Ir al contenido principal

La hormiga que ataca otras colonias para esclavizarlas

Normalmente se considera a las hormigas como trabajadoras infatigables, pero hay un género que se comporta más como la cigarra del famoso cuento. Las hormigas del género Polyergus, llamadas hormigas amazonas, usan a las hormigas del género Formica para hacerles todo el trabajo.

Su comportamiento se debe a que debido a sus penetrantes mandíbulas, son incapaces de cuidar a sus crías, habiendo evolucionado para comportarse como parásito, perdiendo su instinto para cuidar a las crías o alimentarse.



Para poder subsistir, durante las tardes de julio a agosto, una exploradora localiza un hormiguero del género Formica y vuelve dejando un rastro oloroso. La exploradora vuelve al hormiguero Formica seguida  por  miembros de su colonia, que confunden a las defensoras con unas feromonas que contienen en la llamada glándula de Duffour. Las que se resisten son eliminadas perforándoles la cabeza con las mandíbulas falcadas.


Las hormigas Formica, que superan en número a las Polyergus, adquieren gran importancia en su nueva colonia. En el ataque, también se llevan crisálidas y larvas, que ayudan a mantener la población de la colonia y son cuidadas por las huéspedes. De las crisálidas, las que no eclosionan son consumidas como alimento.  Los nuevos trabajadores asimilan rápidamente el característico olor de la población mixta de la colonia Polyergus, sin necesidad de violencia ni represión.

El destino de la reina Formica no siempre es el mismo. Una posibilidad es que la reina fecundada de Polyergus sea adoptada por las hormigas Formica, y a la semana, la primera mate a la segunda. Esto depende del número de hormigas huéspedes. Si no hay ninguna presente o son pocas, la reina seguirá con vida, solo hasta que el número aumente. La otra posibilidad más clemente con la reina, es que la reina fecundada (la invasora) funde un nuevo nido con parte de las guerreras y obreras del nido. Incluso se sabe que la obreras de la P. lucidus pueden reproducirse en ausencia de reina.
    Fuente: Hormigas.org, wikipedia, antweb,

    Comentarios

    Publicar un comentario

    En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

    No se aceptan comentarios incoherentes, en mayúsculas, con correos electrónicos (salvo necesidad) ni spam.

    Lo más popular de la semana

    ¿Pueden los ojos cambiar de color?

    Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

    Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal, una enfermedad o un medicamento, como el latanoprost. La enfermedad puede ser una  ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario, entre otros.

    101 curiosidades sobre las cucarachas

    1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

    2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
    3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

    El hombre globo que no podía defecar

    Entrada originalmente publicada en Medizona Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

    El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses, exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.

    Pazuzu, el demonio de "El exorcista"

    En la película El exorcista (1973), un demonio posee a Regan MacNeil. Ya en el inicio se observa cómo se encuentra una estatuilla inquietante en una excavación del norte de Iraq. Aunque no lo dice, se encuentran en las ruinas de Hatra, capital del imperio parto entre 247 a.C.-226 d.C. Patrimonio de la humanidad por la Unesco desde 1985, fue destruida por el Estado Islámico en el 2015.
    Además de la estatuilla, allí se ve una estatua, no presente en la realidad, de este demonio. De haberlo hecho, los partos la habrían considerado antiquísima, ya que a finales del primer milenio apenas se usaba ya la imagen. Su origen es mucho anterior, del tiempo de los asirios (1813-609 a.C.) y babilonios (1792-539 a.C.).

    Para ellos, era un dios demónico hermano de Humbaba e hijo del dios del mal Hanbi. A diferencia de los demonios de la religión cristiana, los demonios mesopotámicos tenían una naturaleza ambigua. Era el rey demonio de los vientos, presidiendo concretamente el del suroeste. Este vient…

    ¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

    Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
    Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
    Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

    ¿Por qué el café da ganas de cagar?

    Sí, lo sé, "cagar" no es un término muy elegante y podría haber escogido multitud de alternativas (Defecar, excretar, evacuar, deponer, así como tantos otros), pero resulta el más reconocible. Al fin y al cabo, ¿quién no se ha hecho esta pregunta con estas mismas palabras? Desde luego, la ciencia la ha contemplado y presentado una respuesta. Es una situación que no todos han experimentado, ni siquiera la totalidad de bebedores de café, pero quien lo ha notado conoce perfectamente la sensación.

    Es un fenómeno que no va mucho más allá de lo que sugiere el título: cuando se bebe café, al poco tiempo se produce una sensación que incita a ir al baño. Si lo conoces de primera mano, el trayecto al retrete es tu rutina, parte de tu día a día. Te tomas tu café y sabes que la sensación no tardará en llegar, aunque no sepas por qué.

    Caca-dauphin, cuando las heces de un futuro monarca marcan la moda

    Francia siempre ha estado ligada a la moda. Antes de su revolución, esta era dictada por la Casa Real. La tendencia de simular haberse operado de una fistula anal es prueba de ello, pero no sería el único ejemplo que mostraba donde residía el sentido francés del gusto.