Ir al contenido principal

Los cinco hombres que acordaron situarse bajo una explosión nuclear

No estaban locos ni estaban siendo castigados. Todos menos uno estaban allí voluntariamente.

El 19 de julio de 1957, cinco oficiales de las fuerzas aéreas y un fotógrafo permanecieron en un parche en el suelo a unos 100 km al noroeste de Las Vegas. Marcaron el punto como "Zona Cero. Población 5" en una señal escrita a mano y lo clavaron en el suelo junto a ellos. Sobre sus cabezas, sonaba el estruendo de dos cazas F-89, siendo uno de ellos el que disparaba un misil con una ojiva nuclear.


Esperaron. Hay una cuenta atrás;  sobre ellos, a 5600 metros de altura, el misil explota.  Lo que significa que se situaron intencionadamente bajo una bomba de 2 kilotones. Uno de ellos, con sus gafas protectoras, mira hacia arriba. Tienes que verlo para creerlo.

¿Quiénes son estos tipos? ¿Y por qué el narrador grita alegremente "¡Ha pasado! Los montículos están vibrando. ¡Es tremendo! ¡Directamente sobre nuestras cabezas! ¡Aaah!"?

El vídeo viene de los archivos del gobierno. Fue grabado por las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos (a instancias del coronel Arthur B. "Barney" Oldfield, oficial de información pública para el Mando Continental de Defensa Aérea en Colorado Springs) para demostrar la relativa seguridad de una batalla nuclear de poca potencia en la atmósfera. Dos coroneles, dos comandantes y un quinto oficial que acordó permanecer justo debajo de la explosión. George Yoshitake, el cámara, era el único que no era un voluntario.

Los Estados Unidos estaban empezando a preocuparse sobre la lluvia radiactiva, y las Fuerzas Aéreas querían tranquilizar a la población mostrando que estaba bien usar armas atómicas para combatir armas similares que se estaban desarrollando en Rusia.

El silencio

Viendo el vídeo, hay muchas cosas que preguntarse (y por la que preocuparse), pero uno de los momentos extraños es como la bomba explota en completo silencio. Vemos un repentino destello blanco. Provoca que los soldados se encojan. Entonces hay una pausa, una calma que dura un segundo, y luego otro. Entonces hay un estruendo. El cielo parece volverse negro y el aire se vuelve fuego.

La física básica explica la pausa. Como la luz viaja más rápido que el sonido, primero ves la luz y luego oyes el sonido. En la mayoría de las películas, incluso en las películas gubernamentales que muestran pruebas atómicas, el sonido está artificialmente adelantado para que sea simultáneo al destello.

Fuente:NPR

Comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Rellena este formulario para publicar un comentario. En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de este blog

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

El hombre globo que no podía defecar

Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses. exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.