Ir al contenido principal

La clave para el color de los huevos

Los huevos pueden ser blancos, marrones, verdes, azules, rosas, liso o moteados. Es algo que ya describía Aristóteles en su Historia de los animales. Durante siglos no se supo la razón. Fue un asunto que no empezó a estudiarse hasta finales del siglo XIX pero hasta la década de 1970 no se alcanzó el gran hallazgo. Todo se debía a dos pigmentos distintos producto del grupo hemo de la hemoglobina: uno marrón rojizo, la protoporfirina, y otro verde azulado, la biliverdina. Juntos usaban la blanca cáscara de carbonato cálcico como lienzo para desplegar una gran variedad de colores.

Pero como para toda buena respuesta surge otra pregunta: ¿Cómo puede suceder con tan solo dos pigmentos? Hauber se hizo la misma pregunta. Para ello visitó museos de historia natural y midió los espectros de reflectancia de los huevos de 636 especies distintas de casi todos los órdenes de aves. Con esos datos podían determinar cómo veían las aves a los huevos, ya que esta también pueden percibir la radiación ultravioleta. Desde su punto de vista, los colores percibidos eran menos diversos que los de las plumas.
Huevo de halcón peregrino
Para responder a la pregunta planteada antes, usaron un modelo por ordenador para mezclar los colores de los pigmentos presentes de manera que pudiera producir el espectro de color que muestran los huevos. Para esta tarea necesitaban comenzar con dos muestras donde solo estuviera presente un pigmento y otra donde estuvieran ausentes. Las primeras dos muestras eran de un mirlo primavera (Turdus migratorius) y un halcón peregrino (Falco peregrinus), de color azul y marrón, respectivamente. La tercera muestra era de un fulmar boreal (Fulmarus glacialis), de color blanco. Al mezclar el blanco con distintos niveles de ambos pigmentos, se observó todo el abanico de colores y patrones.
Huevo de mirlo primavera
Ahora, una vez más surge una nueva pregunta. ¿Por qué o para qué? Hay distintas explicaciones. En el siglo XIX se defendían dos hipótesis: la protección del embrión de la radiación peligrosa o como camuflaje. La primera fue la que cosechó más aceptación. A diferencia de los reptiles, cuyos huevos suelen ser blancos, las aves no entierran sus huevos, estando en contacto con los padres y con la luz solar. Los talégalos (Megapodiidae) son una excepción, ya que los entierra en la cálida tierra volcánica. Sin embargo, para el resto de las aves, la luz les llega con intensidades variables según su hábitat natural y, además, los periodos de incubación no son los mismos, aumentando la exposición con el tiempo, por lo que la coloración sería una protección para evitar las mutaciones.

Podría parecer que aquí se acaba todo, pero una vez más provocó más dudas y, con ello, más hipótesis:

  1. La primera es la hipótesis de la termorregulación, en la que, como su propio nombre indica, se regularía la temperatura del interior del huevo. Esto se debe a que la calcita no bloquea los rayos UV-B que son letales para el embrión. A diferencia de los huevos marrones, que son los que los bloquean más eficazmente. Esta es una protección vital especialmente cuando el grosor de la cáscara es muy fino. 
  2. La hipótesis de la radiación UV-B es independiente de la anterior. No se centra en el aumento de la temperatura, sino el daño que puede hacer al ADN.
  3. La hipótesis de la fotoaceleración indica que la exposición a luz incandescente o fluorescente acelera el desarrollo embrionario. Esto permitiría que los últimos huevos, que normalmente son más claros, no permanezcan más tiempo en el nido que los primeros. Al no estar demasiado tiempo, se evita ser presa de un depredador ovívoro. Esta es una amenaza que sufren con más frecuencia los huevos verdes azulados. Por otra parte, la intensidad del color puede variar según la época, siendo más clara en temporadas lluviosas, cuando se recibe menos luz.
  4. La hipótesis de la asimetría funcional y lateralización, aquellos aves que eclosionan de huevos que han estados expuestos a la luz muestran lateralización (si no sabes lo que es, determina si se es diestro o zurdo, aunque no está restringido a las manos) y realizan mejor algunas tareas. Aunque esta hipótesis solo se ha estudiado con huevos blancos y marrones de gallina.
  5. La hipótesis de los ritmos circadianos dice que el color del huevo influye en la luz que recibe para instaurar los ritmos circadianos.
  6. La reparación del ADN por foto-reactivación añade que la luz UV-A es vital en la reparación del ADN dañado por la radiación UV-B. Como en hipótesis anteriores, la coloración serviría de filtro para los UV-B.
  7. Por último, la hipótesis de la defensa microbiana propone que la pigmentación permite regular la exposición a ultravioletas que matan a bacterias y hongos, controlan la actividad antimicrobiana fotodinámica y mantienen la cáscara seca y a temperatura constante.

A estas se le podrían sumar hipótesis adicionales que ya no dependen de la acción de la luz sobre el huevo, sino del comportamiento de los individuos adultos respecto a su tonalidad. El color podría servir como señal para determinar la salud de la hembra. Por ejemplo, en las hembras jóvenes, especialmente en aquellas que ponen huevos verdes o azules, el color de sus huevos son más oscuros que en las hembras mayores. Además, se ha observado que los machos los observan durante el periodo de anidación.

En general, el color del huevo viene determinado genéticamente, dando lugar a ligeras variaciones. La presencia de una pigmentación u otra, así como otras características del huevo, probablemente haya servido para adaptarse al medio y favorecer el desarrollo del embrión y la eclosión del mayor número de crías.

Fuentes:

Comentarios

Entradas populares de la semana

Julia Pastrana, la historia real de la mujer oso

Julia Pastrana nació en 1834. Llegó, cubierta de misterio, y su vida fue tan extraña y triste como su nacimiento. Se cree que nació en una pequeña tribu de nativos americanos en las laderas occidentales de México. No se sabe mucho sobre su infancia, pero su primera aparición en público fue cuando, en 1854, la llevaron y la exhibieron en la Gothic hall en Broadway. El nombre con el que se anunciaba era un insulto cruel y triste a su condición. Conocida como "la maravillosa híbrida" o la "mujer oso", también llamada como "La mujer más fea del mundo". Su propietario fue llamado Mr M. Rates y vio su potencial en el mismo momento en el que la encontró, trabajando como criada del gobernador de Sinaloa, México. Dándose cuenta de que podía ganar mucho dinero, decidió empezar mostrándola al público como "El gran fenómeno de la naturaleza". Los periódicos del día dijeron que era horrible, pero elogiaron su buena voz para cantar.

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

La breve y extrañamente interesante historia de las luces de Navidad

Thomas Edison fue conocido por sus absurdas maniobras publicitarias, pero durante la Navidad de 1880 prefirió tocar la fibra sensible. Ese año, en vez de electrocutar a un elefante, iluminó la Navidad.

Por 1880, Edison ya había inventado su lámparas incandescente, y buscaba una manera de publicitarla. Para mostrar su invención las usó en la fiesta de Yule, donde se colgaron lámparas incandescentes en el Laboratorio de Menlo Park, de modo que todos los viajeros que iban en el tren pudieran ver el milagro de la Navidad. Pero Edison es Edison, y decidió ponerlo más difícil encendiendo las luces desde un generador remoto a 8 millas de distancia.

Dos años después, Edward Johnson, un amigo de Edison, mostró el primer árbol de Navidad iluminado en su casa de Manhattan. El árbol, que contaba con 80 luces, era tan imponente como el árbol de Navidad de Charlie Brown (izquierda, clic para agrandar). Como podrías imaginar, la idea de Johnson fue utilizada como publicidad.

Esta tradición puede ha…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

Criaturas míticas que resultaron ser reales

Al pensar en criaturas míticas, uno acostumbra a opinar que todas y cada una de ellas pertenecen al mundo de la ficción, como el ave canela, pero hay bestias que, en épocas antiguas, eran tan exóticas que parecían extraídos de la fantasía. El que sus descripciones se basaran en testimonios indirectos no ayudaba mucho. En estos casos se suele mencionar al unicornio con los rinocerontes y narvales como fuente de inspiración y de su cuerno, respectivamente, o a los manatíes en el caso de las sirenas. En ambos ejemplos, las bestias míticas se parecen a los animales como un huevo a una castaña y lo aceptamos a falta de una mejor explicación.

Descubriendo el origen de besarse bajo el muérdago

Los origines de besarse bajo el muérdago en Navidad se remonta al siglo XVII. Se creía que poseía un poder mágico que daba la vida y tenía la habilidad de traer la paz entre los enemigos. En Escandinavia, el muérdago era considerado una planta de paz, bajo la cual los enemigos podían declarar la tregua o un matrimonio que discutiera podría besarse y hacer las paces.

En el siglo XVIII, besarse bajo el muérdago tomó un nuevo significado. Se creía que una joven bajo el muérdago no rechazaría ser besada, y que un beso apasionado podría significar el comienzo de un gran romance. Por el contrario, si una mujer no era besada mientras estaba bajo el muérdago, significaba que no se podría casar durante otro año. No hace falta decir, que la Navidad para las chicas jóvenes durante el siglo XVIII estaba tan llena de estrés como de alegría navideña.