Ir al contenido principal

Los mayores corrimientos de tierra de la historia

Los documentales de catástrofes son como los del Canal Historia: visto uno, vistos todos. Siempre son las mismas amenazas. Si son terrestres, lo protagonizan los huracanes, terremotos, volcanes o tsunamis. Si su origen está en el espacio,serán los meteoritos, agujeros negros, explosiones de supernovas y brotes de rayos gamma. Son desastres que si se alcanzan proporciones bíblicas o  estuvieran demasiado cerca de la Tierra supondrían el fin de la humanidad. Gracias a esto nos sentimos seguros pensando que cualquier día moriremos sin previo aviso, quizás por culpa de los gays o por apoyar la evolución.

Por el contrario, los corrimientos de tierra son una catástrofe marginada. Apenas hay películas donde tengan un papel principal. A pesar de su omnipresencia, los escualos no han figurado en ninguna película de avalanchas de tiburones. Habría quien argumentaría que los corrimientos de tierra están más localizados y resultan menos espectaculares que los terremotos y tsunamis, por ejemplo. No obstante, se conocen corrimientos de tierra que han desplazado toneladas de material a kilómetros de distancia. Si se les diera a conocer mejor, todos podríamos disfrutar de una sana ansiedad generalizada ante una muerte inminente.
Podemos dividirlos en dos grandes grupos según donde se produzcan: en la superficie o bajo el mar. En el primero, el corrimiento de tierra por gravedad de Markagunt se sitúa en los primeros puestos en la clasificación en cuestión de tamaño. Sucedió en el sudoeste de Utah hace 21 millones de años, cubriendo 3300 kilómetros cuadrados en apenas unos minutos. Debido al calor producido por la fricción, se formaron pseudotaquilitas, rocas formadas por filones de vidrio. Pudo originarse por la acumulación de magma en un campo volcánico formado por estratovolcanes, como el Teide o el Chimborazo, que produjo un derrumbe de los conos volcánicos.

Hasta que las investigaciones no demuestren lo contrario, sigue sin superar en volumen el derrumbe de la montaña Heart hace 50 millones de años en el noroeste de Wyoming. Tuvo una causa similar al anterior, desprendiéndose una capa de roca de 1300 kilómetros cuadrados y de 4 a 5 kilómetros de grosor de la meseta a la que pertenecía.  Aunque la pendiente era muy reducida, viajó 40 kilómetros y se extendió a más de 3400 kilómetros cuadrados.

Pero en donde se producen los mayores corrimientos de tierra es en el suelo marino. El mayor en esta categoría es el de Agulhas, producido hace 2,6 millones de años cerca de Sudáfrica y que desplazó 20000 km cúbicos de tierra a más de 750 kilómetros de longitud y 106 de anchura. Pudo ser provocado por un terremoto al encontrarse en una zona cercana a dos zonas de fallas.

Dicho esto, la próxima vez que veáis una montaña, temed, ya que como dicen "si Mahoma no va a la montaña, la montaña irá a Mahoma".

Fuente: Kent State UniversityCoastal and marine geographysics laboratory,  Wikipedia,
  • R. V. Dingle. The anatomy of a large submarine slump on a sheared continental margin (SE Africa) Journal of the Geological Society (1977) vol. 134 (3) p. 293-310 doi:10.1144/gsjgs.134.3.0293

Comentarios

Entradas populares de este blog

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

El hombre globo que no podía defecar

Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses. exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.