Ir al contenido principal

Lo grotesco hecho manga

Capítulo 369 de Gantz (el texto está modificado)
Quizás, a pesar de los años que nos pasamos en la escuela, terminamos olvidándonos de la mitad de lo que aprendemos. Es normal cuando pasamos un largo periodo de tiempo sin recurrir a las enseñanzas adquiridas en el colegio. Sin embargo, hay una cosa que nadie olvida, aunque en la vida diaria no le demos uso: los japoneses son raros.

Admitámoslo. A nosotros, que vivimos en una cultura distinta, nos chocan sus anuncios, sus programas, la inclusión de personajes monos en todos los ámbitos...Pero, sin lugar a dudas, donde lo raro alcanza su límite (aunque parezca que no haya uno definido) es en el manga. Esta entrada está dedicada a aquellos mangas que, aunque te dejan confuso, te dan una certeza: aunque ilegales, las drogas en Japón deben ser geniales.

La joven doncella está enamorada - Hikojibeya 


Por el título, podría parecer un manga cualquiera enfocado al público adolescente femenino. Aunque es cierto que trata de un grupo de adolescentes que ayudan a la protagonista a confesarse al chico que le gusta, si miramos más allá veremos que es lo que se sale de lo común: todos son dinosaurios. No daré detalles de la historia porque es mejor que lo leáis vosotros, pero os confesaré que el final es totalmente inesperado.

De momento, ningún alma caritativa lo ha traducido al español, así que habrá que conformarse con leerlo en inglés.

El enigma de la falla de Amigara - Junji Ito

A diferencia del anterior, que solo era raro, este tiene además un toque siniestro. Se trata de un manga que venía junto con Gyo (Pez) de Junji Ito. En él, se produce una falla en una montaña que deja al descubierto cientos de agujeros sin final aparente. El misterio es que estos agujeros tienen forma de humanos. Pronto, la gente acude a esta estructura, no solo por curiosidad, sino por una extraña atracción que les impulsa a buscar su agujero. Cada individuo allí tiene un agujero con su forma y siente la irreprimible necesidad de introducirse en él. El problema es que cuando lo hacen, son absorbidos, desapareciendo para siempre.

En el manga, descubriremos que son esos agujeros, dónde está su otro extremo y qué les pasa a quienes se introducen en él.

Está en inglés, aunque se puede visualizar por otros medios en español.

 Grasa - Junji Ito

Si la abundancia de espesos fluidos corporales te da asco, quizás no debieras leer este manga. Debo avisar que, aunque los anteriores eran extraños, al menos eran soportables por todos los públicos.

Este manga versa sobre una chica que vive con su padre y su hermano sobre el restaurante del primero. El aire de la casa está constantemente saturado con grasa. Además su padre produce constantemente un abundante sudor grasiento. Por esto, toda la ropa y los futones están constantemente sucios, aunque se laven. Por su parte, su hermano se pasa el día bebiendo botellas de grasa y pegando a la protagonista. Básicamente, relata como la situación va empeorando progresivamente hasta llegar al momento álgido.

Se puede encontrar en inglés en imgur.

Tripofobia - Machino Henmaru

Como quizás sabrán, la tripofobia es el miedo a los grupos de figuras geométricas próximas entre sí. Hace unos años surgieron unos montajes que mostraban zonas del cuerpo llenas de agujeros, como los de la cabeza de la semilla de loto.

Esta manga se basa en esa idea y la lleva al extremo (si no lo hiciera, no estaría aquí). Por supuesto, si sufres tripofobia no es recomendable leerse más de 3 páginas.

En este caso, el argumento es muy simple. Una estudiante va en tren y tras acudir a los servicios se da cuenta que tiene unos agujeritos en el trasero. En poco tiempo, el problema va a más, hasta que se extiende por todo el cuerpo.

Forma parte de una colección mayor llamada Sawayaka Abnormal, comenzando en la página 157.

 Abstracción - Shintaro Kago


Como iba a hablar de mangas raros sin nombrar a Shintaro Kago. En este manga, la historia pasa a un segundo plano. Se trata de un manga experimental en el que la historia no se cuenta en 2 dimensiones, sino en 3, recordando en cierta manera a 13, Rue del Percebe. A esto hay que añadir un dibujo psicodélico, pudiendo mostrar al mismo personaje con un pene en la nuca o unido por la cintura a otro.

El argumento, como decía, es lo de menos. Tal y como está dispuesto, la lectura se hace complicada. Simplemente va de una pareja que, tras recuperar el anillo que cayó al mar, terminan acostándose, pero se pelean a muerte cuando ella le acusa a él de provocar su despido en el trabajo.

Antes se encontraba en español en Submanga, pero cuando cambiaron la web, no trasladaron nada del autor. Por eso habrá que conformarse con leerlo en inglés.

Comentarios

  1. gracias por compartirlo, aun me inprencionan las diferentes capacidades humanas, la mente es realmente fascinante.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En las entradas con más de 14 días, los comentarios no se publicarán hasta que sea revisados.

No se aceptan comentarios incoherentes, en mayúsculas o con enlaces de spam. No es recomendable añadir correos electrónicos ni teléfonos. Se agradecen los comentarios con respeto.

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

El terror de la masturbación

La preocupación por la masturbación es antigua. Ya el griego Hipócrates de Cos, al considerar que el semen provenía de la médula espinal, temía que el exceso de lascivia desencadenase en enfermedades mentales. Si bien, la preocupación comenzó a crecer con la publicación y éxito de Onania (1712-16) en los Países Bajos, que influyó en L'Onanisme (1760) de Samuel Auguste Tissot, considerado una autoridad en la materia por autores como Kant y Voltaire. Para Tissot, todas las actividades sexuales pueden debilitar, siendo esta debilidad más acentuada en el caso de la masturbación. Calculaba que la pérdida de una onza de líquido seminal equivalía a la pérdida de 40 onzas de sangre. Al ocurrir en la posición yacente, los síntomas empeoraban. Para explicar por qué el coito era menos lesivo, se razonaba que el magnetismo de la pareja compensaba el coste nervioso, por lo que, según Tissot, una pareja sexual bella era beneficiosa o, al menos, no cansaba tanto. A Ti

Los antimascarillas del siglo XX y otros obstáculos de la gripe española

El rechazo al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 también estuvo presente un siglo antes, durante la pandemia de la gripe española. Al igual que los antivacunas del siglo XIX , los antimascarillas denunciaban que la obligación de usarlas violaba sus libertades individuales, pero además veían su uso como una amenaza contra la masculinidad. La situación de San Francisco El desarrollo de la pandemia en San Francisco resultó tristemente familiar, tanto por el desarrollo de los acontecimientos como por la respuesta de la población. El 10 de octubre de 1918, William Charles Hassler, doctor jefe de sanidad de San Francisco, advertía sobre la expansión y el peligro de los contagios de gripe en la costa este de los Estados Unidos, advirtiendo sobre el contagio directo por estornudos y la tos. Tan solo una semana después, San Francisco tenía 1654 casos, que aumentaron a 7000 a final del mes en la ciudad y 60000 en el estado. De recomendar mantener la distancia so

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

Las mentiras que te contaron de los samuráis

  En Japón, los samuráis son guerreros legendarios que actúan sin un ápice de duda y que cumplen su objetivo sin importar lo que cueste. Su dedicación les permitía perfeccionar tanto sus míticas dotes de lucha como las intelectuales. A pesar de ello, si es increible que una sola persona alcance tal desarrollo, más aún lo es que lo haga toda una clase social. Serie: Grupos tópicos Vikingos - Espartanos - Ninjas - Indios - Piratas - Samuráis Seguidores del bushido  El bushido era un rígido código de conducta que regía la vida del samurái. Este giraba en torno a virtudes que dictaban la forma correcta de actuar, como el honor, el buen juicio, la cortesía, la compasión, la honestidad, la compasión y la lealtad. Por supuesto, estas debían aplicarse de forma extrema, sin puntos intermedios. El Hagakure de Yamamoto Tsunetomo de principios del siglo XVIII es la primera obra donde aparecen estos conceptos. Se trataba de una o

Las constelaciones y cuerpos celestes del firmamento maya

"El Caracol", el observatorio de Chichén Itzá en 1932. Una vez más volvemos a mirar al cielo desde los ojos de nuestros antepasados. Esta entrada estará dedicada al firmamento maya, una de las civilizaciones mesoamericanas precolombinas más conocidas. Los pueblos necesitaban conocer las estrellas para guiarse en la navegación, el calendario de cosechas, de festividades y político. Los mayas no eran ajenos a esto, como tampoco lo eran, como vimos en el pasado, los aztecas y los incas . Para los mayas, las estrellas eran fuegos que servían para iluminar el camino durante la noche. Los mayores "fuegos" de las constelaciones organizan su disposición en el cielo. Las almas se convertían en ellas al morir. Quizás por ello soñar con ellas indicaba un destino funesto. Los mayas observaban las estrellas antes del amanecer. Los tsotsil se referían a ellas como k’analetik ("las amarillas"), situándolas en un nivel superior al cielo sobre las nubes, pero in