Ir al contenido principal

La notación cisterciense, el sistema que permitía representar 9999 números en un símbolo

Cistercian digits (vertical)

En el siglo XIII, mientras los números árabes se extendían y sustituían lenta, aunque nunca completamente, a los romanos en Europa, los monjes cisterciense elaboraron un tercer sistema numérico más eficiente que de Inglaterra llegó a Normandía, Suecia, Italia y España. Se trataba de la notación cisterciense que, con una limitada serie de trazos que parten de un eje central, podían representar todos los números del 1 al 9999.

Creación y tipos


El responsable de su uso fue John de Basingstoke, archidiácono de Leicester, quien estudió griego en Atenas bajo la tutela de Constantina, una chica de 19 años que había dominado las artes liberales. Esto le permitió traducir la gramática griega al latín y, según Mateo de París, traer un sistema de numeración que representaba tanto los números del 1 al 99 como las letras. Aunque existe una tablilla del siglo IV a.C. encontrada en la acrópolis de Atenas con inscripciones taquigráficas similares, es poco probable que persistiera durante más de un milenio sin dejar más pruebas de su uso. Los símbolos también pueden recordar a las runas escandinavas, pero no tienen relación con ellas y las coincidencias se deben a la simplicidad de los trazos. Unos textos legales ingleses del finales del siglo XII usaban símbolos idénticos como parte de un sistema taquigráfico y un manuscrito inglés del siglo XIII utiliza los símbolos tanto vertical como horizontalmente, atribuyéndoselos a Aristóteles.

En el sistema de Basingstoke, las unidades se representaban a la izquierda y las decenas a la derecha del eje vertical, como se muestra en la imagen. Las líneas laterales podían estar situadas en el extremo superior, la mitad o el extremo inferior del eje vertical, bien como líneas descendentes, horizontales o ascendentes. De esta manera, una línea descendente en el extremo superior representaría el 1 y una línea ascendente en el extremo inferior representaba el 9, si estaba a la izquierda, o 10 y 90, si estaba a la derecha. Estos símbolos podían usarse en el texto o en márgenes para indicar las páginas o secciones, normalmente en color rojo.

Posteriormente, para adecuarlos al texto, el sistema usó un eje horizontal con las unidades arriba a la izquierda y las decenas por debajo. Las líneas que denotaban las cifras dejaron de ser tan obvias. Además, en el lado derecho se comenzó a colocar las centenas arriba y los millares abajo. Aunque la forma de situarlos puede parecer caótica, se debe a que surgió en bélgica, donde el idioma flamenco favorecía esa disposición. En el siglo XIV, en el norte de Francia, estos símbolos volvieron a adquirir su posición vertical, pero manteniendo el resto de cambios.


Hubo otras variantes que se usaron puntualmente o que sustituían la forma de representar algunas de las cifras. Algunos autores tardíos, como Enrique Cornelio Agripa de Nettesheim o Girolamo Cardano, combinaban símbolos de distintos sistemas. Incluso se usaron, con variaciones, a modo de letras, especialmente en los siglos XV y XVI. Girolamo Cargano propone superponer los símbolos de miles para representar números mayores a 9999 productos de su suma. Este método es problemático, pues el resultado es que los símbolos resultantes pueden representar varias cifras distintas. Para cifras aún mayores, el método es el mismo, aunque perdiendo sencillez del sistema sin abandonar la ambigüedad. Incluso propone voltear a la izquierda 90º, 135º y 225º las figuras básicas para representar millones, miles de millones y billones. Johannes Noviomagus, que usaba un sistema horizontal, propuso representar los millones con un símbolo doble, colocado uno sobre otro de forma escalonada.

Distribución y uso


Inicialmente, esta notación estaba limitada a aquellos en contacto con el entorno eclesiástico, usándose para todo aquello que no implicara cálculo, aunque sin llegar a excluir ocasionalmente a los números árabes. La ventaja era obvia. Escribir consecutivamente los números romanos para las centenas y los millares era poco práctico. Además de ocupar cada vez más espacio, la diferenciación entre números próximos era complicada a la lectura. A pesar de ello, su aplicación no englobaba a toda la orden y su uso era esporádico.

Con las nuevas universidades y la necesidad de los estudiantes de poseer copias de los textos de estudio, el sistema se extendió. Se aplicó en textos astronómicos, sobre el uso del astrolabio, en varios de estos instrumentos o para marcar volúmenes en barriles de vino. Durante el Renacimiento, se emplean en textos sobre magia. Agripa de Nettesheim los popularizó, atribuyéndole un exótico origen caldeo que los conectaba con los reyes magos. También se incrementa el interés en la taquigrafía, con la reinstauración de la notación tironiana, usada por Marco Tulio Tirón, amaunense de Cicerón, del papa Julio II a instancias del cardenal Pietro Bembo en 1513, liberando manuscritos de monasterios saqueados. Asímismo, Guillaume Budé y Jacob Gobory escribieron sobre esta notación. En esa ola de interés, Poligrafía de Johannes Trithemius incluía, además de la mencionada notación tironiana, la notación cisterciense en forma de L en distintas orientaciones y brazos intermedios, además de las formas horizontales clásicas. Girolamo Cardano no solo los mencionó en la primera obra de De subtilitate, sino que lo expandió. Atribuye el sistema de numeración cisterciense a Agripa, a quien por desprecio no duda en corregir.

Sin embargo, su eficiencia era un inconveniente con la imprenta, pues habría requerido de miles de tipos móviles, no solo para cada uno de los números, sino también para las variantes del sistema. Incluso en los libros que lo mencionaban e ilustraban cometían errores, por lo que los números no siempre coincidían con los símbolos. Por ello su empleo se mantuvo limitado a entornos no dominados por la imprenta, como la probable inspiración de los sistemas taquigráficos de Timothy Bright. Damiel Schwenter y quizás Giovanni Battista Porta o el código secreto de los masones parisinos de finales del siglo XVIII. A principios del siglo XX, autores alemanes de fantasía utilizaron los símbolos como antiguas runas arias. 

Motivación de la entrada

Esta entrada está motivada por el éxito de este tuit:

Y de la imagen que compartí en Imgur:
Cistercian numerals
El alcance que tuvieron (con los típicos que republicaron la imagen en Reddit alcanzando aún más votos) me mostró que había interés en el tema, por lo que tenía sentido dedicarle una entrada.

Fuente

  • King, D. A. (2001). The ciphers of the monks: a forgotten number-notation of the Middle Ages (Vol. 44). Franz Steiner Verlag.

Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

Si Caín mató a Abel, ¿con quién tuvo hijos?

En el Génesis se dice que Dios prefirió el sacrificio de los mejores animales del rebaño de Abel que la ofrenda de los productos de la tierra de Caín, primogénito de Adán y Eva. Las consecuencias son de sobra conocidas: Caín mata a su hermano Abel y, al ser descubierto, es maldito con una marca con la que su trabajo agrícola sería estéril a la vez que condenaría a quien lo matase. El problema que se plantea es que, siendo Adán y Eva los primeros humanos y Caín el único hijo vivo, la única manera de tener descendencia por vía sexual es mediante el incesto o nuevos hijos de la pareja primigenia.

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

Wendigo, el antropófago invernal

En la naturaleza, lejos de la civilización e inmersa en territorios desconocidos, está la semilla de donde germina el terror en los humanos. Como ya vimos con los troles , del aislamiento, la oscuridad y lo inhóspito nacen los monstruos. A pesar de su origen puramente artificial, son un reflejo nuestro más salvaje, así como habitante de la naturaleza que invierte los roles habituales para convertirnos en presa. Entre este tipo de criaturas, se encuentra el temible wendigo.  Nombres Generalmente se le llama wendigo, pero también recibe el nombre de windigo, windago, wendago, wendigo, wendigowak, kokotché, atchen, withigo, whit-ti-o, kookoodji, vitico, wittokah o Weeteeg. Monstruo y/o humano Entre los pueblos algonquinos del este de Canadá, como los cree o los ojibwa norteños, se hablaba de un solitario gigante de ojos saltones, corazón de hielo y una boca sin labios con dientes afilados de la que se derramaba

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

Curiosidades sexuales

Los delfines y los humanos son los únicos animales que además de la reproducción también tienen sexo sólo por placer. Un hombre eyacula aproximadamente 7200 veces en su vida, de estas 7200, 2000 serán por masturbación. (¿No es al contrario?) Durante la eyaculación el semen alcanza una velocidad de 45 kilómetros por hora (28 mph). El pene promedio de un hombre mide entre 12.7 y 15.3 centímetros (5 a 6 pulgadas), mientras que el pene de una ballena azul mide 3.6 metros (11 pies). ¿Sabéis que en mi vida anterior fui una ballena? El hombre tiene un promedio de 11 erecciones durante el día, y durante la noche, unas 9. Yo tengo 1, pero me dura todo el día Los espermatozoides tienen que viajar un aproximado de 7 a 10 centímetros antes de llegar al óvulo. Aunque se trate de una felación. El hombre puede lograr una erección en menos de 10 segundos. Las primeras erecciones del hombre se dan en el último trimestre del embarazo, cuando aun son fetos. Algunas mujeres notan un bulto que so

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

Gloria Ramírez: "La dama tóxica"

Todo empezó en la noche de 19 de febrero de 1994 cuando Gloria Ramírez comenzó a sufrir problemas respiratorios en su casa de Riverside, California. Los paramédicos la llevaron al Hospital General de Riverside, administrándole oxígeno durante el trayecto. Poco después de llegar a urgencias, se desmayó. El personal médico le administró unos sedantes y lidocaina. Cuando parecía que estaba respondiendo bien al tratamiento, usaron el desfibrilador. Entonces varias personas notaron un brillo aceitoso cubriendo el cuerpo con un característico olor a ajo que pensaron que provenía de su boca. Más tarde, una enfermera llamada Susan Kane le sacó sangre y notó un olor a amoniaco saliendo del tubo.