Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2017

El árbol esclavizador de hormigas

Circula la leyenda de que, en la salida de los colegios, un hombre reparte caramelos gratuitos con droga a los niños. Este hombre no está preocupado por proporcionar nuevas experiencias a los escolares ni promover la accesibilidad de estas sustancias entre aquellos con menos recursos, sino "enganchar" a nuevos clientes que dependerán de él para obtener kilos de sustancias prohibidas para uso personal.

De igual manera, la naturaleza ofrece este mecanismo. En América central, el cornezuelo (Vachellia cornigera) mantiene una relación simbiótica similar con las hormigas del género Pseudomyrmex. La relación comienza cuando una hormiga reina es atraída por el olor del árbol y comienza el nido en sus grandes púas huecas. Cuando la colonia alcanza los 400 miembros, comienzan a actuar como jardineros, atacando a insectos más grandes, mamíferos o a enredaderas epífitas. Incluso patrullan el suelo cercano para eliminar las semillas de cualquier competidor.

Las futuras generaciones son siempre peores

Los jóvenes ya no aprecian las viejas costumbres y no saben los que les conviene. Es una afirmación que se lleva repitiendo siglos. La cita más repetida al respecto se atribuye a Aristóteles: La juventud de hoy ama el lujo. Es mal educada, desprecia la autoridad, no respeta a sus mayores y chismea mientras debería trabajar. Los jóvenes ya no se ponen en pie cuando los mayores entran al cuarto. Contradicen a sus padres, fanfarronean en la sociedad, devoran en la mesa los postres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros.
Schools of Hellas: an Essay on the Practice and Theory of Ancient Greek Education from 600 to 300 BC”, Kenneth John Freeman (1907) Sin embargo, no es de Aristóteles, sino de Kenneth J. Freeman. La verdadera cita de Aristóteles, presente en Retórica, es la siguiente:
Y son magnánimos; porque aún no han sido humillados por la vida, antes son inexpertos en las cosas necesarias, y la magnanimidad consiste en estimarse a sí mismo digno de cosas grandes; y eso es propi…

El elefante que entró en la corte real japonesa

En la anterior entrada comenté la historia del "Shogun perro", acabando con el sexto shogun que deshizo las leyes promulgadas por el anterior. La siguiente historia sucede en el mismo periodo, implicando al octavo shogun (1716-1745),Tokugawa Yoshimune.

Supuestamente, Yoshimune sentía interés por las cosas del extranjero. El único contacto de Japón con el exterior se realizaba a través de Nagasaki, en el extremo oeste de la isla de Kyushu, en el sur del archipiélago, donde se comerciaba con productos exóticos. Los comerciantes dibujaban sus productos para recibir peticiones del gobierno Tokugawa. En el 12º año de su gobierno, en 1728, Yoshimune ordenó importar elefantes. Se discute la intención. Algunos dicen que era para satisfacer su curiosidad, mientras otros alegan que su intención era promover el desarrollo industrial. El comerciante Qing (China), Zhèng Dàchéng (鄭大成) o Zhèng Dàwēi (大威), importaron una pareja de elefantes de Conchinchina a Nagasaki. Sin embargo, en el te…

Las leyes contra el maltrato animal en el periodo Edo en Japón

Durante el shogunato Tokugawa se aplicó en Japón el sakoku, por la que se aplicaba la pena de muerte a cualquier persona, japonesa o no, que entrara o saliera del país. Este se aplicó desde 1639 hasta 1853, cuando el comodoro estadounidense Matthew Perry se presentó en la bahía de Tokio con una flota de buques de guerra.

Este acto inició el declive del shogunato y el fin del periodo Edo, terminando con el 15º shogun Tokugawa Yoshinobu y con el dominio samurai de 700 años que duraba desde el periodo Kamakura.

Aunque la estructura feudal de Japón recordaba a la Europa medieval, llevando a pensar que era una sociedad atrasada en todos los aspectos, se establecieron leyes contra el maltrato animal innovadoras para esa época.