Ir al contenido principal

Jean Thurel, el soldado centenario

Jean Thurel a los 88 años
En septiembre de 1699, es decir, un par de años antes de que en España se iniciase la guerra de sucesión, nació en Orain un niño llamado Jean Thurel (o Theurel). No se trataba de ningún rey ni emperador cuyo nacimiento fuera a quedar grabado en los libros de historia. No obstante, hay algo en lo que nadie le ha igualado. Este fusilero francés, se alistó en el ejercito a los 17 años y allí permaneció durante el reinado de Luis XV, Luis XVI, la república y el imperio.




Para ello, necesitó de 107 años, 90 de los cuales estuvo sirviendo a su país, sin importar quien lo gobernara. Sus hermanos también desempeñaban la misma labor, pero murieron en la batalla de Fontenoy (1745). Su hijo, cabo* y veterano, sobrevivió a esa batalla, muriendo 37 años más tarde en la batalla naval de Saintes (1782).

Esto no quiere decir que Jean no recibiera heridas graves. Con 34 años, durante el asedio de Kehl, una bala de mosquete impactó en su pecho. Con 60, durante la batalla de Minden, 6 heridas de espada, 5 de ellas en la cabeza, hicieron peligrar su vida.

En 1787, con 88 años, ordenaron al regimiento ir a la costa para embarcar en los navíos de la marina francesa. A él se le dio la oportunidad de subir a un carro debido a su avanzada edad, pero lo rechazó y recorrió el trayecto a pie reiterando que nunca había viajado en carro y no tenía ninguna intención de hacerlo.
Medalla de las Dos Espadas

Rechazó todas las promociones, quedándose en un fusilero de bajo rango durante toda la carrera militar. En 1771, recibió dos medallas de las Dos Espadas. Una medalla creada ese año para aquellos que habían realizado 24 años de servicio. En su caso se le reconocían los periodos de 1716–1740 y 1740–1764. Seis años más tarde, fue presentado en la corte real del Palacio de Versalles. El rey, dirigiéndose a él como "padre", le preguntó si prefería la Orden Real y Militar de San Luís o un tercer medallón de las Dos Espadas por su periodo de 1764-1788.

Era algo poco común, ya que los suboficiales y reclutas no tenían muchas opciones de recibir la primera y porque para la segunda, le faltaban cuatro meses de servicio. Thurel optó por la tercera medalla de las Dos Espadas, que propio rey colocó en su uniforme.

Entonces, el conde de Artois le ofreció su espada y las damas de la corte ponen a su disposición un coche durante su estancia en la zona de París. El rey además le otorgó una pensión anual de 300 libras. Esto ya es un logro por si mismo, ya que aunque no era raro que algunas personas consiguieran dos medallas de las Dos Espadas, si era el único que tenía tres.

Tras sobrevivir a otro siglo más, el 26 de octubre de 1804, contando con 105 años, fue de los primeros en recibir la Legión de Honor, la mayor condecoración de Francia. Napoleón lo recompensó con 1200 francos. Más tarde, fue nombrado el "soldado más viejo de Europa".

Tres años después, el 10 de marzo de 1807, con 107 años, muere tras una corta enfermedad y con él se va una vida que se ha prolongado por tres siglos, durante el reinado de tres reyes y el fin de su monarquía.

*Desconozco si entonces en Francia el rango recibía el mismo nombre.

Fuente: Wikipedia, Lesapn,omsa

Comentarios

  1. enorme soldado, vaya que sobrevivir a tantas heridas como las que el sufrio ya es de por si una hazaña, aunado a servir durante toda su vida a su pais, y al menos lo que entendi con muchisima humildad, debe estar en sus libros de historia pese a servir siempre como un fusilero de bajo rango

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Rellena este formulario para publicar un comentario. En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de este blog

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

El hombre globo que no podía defecar

Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses. exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.