Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

El Stegosaurus volador

Esta bien podría ser la cuarta entrada de "Errores del Mesozoico" (I, II, III) o una ampliación de la primera. En esa mencionaba como en un principio se creía que el Stegosaurus, ese simpático dinosaurio cuadrúpedo de placas dorsales que aparece en Parque Jurásico o como Púas/Spike en En busca del Valle Encantado (La Tierra antes del tiempo en hispanoamérica), tenía las placas pegadas a la piel. Por eso su nombre significa "reptil con tejado".

La explicación de la física para los impredecibles inviernos de Poniente

Una de las líneas argumentales de la saga Canción del Hielo y Fuego es el invierno. De duración incierta, puede mantenerse años o incluso décadas. En un mundo medieval, donde las guerras por el poder son el pan de cada día, el invierno es una amenaza fatal que llega sin avisar. De Juego de Tronos, pasando por Choque de Reyes, Tormenta de Espadas y Festín de Cuervos, hasta llegar a Danza de Dragones, tan solo se ha insinuado que esa duración anómala de las estaciones tiene su origen más allá del muro, donde están la mayoría de los misterios sobrenaturales. Aunque George R. R. Martin aclaró que la causa de todo esto, que explicará en su último libro, es mágica, un grupo de físicos trató de demostrar que un mundo así es posible en nuestra realidad.

La montaña rusa diseñada para matar a sus pasajeros

Las montañas rusas son a los parques de atracciones lo que los rascacielos a las grandes ciudades. Todos quieren que la suya sea más grande que la del vecino. Así se construyen montañas rusas que superan los límites de lo que se creía posible. Cada una destaca en una categoría: la más larga, la más alta, la de mayor caída, mayor velocidad, número de inversiones, etc. A pesar de todo, el concepto básico sigue siendo el mismo.

Jolijonas Urbonas incorporó a su diseño de montaña rusa algo que los parques de atracciones, cegados por la inmoral rentabilidad, no quisieron añadir: una máquina de eutanasia. Urbonas, doctorando del Royal College of Art de Londres quien había trabajado en un parque de atracciones, diseñó el Euthanasia Coaster. Se trata de una montaña rusa que usa la fuerza G producida a causa de la aceleración del vagón para acabar con las vidas de sus pasajeros "con elegancia y euforia".