Ir al contenido principal

Los fascinantes monasterios de Bután

El Reino de Bután, entre la India y China, es conocido como el último Shangri-La ya que se encuentra aislado del mundo, restringiendo el turismo en algunas zonas. "La tierra del dragón de los truenos", que es como también se le llama, posee singulares monasterios budistas repartidos por toda su geografía. Aquí enseñaré algunos de los 40 monasterios de Bután, número considerable teniendo en cuenta que en el país habitan 700.000 personas.

Dzong de Taktsang

El monasterio de  Taktsang, que significa "Nido del tigre", se encuentra a 700 metros de altura sobre el valle de Paro (3120 metros sobre el nivel de mar) y se comenzó a construir en 1692, el mismo año en el que comenzaron los juicios por brujería de Salem. Posiblemente, es el símbolo cultural más famoso de Bután. Se dice que el fundador de la escuela tibetana del budismo Nyingma, Padmasambhava, voló desde el Tíbet hasta allí en su forma tántrica sobre su consorte, quien se transformó en un tigre volador. Solo se puede acceder a él a pie o en mula a través del camino de las "Cien Mil Hadas". La razón, como se puede ver en la foto inferior, es que esconde cierta magia.



Dzong Punakha
Punakha, capital del reino hasta 1955, posiblemente es el hogar del monasterio más imponente del país. Cuando se construyó sirvió también de fortaleza defensiva, y al estar entre dos ríos, se convirtió en una posición estratégica importante. Su construcción se terminó en 1638, siendo el segundo monasterio más antiguo del país. Anualmente hay un festival de el Dzong llamado Demoche en el que se conmemora la expulsión de los invasores tibetanos en 1639.
Como se ha dicho antes, el monasterio se encuentra entre dos ríos llamados Pho Chhu y Mo Chhu, que significan "Padre" y "Madre".
Monasterio de Tango
A algo menos de 16 kilómetros al norte de la capital, Timbú, se encuentra el monasterio de Tango (Tango significa "cabeza de caballo"). Fundado en el siglo XIII, el edificio data de 1688. Como en otros monasterios budistas, se construyó sobre una cueva donde se rumoreaba que habían ocurrido milagros. El templo tiene doce esquinas y se dice que fue construido en dos meses, incluido sus seis templos.

Tongsa, La puerta al paraíso

El centro y el oeste del país están separados por las Montañas Negras. Hasta hace unas décadas, solo se podía visitar a través de senderos y en mula, en vez de cualquier transporte motorizado. Sin embargo, el apelativo de "La puerta del paraíso" se queda corto al observar sus vistas.

El monasterio de Tongsa es el más grande del país y fue construído en 1648 por su perfecta posición estratégica para poder observar el paisaje en varios kilómetros a la redonda. También fue construido porque cualquier visitante, tanto del Este como del Oeste, debería pasar por el monasterio, siendo esta una manera de controlar el comercio del país.
Monasterio de Cheri
También llamado de Chagri Dorjeden, creado en 1620 por Zhabdrung Ngawang Namgyal, quien unificó Bután como un estado. Está cerca de la capital, pero una vez que hayas recorrido 16 kilómetros, tardarás una hora en subir la colina para llegar al monasterio. Namgyal tenía solo 27 años cuando construyó el monasterio, y se retiró allí durante 3 años después de su construcción, así como en otras ocasiones durante el resto de su vida.
Dzong de Rinpung, Paro
En Paro se encuentra el único aeropuerto internacional de Bután, así que posiblemente, este sea el primer monasterio que veas al visitar el país. Fue construído en 1647 y estaba destinado a servir como defensa contra los tibetanos, quienes parece que tenían la costumbre de invadir el país. El nombre Rinpung significa "Montón de joyas".

El monasterio ha tenido una historia turbulenta. Sobrevivió a un terremoto en el siglo XIX para ser gravemente dañado por un incendio en 1907, es por eso que parece nuevo. Si has visto la película "Pequeño Buda", quizás reconozcas el monasterio, ya que la película se filmó aquí. En sus cinco pisos hay catorce altares y capillas.
Cada año una enorme bandera muestra las ocho manifestaciones que el gurú Rinpoche muestra a los peregrinos. El festival, conocido como tsechu, dura 15 días y en el amanecer del último día se desdobla la bandera Tongdrol. Unas horas después se retira hasta el año siguiente.

Dzong Lhuentse 
Este monasterio es el hogar de la familia real de Bután durante muchas generaciones, pero ha sido un monasterio desde 1654. Hay seis templos dentro del Dzong, todos menos dos de ellos están en la torre central. Originalmente fue construido aquí porque la cresta sobre la que resposa parece la trompa de un elefante.
Fuente:Kuriositas

Comentarios

  1. Espectacular el monasterio y el enclave, espero los siguientes.

    ResponderEliminar
  2. ¿Los siguientes? Están tras el salto (pulsa "Leer más")

    ResponderEliminar
  3. Pues no sé cómo será vivir en ellos, pero a mi me parecen realmente templos ficticios de lo bonitos que son.

    Imagino de todas maneras que la vida allí debe ser aburrida y hará un frío de muerte, pero paisajisticamente son fabulosos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, es precioso el sitio con imágenes muy bellas, pero me pregunto que tal seria vivir allí, parece muy solitario, creo que tiene que ser difícil hasta conseguir papel higiénico, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bután es un país fascinante y sus monasterios tienen gran "culpa" de ello.Aunque los ojos de los occidentales sólo vean carencias materiales, para gran parte de los butaneses, el paso por los monasterios es una etapa de formación importante y, en muchos casos, el inicio de la vida monástica, tanto para ellos como para ellas. Desde luego, el ambiente que se percibe en ellos es de armonía y amabilidad (como en general en casi todo el país) y las caminatas hasta ellos, sobre todo el del Nido del Tigre, son una toma de contacto única con el entorno natural del primer dragón de Asia ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de la semana

Julia Pastrana, la historia real de la mujer oso

Julia Pastrana nació en 1834. Llegó, cubierta de misterio, y su vida fue tan extraña y triste como su nacimiento. Se cree que nació en una pequeña tribu de nativos americanos en las laderas occidentales de México. No se sabe mucho sobre su infancia, pero su primera aparición en público fue cuando, en 1854, la llevaron y la exhibieron en la Gothic hall en Broadway. El nombre con el que se anunciaba era un insulto cruel y triste a su condición. Conocida como "la maravillosa híbrida" o la "mujer oso", también llamada como "La mujer más fea del mundo". Su propietario fue llamado Mr M. Rates y vio su potencial en el mismo momento en el que la encontró, trabajando como criada del gobernador de Sinaloa, México. Dándose cuenta de que podía ganar mucho dinero, decidió empezar mostrándola al público como "El gran fenómeno de la naturaleza". Los periódicos del día dijeron que era horrible, pero elogiaron su buena voz para cantar.

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

La breve y extrañamente interesante historia de las luces de Navidad

Thomas Edison fue conocido por sus absurdas maniobras publicitarias, pero durante la Navidad de 1880 prefirió tocar la fibra sensible. Ese año, en vez de electrocutar a un elefante, iluminó la Navidad.

Por 1880, Edison ya había inventado su lámparas incandescente, y buscaba una manera de publicitarla. Para mostrar su invención las usó en la fiesta de Yule, donde se colgaron lámparas incandescentes en el Laboratorio de Menlo Park, de modo que todos los viajeros que iban en el tren pudieran ver el milagro de la Navidad. Pero Edison es Edison, y decidió ponerlo más difícil encendiendo las luces desde un generador remoto a 8 millas de distancia.

Dos años después, Edward Johnson, un amigo de Edison, mostró el primer árbol de Navidad iluminado en su casa de Manhattan. El árbol, que contaba con 80 luces, era tan imponente como el árbol de Navidad de Charlie Brown (izquierda, clic para agrandar). Como podrías imaginar, la idea de Johnson fue utilizada como publicidad.

Esta tradición puede ha…

Criaturas míticas que resultaron ser reales

Al pensar en criaturas míticas, uno acostumbra a opinar que todas y cada una de ellas pertenecen al mundo de la ficción, como el ave canela, pero hay bestias que, en épocas antiguas, eran tan exóticas que parecían extraídos de la fantasía. El que sus descripciones se basaran en testimonios indirectos no ayudaba mucho. En estos casos se suele mencionar al unicornio con los rinocerontes y narvales como fuente de inspiración y de su cuerno, respectivamente, o a los manatíes en el caso de las sirenas. En ambos ejemplos, las bestias míticas se parecen a los animales como un huevo a una castaña y lo aceptamos a falta de una mejor explicación.

Descubriendo el origen de besarse bajo el muérdago

Los origines de besarse bajo el muérdago en Navidad se remonta al siglo XVII. Se creía que poseía un poder mágico que daba la vida y tenía la habilidad de traer la paz entre los enemigos. En Escandinavia, el muérdago era considerado una planta de paz, bajo la cual los enemigos podían declarar la tregua o un matrimonio que discutiera podría besarse y hacer las paces.

En el siglo XVIII, besarse bajo el muérdago tomó un nuevo significado. Se creía que una joven bajo el muérdago no rechazaría ser besada, y que un beso apasionado podría significar el comienzo de un gran romance. Por el contrario, si una mujer no era besada mientras estaba bajo el muérdago, significaba que no se podría casar durante otro año. No hace falta decir, que la Navidad para las chicas jóvenes durante el siglo XVIII estaba tan llena de estrés como de alegría navideña.