Ir al contenido principal

Los superhumanos más inútiles (II)

¿Conocéis el fenómeno Baader-Meihof? Es cuando conoces algo nuevo y comienzas a verlo en todas partes. Eso me pasa en ocasiones cuando publico una entrada, que empiezo a ver contenido que podría haber incluido pero que se quedó fuera. La entrada previa es un ejemplo, a pesar de que la original partía de una fuente muy completa.
Serie: superhumanos inútiles
Los superpoderes se suponen que otorgan una habilidad nada habitual que, en principio, confiere la posibilidad de superar las capacidades humanas. En términos generales es así, pero no siempre. Algunos personajes, como Batman o Ironman, destacan por su equipo, sirviéndoles como un sustituto de los superpoderes. Condiment King, ya mencionado en la entrada anterior, encajaba en este papel, pero a la inversa. Sus habilidades especiales no le conferían ninguna ventaja, sino que tocaban el extremo opuesto. Sin embargo, el hecho de que no se deshiciera de su equipo de salsas podría deberse a que, al menos él, confiaba en las posibilidades que le conferían. Es decir, es una muestra de que lo que se consideran superpoderes es relativo para cada personaje. Los siguientes personajes posiblemente compartieron esa creencia.

Asbestos Lady



La señora de amianto, Victoria Murdock, apareció por primera en vez en 1947 en el número 63 de Captain America Comics. Se aprovechó de las conexiones de su chantajista hermano fallecido para iniciar su carrera criminal. Se dedicaba a robar bancos que incendiaba para evitar la intromisión de la policía. Gracias a su traje de amianto, salía indemne y podía hacer frente a la Antorcha Humana (el androide, no el de los 4 Fantásticos). Secuestró a Fred y Nora Raymond, científicos que lideraban la investigación del amianto para que le ayudaran en sus propósitos maléficos, pero fueron salvados por la Antorcha.

Luego provocó un accidente de tren donde los mató a ambos, pero su hijo sobrevivió, convirtiéndose en Toro, el chico come fuego, en su estancia en el circo. Asbestos Lady quiso secuestrarlo, pero esperando a la Antorcha Humana, planeó empaparlo en agua para inutilizar sus poderes. Sin embargo, este aumentó su intensidad y el vapor derritió el asfalto, dejando atrapada a la villana.

Aunque no fue su última aparición, el cáncer provocado por la exposición continua al amianto fue su despedida. En general, aunque su lanzallamas y su resistencia al fuego son destacables, también fueron su perdición.

Asbestos Man

Debe de haber una ley en el cómic que diga que siempre debe haber un equivalente de género opuesto a cada personaje. Asbestos Man también es enemigo de la Antorcha Humana, quien esta vez sí es el humano de los 4 Fantásticos. El hombre de amianto era el principal químico analítico del mundo, pero consideraba que esa posición no le otorgaba el suficiente respeto. Por eso inició una carrera criminal usando un disolvente químico que él creó, pero percibió que necesitaba ayuda de criminales profesionales para sus atracos. Como manera de obtener el respeto que merecía, decidió derrotar a la Antorcha Humana desarrollando un traje de super-amianto para combatirle.

Aunque inicialmente le derrotó, la Antorcha Humana consumió todo el oxígeno de la zona para obligarlo a rendirse. A diferencia de Asbestos Lady, no se valía de un lanzallamas, sino de un escudo y de una red capaz de convertir el calor en cargas explosivas. Como ella, murió de cáncer producido por su propio traje. Hasta ese momento se veía obligado a usar una bombona de oxígeno, siempre deseando retomar su carrera criminal.

Slug

Ulysses X. Lugman es un señor de la droga de Miami cuya habilidad especial es estar tremendamente gordo. A diferencia de Blob o Kingpin, no tiene ninguna capacidad ofensiva. Tan solo puede asfixiar con sus michelines e impedir, gracias a su envergadura, que alcancen fácilmente sus puntos vitales.

Para mantener esa figura privilegiada, siempre se le ve comiendo

Goody Two-Shoes

Un villano sueco olvidado que hizo solo dos apariciones enfrentándose a la Cosa. En su primera aparición, la Cosa simplemente lo descalzó golpeándolo con el dedo. En su segunda aparición, ya musculado, sus zapatos tenían poderes atómicos, aunque tampoco dio para mucho más.

Turner D. Century


Su padrastro vivió el terremoto de San Francisco en 1906 y vive desencantado con la degeneración de las décadas posteriores, especialmente tras la 1ª Guerra Mundial. Por eso aisló del mundo exterior a su hijo adoptivo y le enseñó los valores de principios de siglo. Como resultado, viste como un joven de clase media de comienzos del siglo XX e intenta imponer su visión del mundo.

Desarrolló un cuerno del tiempo que, supuestamente, iba a poder matar por medio de ultrasonidos a cualquier menor de 65 años, pero como no entendía mucho de tecnología, no funcionó. Sin embargo, también poseía una sombrilla-lanzallamas y un tándem que volaba de alguna manera,. También se mostraba como un galán ante las ancianas.

Fue asesinado junto a otros villanos por Scourge en El bar sin nombre.

Oba Nana

Nana, de Banana no nana, tiene el poder de manipular la forma, tamaño y dureza de los plátanos. Con ellos puede hacer armas y armaduras para el combate, pero también puede hacer hasta una tienda de campaña o un juguete erótico. El uso de ese poder requiere que consuma un plátano diario más otro con cáscara por cada vez que usa su habilidad.

Rainbow Girl

Una extraterrestre del planeta Xolnar del siglo XXX. Viajó a Metrópolis para ingresar en la Legión de Superhéroes pero, a pesar de su campo feromónico que hacía su personalidad irresistible, no lo consiguió. Posee también los poderes del espectro emocional en el que operan los Cuerpos de Linternas, como Linterna Verde, pero como no sabe usarlos, muestra cambios impredecibles de humor. Forma parte de la Legión de Héroes Suplentes.

Color Kid

Como con Asbestos Lady y Asbestos Man, era necesario tener un hombre y una mujer con el mismo poder. Era un habitante del planeta Lupra que, en un experimento científico, fue golpeado por el típico haz lumínico multicolor de otra dimensión, concediéndole la capacidad de cambiar el color de los objetos. Como Rainbow Girl, también fue rechazado de la Legión de Superhéroes e ingresó en la Legión de Héroes Suplentes, cuyos miembros tienen poderes de dudosa utilidad. A pesar de todo, tiene sus momentos de gloria, ya que puede cambiar el color de la kriptonita y con ello sus propiedades. También puede camuflarse y camuflar a otros.  Más allá de esto, a menos que algo requiera un cambio de color, es totalmente inútil.

Chifusa Manyuu


La protagonista de Manyū Hiken-chō tiene la capacidad de alterar el tamaño de sus pechos a voluntad gracias a las técnicas descritas en el Pergamino de los Secretos. Inicialmente, tan solo puede absorber el pecho de otras mujeres, pero consigue dominar la habilidad para invertir el proceso.

Mori Ai


Mori Ai de La ley de Ueki es una chica totalmente normal. Ella no tiene ningún poder especial ni un equipo que supla sus carencias. Sin embargo, puede convertir a sus rivales en amantes de las gafas, hasta el punto de chantajearlos con destruirlas si no cumplen su voluntad. Sin embargo, es necesario que el oponente use una posición mona, con la pierna derecha levantada y sus dos puños bajo su cara para activar el poder.

Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

Las mentiras que te contaron de los samuráis

  En Japón, los samuráis son guerreros legendarios que actúan sin un ápice de duda y que cumplen su objetivo sin importar lo que cueste. Su dedicación les permitía perfeccionar tanto sus míticas dotes de lucha como las intelectuales. A pesar de ello, si es increible que una sola persona alcance tal desarrollo, más aún lo es que lo haga toda una clase social. Serie: Grupos tópicos Vikingos - Espartanos - Ninjas - Indios - Piratas - Samuráis Seguidores del bushido  El bushido era un rígido código de conducta que regía la vida del samurái. Este giraba en torno a virtudes que dictaban la forma correcta de actuar, como el honor, el buen juicio, la cortesía, la compasión, la honestidad, la compasión y la lealtad. Por supuesto, estas debían aplicarse de forma extrema, sin puntos intermedios. El Hagakure de Yamamoto Tsunetomo de principios del siglo XVIII es la primera obra donde aparecen estos conceptos. Se trataba de una o

Las constelaciones y cuerpos celestes del firmamento maya

"El Caracol", el observatorio de Chichén Itzá en 1932. Una vez más volvemos a mirar al cielo desde los ojos de nuestros antepasados. Esta entrada estará dedicada al firmamento maya, una de las civilizaciones mesoamericanas precolombinas más conocidas. Los pueblos necesitaban conocer las estrellas para guiarse en la navegación, el calendario de cosechas, de festividades y político. Los mayas no eran ajenos a esto, como tampoco lo eran, como vimos en el pasado, los aztecas y los incas . Para los mayas, las estrellas eran fuegos que servían para iluminar el camino durante la noche. Los mayores "fuegos" de las constelaciones organizan su disposición en el cielo. Las almas se convertían en ellas al morir. Quizás por ello soñar con ellas indicaba un destino funesto. Los mayas observaban las estrellas antes del amanecer. Los tsotsil se referían a ellas como k’analetik ("las amarillas"), situándolas en un nivel superior al cielo sobre las nubes, pero in