Ir al contenido principal

Los antivacunas del siglo XIX


La estupidez es como la primera ley de la termodinámica: en mentes aisladas, no se crea ni se destruye, solo se transforma. Por eso, al igual que el terraplanismo no es una creencia reciente, tampoco es la oposición a las vacunas. Antes del éxito de Edward Jenner en 1796 con la vacunación, ya había oposición al método anterior de inmunización, la variolación. A pesar de desarrollarse un método más seguro, el rechazo no desapareció.

En el Reino Unido, país natal de Jenner, el parlamento aprobó en 1840 la prohibición de la variolación y la vacunación gratuita de los pobres y proscritos. En 1853, la hizo obligatoria para los niños de hasta tres meses, bajo multa de 20 chelines o pena de prisión para los padres que no colaboraran. En 1867, la obligación se extendió hasta los 14 años, con penas acumulativas para quien se opusiera. Desde 1853 hubo protestas en varias ciudades, con la Liga Antivacunación de Londres como núcleo para sus opositores. John Gibbs publicó un panfleto de 64 en 1864 donde criticaba el ataque a sus libertades médicas. La ley de 1867 tuvo mayor resistencia, ya que criticaban que limitaba su libertad personal, por lo que se fundó la Liga Antivacunación Obligatoria. Su presidente publicó en el National AntiCompulsory Vaccination Reporter una serie de siete puntos donde decía que el parlamento había invertido su función de proteger los derechos de los hombres al entorpecer el derecho paterno de proteger a sus hijos, considerándolo un ataque a la libertad y criminalizando la buena salud. 


Los antivacunas defendían que el saneamiento era suficiente para contener la enfermedad y percibían que la vacunación contaminaba irreversiblemente su cuerpo sano. Desde el punto de vista cristiano, la Biblia (Levítico 26:25; Mateo 10:37, 39) defendía que Dios protegía a quien cumplía su voluntad y castigaba a quien le desobedecía, por lo que ser buen cristiano era protección suficiente. Además, protegerse contra un futuro castigo divino no hacía más que reconocer la culpa. Este rechazo religioso estaba presente con la variolación, ya que condenaba a los que morían al considerarlos suicidas.

La inconformidad se tradujo en múltiples revistas antivacunas en las siguientes décadas y en la expansión del movimiento por Europa. Cuando las condenas no servían, lo hacía un golpe de realidad. En 1872, en Estocolmo, este rechazo se manifestó en una vacunación de poco más del 40% de la población, en contraste con el 90% de Suecia. En 1874, una epidemia consiguió cambiar la opinión pública. En 1885, en Leicester, una protesta antivacunas atrajo a 100 000 personas. Por ello, una comisión real decidió valorar la situación y en 1896 recomendó la vacunación, aunque eliminando las condenas acumulativas, aplicándose en la ley de 1898. Esta ley añadía la necesidad de obtener un certificado para los objetores de conciencia.


En Estados Unidos, las vacunaciones a principios del siglo XIX controlaron los brotes de viruela, por lo que cayeron en desuso. Sin embargo, debido a la susceptibilidad de la población, en la década de 1870 resurgió como una epidemia. Cuando los estados decidieron promulgar leyes que obligaran a vacunar, se encontraron con la resistencia de los grupos antivacunas. En 1879 se fundó la Sociedad Antivacunación de América después de la visita del líder antivacunas británico a Nueva York el año anterior. Le siguieron las ligas correspondientes de Nueva Inglaterra de 1882 y de Nueva York de 1885. Las batallas legales, políticas y sus panfletos consiguieron rechazar la vacunación obligatoria en California, Illinois, Indiana, Minnesota, Utah, Virginia Occidental y Wisconsin, pero eso no detuvo las batallas contra las autoridades de salud pública.

A principios del siglo XX, cuando la viruela estaba mejor controlada, los antivacunas atribuían el triunfo a las medidas de saneamiento porque otras enfermedades sin vacunas habían disminuido su frecuencia y gravedad. Añadían que en las protestas, que reducían las vacunaciones, también morían menos por la viruela, aunque ignoraban a quienes se habían vacunado de forma tardía. También defendían que la vacuna no solo no evitaba la enfermedad, sino que la provocaba. Los médicos fueron el objetivo de sus críticas, ya que aseguraban que promover las vacunas les enriquecía.

No obstante, los movimientos antivacunas fueron reduciéndose con las décadas, llegando a mínimos con la vacunación de la poliomielitis en 1955. Ni siquiera el incidente Cutter, donde la presencia de virus "vivo" mató a 5 niños y paralizó a otros 51, afectó a su impacto. Este apoyo no se tambalearía hasta la polémica con la vacuna de la tos ferina a mediados de los años 70 y el documental DTP: Vaccination Roulette (1982).

Fuente

  • Wolfe, R. M., & Sharp, L. K. (2002). Anti-vaccinationists past and present. Bmj, 325(7361), 430-432.
  • Spier, R. E. (2001). Perception of risk of vaccine adverse events: a historical perspective. Vaccine, 20, S78-S84.
  • Dube, E., Vivion, M., & MacDonald, N. E. (2015). Vaccine hesitancy, vaccine refusal and the anti-vaccine movement: influence, impact and implications. Expert review of vaccines, 14(1), 99-117.

Comentarios

Entradas relacionadas

Lo más popular de la semana

Si Caín mató a Abel, ¿con quién tuvo hijos?

En el Génesis se dice que Dios prefirió el sacrificio de los mejores animales del rebaño de Abel que la ofrenda de los productos de la tierra de Caín, primogénito de Adán y Eva. Las consecuencias son de sobra conocidas: Caín mata a su hermano Abel y, al ser descubierto, es maldito con una marca con la que su trabajo agrícola sería estéril a la vez que condenaría a quien lo matase. El problema que se plantea es que, siendo Adán y Eva los primeros humanos y Caín el único hijo vivo, la única manera de tener descendencia por vía sexual es mediante el incesto o nuevos hijos de la pareja primigenia.

¿Realmente dura 30 minutos el orgasmo de un cerdo?

Si llevas el suficiente tiempo en internet, seguro que has oído que los cerdos disfrutan de orgasmos de 30 minutos. Aquí mismo se mencionó un par de veces hace una década y estoy seguro que el dato es mucho más antiguo. Antes que nada, debes saber que si esto fuera Cazadores de mitos , le estamparíamos el cartel de posible. La dificultad para responder a la pregunta radica en que desconocemos qué sienten los cerdos cuando copulan, por lo que no sabemos si sienten el orgasmo. Lo que sí sabemos es que la eyaculación en cerdos macho de alto rendimiento obtenida mediante estimulación manual usando guantes es de 6,3 minutos de media, con un mínimo de 2 minutos y un máximo de 31. También variaba mucho el volumen eyaculado, con una media de 251 mL con extremos de 40 a 500 mL. Mientras eyacula, el estimulador debe permanecer hasta que el animal finalice o se volverá agresivo. Incluso en condiciones normales con una pareja de cerdos, la copulación dura de media entre 5 a 6 minutos, con extr

Wendigo, el antropófago invernal

En la naturaleza, lejos de la civilización e inmersa en territorios desconocidos, está la semilla de donde germina el terror en los humanos. Como ya vimos con los troles , del aislamiento, la oscuridad y lo inhóspito nacen los monstruos. A pesar de su origen puramente artificial, son un reflejo nuestro más salvaje, así como habitante de la naturaleza que invierte los roles habituales para convertirnos en presa. Entre este tipo de criaturas, se encuentra el temible wendigo.  Nombres Generalmente se le llama wendigo, pero también recibe el nombre de windigo, windago, wendago, wendigo, wendigowak, kokotché, atchen, withigo, whit-ti-o, kookoodji, vitico, wittokah o Weeteeg. Monstruo y/o humano Entre los pueblos algonquinos del este de Canadá, como los cree o los ojibwa norteños, se hablaba de un solitario gigante de ojos saltones, corazón de hielo y una boca sin labios con dientes afilados de la que se derramaba

La tribu africana de los testículos gigantes

Entre Kenia y Somalia habita una tribu llamada hartebeest o bubal que destaca a simple vista por sus enormes testículos. Son adquiridos tras lamer la menstruación de los genitales de las vacas durante la infancia, convirtiéndose en fuertes y valerosos guerreros en la adolescencia, demostrándose en que tienen, literalmente, más huevos que nadie. Esta práctica habría surgido en tiempos de sequía, beneficiando tanto al que lame como a la vaca. El primero porque el flujo menstrual le protegería del raquitismo, el escorbuto, la anemia y la leucemia por, según unos científicos italianos, sus vitaminas B6, B12, E y D, por el hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, además de las hormonas. A la vaca porque produciría más leche. No solo eso, sino que tanto niños como mayores se bañan al alba y al crepúsculo con la orina vacuna y se cubren el cuerpo con sus heces precocidas y filtradas para evitar las picaduras de los mosquitos. Finalmente, no

Curiosidades sexuales

Los delfines y los humanos son los únicos animales que además de la reproducción también tienen sexo sólo por placer. Un hombre eyacula aproximadamente 7200 veces en su vida, de estas 7200, 2000 serán por masturbación. (¿No es al contrario?) Durante la eyaculación el semen alcanza una velocidad de 45 kilómetros por hora (28 mph). El pene promedio de un hombre mide entre 12.7 y 15.3 centímetros (5 a 6 pulgadas), mientras que el pene de una ballena azul mide 3.6 metros (11 pies). ¿Sabéis que en mi vida anterior fui una ballena? El hombre tiene un promedio de 11 erecciones durante el día, y durante la noche, unas 9. Yo tengo 1, pero me dura todo el día Los espermatozoides tienen que viajar un aproximado de 7 a 10 centímetros antes de llegar al óvulo. Aunque se trate de una felación. El hombre puede lograr una erección en menos de 10 segundos. Las primeras erecciones del hombre se dan en el último trimestre del embarazo, cuando aun son fetos. Algunas mujeres notan un bulto que so

5 habilidades secretas de los humanos

Todos tenemos nuestros secretos. A veces, son habilidades, que sin ser tan espectaculares como las de un mutante de Marvel, no dejan de ser únicas. Quizás, cuando intentas explicarselo a un amigo, no te entiende al no haberla experimentado o puede que no sepas como describirla. He aquí 5 cosas que los humanos somos capaces de hacer, aunque no todos lo sepan. Moscas flotantes o miodesopsias Qué mejor que empezar con la más frecuente. Son aquellas huidizas figuras alargadas y traslúcidas que suelen aparecer cuando miras al cielo, por ejemplo. Con la edad, se pueden volver más opacos. Son depósitos suspendidos en el humor vítreo, el gel localizado entre la lente y la retina. Son visibles especialmente cuando se mira una superficie monocromática. Son muy comunes y generalmente no son un problema a menos que su número y opacidad aumente hasta hacerse demasiado molestos. Las miodesopsias se engloban dentro de los fenómenos entópicos, que son efectos visuales cuyo origen es el propi

Gloria Ramírez: "La dama tóxica"

Todo empezó en la noche de 19 de febrero de 1994 cuando Gloria Ramírez comenzó a sufrir problemas respiratorios en su casa de Riverside, California. Los paramédicos la llevaron al Hospital General de Riverside, administrándole oxígeno durante el trayecto. Poco después de llegar a urgencias, se desmayó. El personal médico le administró unos sedantes y lidocaina. Cuando parecía que estaba respondiendo bien al tratamiento, usaron el desfibrilador. Entonces varias personas notaron un brillo aceitoso cubriendo el cuerpo con un característico olor a ajo que pensaron que provenía de su boca. Más tarde, una enfermera llamada Susan Kane le sacó sangre y notó un olor a amoniaco saliendo del tubo.