Ir al contenido principal

¿Qué efectos tiene la hemiplejía en el esqueleto?

Hace unos días la curiosidad me hacía vagar entre varios temas de interés. Relacionándolos, me surgió esta pregunta: Si desenterráramos un cuerpo en el que solo quedan los huesos, ¿podríamos determinar el sufrimiento de hemiplejía? Por supuesto deberíamos deshacernos de las ideas exageradas de CSI y derivados, por la que todas las pruebas son evidentes, los análisis son sencillos, instantáneos y de alcance solo limitado por el guión y todo el mundo sabe de todo.

Para empezar, hay que hacer notar que la hemiplejia es la consecuencia de una lesión en el sistema nervioso caracterizada principalmente por la parálisis de una mitad del cuerpo. Aunque la causa más frecuente es el accidente cerebrovascular (ACV), también llamado ictus, infarto cerebral o apoplejía, también pueden ocasionarla traumatismos en la cabeza, infecciones, tumores, enfermedades hereditarias, etc.

A pesar de ser los signos motores la consecuencia más evidente, la hemiplejía viene acompañada de otros problemas que dependen de la extensión y localización de la lesión. El hemisferio cerebral implicado es importante, ya que no solo dependerá de él en donde se manifieste el daño sino qué otros signos y síntomas se muestran. En este aspecto es donde se originará el elemento distintivo que permita sospechar que los restos óseos fueron de alguien con hemiplejía.

El primer detalle podría parecer el más obvio. Cualquier pista que encontremos se encontrará solo en una mitad del cuerpo, siempre y cuando no sea una hemiplejía bilateral. Incluso así, un hemicuerpo podría estar más afectado que el otro.

Otro detalle más importante es la osteoporosis. El individuo afectado verá una perdida de su densidad ósea, favorecida además por la reducción de la actividad física y la inmovilización. Esta disminución de su densidad ósea será más evidente en el miembro superior hasta el punto que, en el primer año, la pérdida será la equivalente a 20 años en un individuo sano. Esto, unido a la reducción de movilidad, aumenta el riesgo de fracturas que además puede provocar caídas.
El pie equino, de José de Rivera, muestra a un individuo hemipléjico.

La tensión provocada por la espasticidad y rigidez(1) terminan acortando los músculos, produciendo deformaciones articulares, como el pie equino, que aparecen o se acentúan si no se ha prevenido o corregido a tiempo.

En definitiva, los signos que evidenciarían una posible hemiplejía dependerían de los cuidados que hubiera recibido en vida, ya que si no hubiera sido atendido, a la presencia de osteoporosis hemilateral se le sumarían complicaciones como deformaciones y fracturas. Elementos que podrían retroalimentarse mutuamente. Es decir, alguien con poca densidad ósea es proclive a las fracturas, y si posee una deformación en el miembro inferior es probable que la marcha sea menos estable, aumentando el riesgo de caída. A su vez, la menor densidad ósea empeora las deformaciones. En el pasado, con una peor atención sanitaria, sería posible encontrar casos donde la falta de cuidados produjera casos así.

Notas

(1) Rigidez y espasticidad son términos que se han usado erróneamente en demasiadas ocasiones. Quizás debido a que es frecuente encontrar definiciones vagas, que no permiten diferenciarlas, y que tienen ciertos puntos en común. En la espasticidad, la resistencia que ofrece el músculo depende de la velocidad y amplitud del movimiento pasivo. Es decir, si agarramos el antebrazo y lo movemos rápidamente, ofrecerá una resistencia al movimiento. En cambio, en la rigidez la resistencia es constante y presente incluso ante un movimiento lento.

Fuentes


Comentarios

Lo más popular de la semana

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal, una enfermedad o un medicamento, como el latanoprost. La enfermedad puede ser una  ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario, entre otros.

El hombre globo que no podía defecar

Entrada originalmente publicada en Medizona Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses, exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).

Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

La familia azul

No se trata de ningún mito ni leyenda, sino de una historia real; la gente azul de Kentucky estaban en un enclave aislado de apalaches que vivían con una embarazosa coloración cutánea hasta que un hematólogo encontró una solución. Según la historia, un huérfano francés llamado Martin Fugate se estableció en las orillas de Troublesome Creek al este de Kentucky. Se casó con una pelirroja de piel muy pálida llamada Elizabeth Smith. Ellos desconocían que su unión daría lugar a descendencia de color azul.

¿Por qué el café da ganas de cagar?

Sí, lo sé, "cagar" no es un término muy elegante y podría haber escogido multitud de alternativas (Defecar, excretar, evacuar, deponer, así como tantos otros), pero resulta el más reconocible. Al fin y al cabo, ¿quién no se ha hecho esta pregunta con estas mismas palabras? Desde luego, la ciencia la ha contemplado y presentado una respuesta. Es una situación que no todos han experimentado, ni siquiera la totalidad de bebedores de café, pero quien lo ha notado conoce perfectamente la sensación.

Es un fenómeno que no va mucho más allá de lo que sugiere el título: cuando se bebe café, al poco tiempo se produce una sensación que incita a ir al baño. Si lo conoces de primera mano, el trayecto al retrete es tu rutina, parte de tu día a día. Te tomas tu café y sabes que la sensación no tardará en llegar, aunque no sepas por qué.