo todo esto con 20 años. Tras la muerte de Alejandro, era el imperio Maurya el que impidió que sus sucesores se expandieran más allá de la India. Chandragupta personalmente derrotó a varios generales macedonios en batalla, ante lo que lo que prefirieron un acuerdo antes que otra guerra abierta.

A diferencia que Alejandro, Chandragupta dejó una burocracia y gobierno cuidadosamente planificado para asegurar la duración de su legado. Y podría haber durado más si no fuera por un golpe de estado en el 185 a.e.c. que dejó a la India dividida, débil y abierta a la invasión de los griegos del norte.

Indo-griegos


Hay una razón por la que no puedes hablar del mundo antiguo sin mencionar a los griegos: esos helenos estaban en todas partes. Como mencioné antes, las presiones externas acabaron con los grecobactrianos, pero el reino indogriego llevó la antorcha de la cultura helenística durante otros dos siglos al noroeste de la India.

El más famoso de los reyes indogregos, Menandro, supuestamente convertido al budismo tras un largo debate con el filósofo Nagasena, quien registró la conversación en "Las preguntas del rey Menandro". La influencia griega puede verse claramente en la fusión de estilos artísticos. 

Mientras que pocos santuarios sobreviven, algunos descubrimientos muestran monjes budistas y devotos esculpidos en estilo griego, con túnicas griegas.

Según algunas monedas indogriegas hechas con un proceso metalúrgico único conocido en China, se cree que existió un extenso intercambio cultural entre los dos estados. Los registros del explorador chino, Zhang Qian, dan fe de este intercambio tanto a principios como a finales del siglo II a.e.c. La caída del reino Indogriego parece haber sido una combinación de la invasión Yuezhi en el norte y la expansión de nativos indios por el sur.

Fuente:Listverse

Comentarios

  1. Muy interesante, me gustó mucho este post. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, ha sido de mucha utilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. Los agradecimientos siempre son gratificantes.

      Eliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de la semana

Julia Pastrana, la historia real de la mujer oso

Julia Pastrana nació en 1834. Llegó, cubierta de misterio, y su vida fue tan extraña y triste como su nacimiento. Se cree que nació en una pequeña tribu de nativos americanos en las laderas occidentales de México. No se sabe mucho sobre su infancia, pero su primera aparición en público fue cuando, en 1854, la llevaron y la exhibieron en la Gothic hall en Broadway. El nombre con el que se anunciaba era un insulto cruel y triste a su condición. Conocida como "la maravillosa híbrida" o la "mujer oso", también llamada como "La mujer más fea del mundo". Su propietario fue llamado Mr M. Rates y vio su potencial en el mismo momento en el que la encontró, trabajando como criada del gobernador de Sinaloa, México. Dándose cuenta de que podía ganar mucho dinero, decidió empezar mostrándola al público como "El gran fenómeno de la naturaleza". Los periódicos del día dijeron que era horrible, pero elogiaron su buena voz para cantar.

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

La breve y extrañamente interesante historia de las luces de Navidad

Thomas Edison fue conocido por sus absurdas maniobras publicitarias, pero durante la Navidad de 1880 prefirió tocar la fibra sensible. Ese año, en vez de electrocutar a un elefante, iluminó la Navidad.

Por 1880, Edison ya había inventado su lámparas incandescente, y buscaba una manera de publicitarla. Para mostrar su invención las usó en la fiesta de Yule, donde se colgaron lámparas incandescentes en el Laboratorio de Menlo Park, de modo que todos los viajeros que iban en el tren pudieran ver el milagro de la Navidad. Pero Edison es Edison, y decidió ponerlo más difícil encendiendo las luces desde un generador remoto a 8 millas de distancia.

Dos años después, Edward Johnson, un amigo de Edison, mostró el primer árbol de Navidad iluminado en su casa de Manhattan. El árbol, que contaba con 80 luces, era tan imponente como el árbol de Navidad de Charlie Brown (izquierda, clic para agrandar). Como podrías imaginar, la idea de Johnson fue utilizada como publicidad.

Esta tradición puede ha…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

Descubriendo el origen de besarse bajo el muérdago

Los origines de besarse bajo el muérdago en Navidad se remonta al siglo XVII. Se creía que poseía un poder mágico que daba la vida y tenía la habilidad de traer la paz entre los enemigos. En Escandinavia, el muérdago era considerado una planta de paz, bajo la cual los enemigos podían declarar la tregua o un matrimonio que discutiera podría besarse y hacer las paces.

En el siglo XVIII, besarse bajo el muérdago tomó un nuevo significado. Se creía que una joven bajo el muérdago no rechazaría ser besada, y que un beso apasionado podría significar el comienzo de un gran romance. Por el contrario, si una mujer no era besada mientras estaba bajo el muérdago, significaba que no se podría casar durante otro año. No hace falta decir, que la Navidad para las chicas jóvenes durante el siglo XVIII estaba tan llena de estrés como de alegría navideña.

Criaturas míticas que resultaron ser reales

Al pensar en criaturas míticas, uno acostumbra a opinar que todas y cada una de ellas pertenecen al mundo de la ficción, como el ave canela, pero hay bestias que, en épocas antiguas, eran tan exóticas que parecían extraídos de la fantasía. El que sus descripciones se basaran en testimonios indirectos no ayudaba mucho. En estos casos se suele mencionar al unicornio con los rinocerontes y narvales como fuente de inspiración y de su cuerno, respectivamente, o a los manatíes en el caso de las sirenas. En ambos ejemplos, las bestias míticas se parecen a los animales como un huevo a una castaña y lo aceptamos a falta de una mejor explicación.