Ir al contenido principal

Ingredientes de pociones de bruja: del ojo de tritón a las patas de rana

Cualquier representación de brujas que se precie debe mostrarlas mencionando los ingredientes de sus pociones mientras rodean un gran caldero negro. Los componentes de la fórmula magica suelen ser elementos dignos de un restaurante con estrella Michelín, como el ojo de tritón o las patas de rana. La primera escena del acto IV de Macbeth es el mejor ejemplo de ello:

BRUJA 1.ª: Demos vueltas alrededor de la caldera, y echemos en ella las hediondas entrañas del sapo que dormia en las frias piedras y que por espacio de un mes ha estado destilando su veneno.
TODAS LAS BRUJAS: Aumente el trabajo: crezca la labor: hierva la caldera.
BRUJA 3.ª:Lancemos en ella la piel de la víbora, la lana del murciélago amigo de las tinieblas, la lengua del perro, el dardo del escorpion, ojos de lagarto, músculos de rana, alas de lechuza... Hierva todo esto, obedeciendo al infernal conjuro.
BRUJAS.:Aumente el trabajo: crezca la labor: hierva la caldera.
BRUJA 3.ª :Entren en ella colmillos de lobo, escamas de serpiente, la abrasada garganta del tiburón, el brazo de un sacrílego judío, la nariz de un turco, los labios de un tártaro, el hígado de un macho cabrío, la raiz de la cicuta, las hojas del abeto iluminadas por el tibio resplandor de la luna, el dedo de un niño arrojado por su infanticida madre al pozo... Unamos á todo esto las entrañas de un tigre salvaje.
TODAS LAS BRUJAS: Aumente el trabajo: crezca la labor: hierva la caldera.
BRUJA 2.ª: Para aumentar la fuerza del hechizo, humedecedlo todo con sangre de mono.
El fragmento más famoso es el pronunciado primero por la tercera bruja (y que usan en Harry Potter y el prisionero de Azkaban), que en español sufre unos cuantos cambios:
fillet of a fenny snake, in the cauldron boil and bake. Eye of newt, and toe of frog, wool of bat, and tongue of dog. Adder's fork, and blind-worm's sting. Lizard's leg, and howlet's wing
Como podéis ver, aunque se conserve la lana de murciélago, la lengua de perro y el ala de lechuza (o búho pequeño), el resto cambia de animal o parte del cuerpo, como el uso de ojo en vez de pata de lagarto.

Sin embargo, lo que podría considerarse como palabrería de brujas se puede interpretar de dos maneras: literalmente o como nombres en clave, como hacían los alquimistas, aunque en algunos casos no hay más opción que la primera. 
  • El filete de serpiente de Fens, un distrito pantanoso de Inglaterra oriental, podría referirse a la conocida como "cabeza de serpiente" o sanguijuela, que se usaba como aglutinante. Otra hipótesis es que sea una culebra lisa europea, una de las tres serpientes que habitan las islas británicas.
  • Si se interpreta de manera literal, el ojo de tritón puede ser de tritón crestado (Triturus cristatus), que es la mayor de las especies nativas. Sin embargo, también se interpretan como simples semillas de mostaza. 
  • Lo mismo ocurre con el dedo del pie de una rana. Podría ser la rana bermeja (Rana temporaria) o una manera de referirse a la mantequilla. 
  • El murciélago orejudo dorado (Plecotus auritus) es la segunda especie más común de Gran Bretaña y está cubierto de largos pelos. La alternativa son hojas de acebo. 
  • Lengua de perro es una manera de llamar a la cinoglosa (Cynoglossum officinale o Pardoglossum cheirifolium). 
  • El "tenedor" de víbora es la lengua de esta, siendo la víbora común europa (Vipera berus) la única serpiente venenosa de las islas. 
  • El gusano ciego es un lución (Anguis fragilis fragilis), un lagarto sin patas que se consideraba una serpiente venenosa. 
  • La pata de lagarto sería de lagartija vivípara (Zootoca vivipara).
  • El último ingrediente podría referirse al cárabo común (Strix aluco) o la lechuza común (Tyto alba).
La mayoría de los ingredientes se consideraban venenosos o tenía asociaciones con la noche, como el murciélago o la lechuza.Como dejó escrito Edward Topsell en Historias de las serpientes (1658), el sapo no es una excepción:
Los sapos, tanto los terrestres como los acuáticos, son venenosos, aunque se cree que los sapos de tierra tienen más veneno que los sapos de agua. [...] Pero los sapos de tierra que bajan a las ciénagas, y que por tanto viven en ambos elementos, son los más venenosos.
El resto, tanto en la versión original como en la traducción española, sigue el mismo tema. El macho cabrío se asocia con el diablo; el judío sacrílego, la naríz del turco y los labios del tártaro aluden todos a pueblos que no consideran a Cristo como el Mesías; el niño de la infanticida se considera no bautizado; el tigre simbolizaba la ferocidad; el babuino (Mandrillus sphinx), o mono en español, simboliza la ira y la lujuria. Aunque se considera que este no tiene sangre fría, literal y metafóricamente, enfría la poción por medio de la contradicción demoniaca.

  • Raffaelli, R. (2008). The Witches’ Charmed Potion in Macbeth. Cadernos de Pesquisa Interdisciplinar em Ciências Humanas9(90), 1-17.
  • Lewis-Williams, D. (2010). Dentro de la mente neolítica: conciencia, cosmos y el mundo de los dioses (Vol. 10). Ediciones Akal.

Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

¿Cómo combatir los pedos en los aviones?

Los aviones comerciales pueden transportar entre 300 y 550 pasajeros como máximo, mientras que sus vuelos pueden prolongarse hasta 18 horas y media. Dado que los aviones solo pueden presurizar sus cabinas hasta los 565 mmHg, equivalente a unos 2400 metros de altura, y que casi la mitad del aire del avión recircula, no se puede evitar ni emitir ni oler las ventosidades. Entonces, ¿cómo evitar las indeseables ventosidades? Para empezar, los pasajeros se enfrentan a varias complicaciones. La comida, como las judías y los alimentos altos en fibra, puede favorecer la producción de gases, pero con la disminución de la altitud disminuye la presión atmosférica, facilitando aún más su producción y emisión. Además el aislamiento acústico enmudece el sonido exterior, que en este caso sería un gran aliado contra los pedos sonoros. Como intentó una mujer en el 2006 en un vuelo de Washington a Dallas, podrían quemarse con fuego, pero no es nada práctico, especialmente en pleno vuelo. Contenerse pue

La enfermedad mental como infección

A principios del siglo XX se tenía un especial interés en identificar la etiología de los trastornos psiquiátricos y cognitivos. Entre los eugenistas y los seguidores de Sigmund Freud se debatía el dilema de naturalza frente a crianza, pues los primeros creían que eran males heredados, mientras los segundos señalaban a los traumas infantiles como su causa. Esta discusión concebía una posición más: el origen infeccioso. La infección como causa de la enfermedad mental Durante la Belle Époque (1871-1914), al fin se había desechado la teoría miasmática de la enfermedad en favor de las bacterias como agentes patógenos. En estos años se pensaba que el cuerpo estaba constantemente luchando contra la autointoxicación o toxemia intestinal, es decir, la acumulación de toxinas producidas por las bacterias endógenas. Por lo tanto, para prevenir la enfermedad solo había que acabar con esas bacterias y para curarla bastaría con eliminar el órgano afectado. En base a estos principios se recomendaba t