Ir al contenido principal

¿Cómo dejar la tapa del inodoro?

La humanidad ha comenzado guerras por causas realmente absurdas, como contra los emús, por un cubo o por un cerdo, pero de momento podemos alegrarnos de no tener que matarnos por la posición de la tapa del retrete, a pesar de las catastróficas consecuencias de no situarla en la posición preferida por otros o por las incapacitaciones físicas producidas por situarla en una posición a la que no estamos acostumbrados.

¿Levantada o bajada? El gran dilema que durante siglos la ciencia no ha sabido responder. No entraré a debatir si se debe a que se prefiere investigar en temas más rentables, como supositorios reutilizables con sabor a fresa. El caso es que cuando conviven al menos dos miembros de distinto sexo en una misma casa, este es un tema crítico para el futuro de la relación.

El profesor Jay Pil Choy, de la Universidad Estatal de Michigan, abordó valientemente la situación para tratar de resolverla. Su análisis se basaba en tres posiciones básicas: dejar la tapa levantada, dejarla bajada o, por el contrario, que cada uno la dejara en la posición que la hubiera usado.

En el primer caso, quienes bajan la tapa nunca verían inconveniente, a diferencia del resto que debería levantarla. En el segundo caso ocurriría la situación inversa. Por otra parte, si cada uno la deja como le apetece, todos se molestarían cuando el último en usar el inodoro fuera alguien de preferencias diferentes.

Partiendo de que ambos visitan el baño con la misma frecuencia, el dejar que cada uno la deje como le apetezca resulta la más eficiente. En esta situación, según los cálculos, quienes prefieren dejar la tapa bajada deberían incomodarse tres veces más para justificar su predilección. Incluso si se añaden más normas, como dejar la tapa como estaba antes de su uso o que cada uno la deje en la posición que la moleste, los resultados son los mismos.
El dejar la tapa levantada puede ocasionar un impacto estético negativo
No obstante,  hay variables que pueden alterar la recomendación. Si por la noche no se enciende la luz del baño, o no se va muy espabilado, es recomendable dejar la tapa bajada para evitar sentarse y notar una gélida caricia en el trasero. Pero si alguien presenta nicturia, más frecuente en hombres por la hiperplasia benigna de próstata, sería recomendable que estuviera levantada. Podría haber otras variables subjetivas, como la estética, que se decantase por dejar la tapa bajada, o evitar, en algunos casos, que se extiendan los olores indeseables.

Fuente: Wiley Online Library

Comentarios

Entradas populares de este blog

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

El hombre globo que no podía defecar

Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses. exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.