Ir al contenido principal

Surcando los mares con la bandera negra (I)

Bandera de Jack Rackham, más conocido como Jack el Calicó

Piratas, desde un punto de vista romántico, hombres que surcan los mares sin ninguna atadura que limite su libertad, desde otro punto de vista más realista, viles delincuentes sin piedad. Muchos han sido los hombres que han surcado los mares llevando la famosa Jolly Roger, bandera con la calavera y los huesos cruzados, luchando por conseguir un gran botín mientras que el gobierno ponía un precio cada vez más alto a sus cabeza. Todos hemos oído hablar de Barbanegra, Barbaroja y Francis Drake, pero estos son solo los más conocidos, lo que no quiere decir que sean los más despiadados ni los que mayores botines hayan conseguido.

En primer lugar, hablemos de Calico Jack, o Jack el Calicó, nombre que debe a la ropa blanca del sur de la India (Calicut) que solía vestir. Como la mayoría, frecuentaba las aguas del Caribe en busca de riquezas. Su fama se debe a que junto a él se encontraban dos de las pocas mujeres piratas conocidas, Mary Read y Anne Bonny.

Anne era desde su juventud una chica rebelde de New Providence, que vivió de manera acomodada y que durante su vida realizó gran cantidad de conquistas amorosas. Estando casada, Anne se enamoró de Jack el Calicó. Sin embargo, no podía ir con él porque se decía que navegar con una mujer a bordo traía mala suerte, por ello se vistió de hombre. Al tiempo de embarcarse, Anne se quedó embarazada de Jack, pero abortó de manera natural, hecho que la afectó y le obligó a volver a New Providence donde la esperaría su marido James, que la acusaba de adulterio. Anne pudo enterarse de esto gracias a los rumores que circulaban por la ciudad, al igual que el complot que amenazaba la vida del gobernador. Anne le avisó del riesgo que corría su vida, por lo que en el juicio de adulterio este fue indulgente. Como castigo, Jack debía pagar el divorcio de Anne y por si, debido al desacuerdo de James con la condena, el gobernador cambiaba de opinión y le daba un castigo más duro, los piratas robaron un barco y reanudaron su actividad.

De nuevo en la mar, encontraron en un barco alemán a un joven de rasgos finos y delicados con el que Anne forjó una algo más que una amistad. Jack, celoso, pidió explicaciones, descubriendo que ese joven era una mujer llamada Mary Read. Con esto se inició un triángulo amoroso entre los tres.

Sobre Mary Read hay mucho que decir. El motivo por el que se vestía de hombre era desconocido, pero el que tiene más fuerza es que se hizo pasar por su hermano muerto para que su madre pudiera recibir la herencia que le correspondía. Así hasta que se casó con un marinero, aunque cuando este murió, volvió a recobrar su costumbre de vestirse como hombre. Después de esto fue cuando se encontró con Jack y Anne cuando abordaron un barco alemán.

Sus vidas como piratas acabaron en Jamaica, en 1720 cuando Jonathan Barnet los capturó. Cuando Jonathan se los encontró, todos estaban ebrios menos las dos mujeres que lucharon con valentía hasta el final. Toda la tripulacion fue condenada a la ejecución, pero Mary y Anne se salvaron alegando estar embarazadas. Antes de que ejecutaran a Jack Rakham, Anne le dijo las siguientes palabras:

Si hubieras peleado como un hombre, no tendrías que morir ahora como un perro

Jack Rakham, justo antes de morir, dijo sus últimas palabras:

Desdichado sea aquel que encuentre mis innumerables tesoros, ya que no habrá barco ninguno que encima pueda cargarlos todos


Mary Read murió de fiebre amarilla en su celda, mientras que Anne fue indultada. Debido a las pocas fuentes fiables que existen sobre las historias piratas, se barajan distintas causas para su indulto. La primera, fue que su padre junto a un procurador enamorado la salvó cuando la noticia de su encarcelamiento llegó a sus oídos. La otra es que el gobernador de Jamaica recibió una amenaza de Bartholomew Roberts, también llamado Bart el negro y uno de los mayores piratas de todos los tiempos, que decía:

Si Anne Bonnye no es liberada inmediatamente será mejor que se preparen desde Port Royal hasta Kingston para el trueno de los cañones de mis barcos

Fuente: Wikipedia: Anne Boony, Jack Rakham y Mary Read.

Comentarios

  1. Sorprendente la vida de los piratas de antaño, hoy siguen habiendo piratas sobre todo en Somalia, pero no se parecen en nada a estos, un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

El spam será borrado sin piedad. No se aceptan comentarios escritos completamente con mayúsculas ni que incluyan correos electrónicos (a menos que sea estrictamente necesario). Es preferible que tengan un mínimo de coherencia.

Entradas populares de la semana

Julia Pastrana, la historia real de la mujer oso

Julia Pastrana nació en 1834. Llegó, cubierta de misterio, y su vida fue tan extraña y triste como su nacimiento. Se cree que nació en una pequeña tribu de nativos americanos en las laderas occidentales de México. No se sabe mucho sobre su infancia, pero su primera aparición en público fue cuando, en 1854, la llevaron y la exhibieron en la Gothic hall en Broadway. El nombre con el que se anunciaba era un insulto cruel y triste a su condición. Conocida como "la maravillosa híbrida" o la "mujer oso", también llamada como "La mujer más fea del mundo". Su propietario fue llamado Mr M. Rates y vio su potencial en el mismo momento en el que la encontró, trabajando como criada del gobernador de Sinaloa, México. Dándose cuenta de que podía ganar mucho dinero, decidió empezar mostrándola al público como "El gran fenómeno de la naturaleza". Los periódicos del día dijeron que era horrible, pero elogiaron su buena voz para cantar.

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.
3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

La breve y extrañamente interesante historia de las luces de Navidad

Thomas Edison fue conocido por sus absurdas maniobras publicitarias, pero durante la Navidad de 1880 prefirió tocar la fibra sensible. Ese año, en vez de electrocutar a un elefante, iluminó la Navidad.

Por 1880, Edison ya había inventado su lámparas incandescente, y buscaba una manera de publicitarla. Para mostrar su invención las usó en la fiesta de Yule, donde se colgaron lámparas incandescentes en el Laboratorio de Menlo Park, de modo que todos los viajeros que iban en el tren pudieran ver el milagro de la Navidad. Pero Edison es Edison, y decidió ponerlo más difícil encendiendo las luces desde un generador remoto a 8 millas de distancia.

Dos años después, Edward Johnson, un amigo de Edison, mostró el primer árbol de Navidad iluminado en su casa de Manhattan. El árbol, que contaba con 80 luces, era tan imponente como el árbol de Navidad de Charlie Brown (izquierda, clic para agrandar). Como podrías imaginar, la idea de Johnson fue utilizada como publicidad.

Esta tradición puede ha…

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).
Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.

Descubriendo el origen de besarse bajo el muérdago

Los origines de besarse bajo el muérdago en Navidad se remonta al siglo XVII. Se creía que poseía un poder mágico que daba la vida y tenía la habilidad de traer la paz entre los enemigos. En Escandinavia, el muérdago era considerado una planta de paz, bajo la cual los enemigos podían declarar la tregua o un matrimonio que discutiera podría besarse y hacer las paces.

En el siglo XVIII, besarse bajo el muérdago tomó un nuevo significado. Se creía que una joven bajo el muérdago no rechazaría ser besada, y que un beso apasionado podría significar el comienzo de un gran romance. Por el contrario, si una mujer no era besada mientras estaba bajo el muérdago, significaba que no se podría casar durante otro año. No hace falta decir, que la Navidad para las chicas jóvenes durante el siglo XVIII estaba tan llena de estrés como de alegría navideña.

Criaturas míticas que resultaron ser reales

Al pensar en criaturas míticas, uno acostumbra a opinar que todas y cada una de ellas pertenecen al mundo de la ficción, como el ave canela, pero hay bestias que, en épocas antiguas, eran tan exóticas que parecían extraídos de la fantasía. El que sus descripciones se basaran en testimonios indirectos no ayudaba mucho. En estos casos se suele mencionar al unicornio con los rinocerontes y narvales como fuente de inspiración y de su cuerno, respectivamente, o a los manatíes en el caso de las sirenas. En ambos ejemplos, las bestias míticas se parecen a los animales como un huevo a una castaña y lo aceptamos a falta de una mejor explicación.