Ir al contenido principal

¿Puede ser un tiburón el animal con más testosterona del mundo?

Existe una creencia que dice que el gayarre (Carcharhinus leucas), un tipo de tiburón, tiene los niveles de testosterona en sangre más altos del reino animal. Se supone que la ferocidad por la que es conocida apoyaría esta afirmación. Además, parece ser que incluso las hembras tendrían unos niveles de testosterona sérica más altos que un elefante africano en celo.

Gayarre (Carcharhinus leucas)

Pero antes de adentrarnos en el tema, hablemos del gayarre, que aunque no es  tan conocido como el tiburón blanco, no es menos temible, ya que se sabe que es capaz de alimentarse de otros tiburones. Además puede aprovechar su capacidad para sobrevivir en agua dulce para adentrarse en ríos y acercarse al ser humano.

Este tiburón de hasta 3,4 m y 350 kg vive en aguas templadas, adentrándose en ríos y estuarios, aunque no se le considera un un tiburón de agua dulce. A veces, por una mala traducción del inglés, se le llama tiburón toro, que es el nombre que le corresponde al Carcharias taurus.

Como dato curioso, la novela de Peter Benchley en la que se basa la película Jaws, esta a su vez basada en una serie de ataques de tiburón en Nueva Jersey en 1916. ¿Qué tiene que ver esto con el gayarre? Pues que una de las posibles especies que pudieron causar esos ataques que el Carcharhinus leucas.

Elefante africano Vs. gayarre

Una de las principales afirmaciones declara que las hembras tienen unos niveles séricos de testosterona más altos que un elefante africano en celo.

Para empezar, si cogiéramos a un elefante africano (Loxodonta africana) cualquiera y les hiciéramos los análisis pertinentes, tendría un nivel de testosterona cercano a 2 ng/ml. No parece una marca difícil de superar, pero si el elefante estuviera en celo, alcanzaría los 64,4 ng/ml.

Si repitiéramos el proceso con una gayarre hembra, solo poseería 0,1 ng/ml. No hace falta aclarar que 0,1 ng/ml es menor que 2 ng/ml, y mucho más si lo comparamos con los 64,4 ng/ml del elefante en celo.

Sin embargo, en un estudio un gayarre macho alcanzó 358 ng/ml de testosterona en sangre. El problema es que solo estudiaron dos ejemplares capturados y les realizaron el análisis una sola vez. Para empeorarlo, el otro macho capturado solo llegaba a 2,7 ng/ml. Lo ideal hubiera sido estudiar más especímenes durante un periodo de tiempo más largo, analizando las variaciones según el tamaño, peso, época del año...

En otro estudio, realizado por Rasmussen & Murru, cada mes de junio durante 3 años (después de la temporada de apareamiento) analizaban la sangre de dos tiburones que vivían en cautividad. Los niveles de testosterona iban de 10 ng/ml a 20 ng/ml, aunque se desconoce como afecta la cautividad a esos niveles, ya que en 3 ejemplares capturados en estado salvaje, el nivel medio de testosterona era de 185 ng/ml.

De esto se desprende que la comparación con los elefantes solo podría ser cierta si se hiciera entre un elefante macho y un gayarre también macho.

El animal con el nivel de testosterona más alto del mundo

Ahora bien, si comparamos al gayarre con sus parientes sale perdiendo. El tiburón martillo lanetón (Sphyrna tiburo) alcanza niveles de hasta 303 ng/ml en los machos y 74 ng/ml en las hembras. Hasta las truchas arcoiris (Oncorhynchus mykiss) tienen niveles parecidos.

El origen de esta idea está en Rasmussen & Gruber, quienes en su estudio dijeron, sin ninguna prueba, que el nivel sérico de testosterona del Carcharhinus leucas era el más alto encontrado en vertebrados, sin mencionar al otro ejemplar con un nivel de testosterona más de 100 veces menor.

En la discusión de otro trabajo, Rasmussen & Murru establecen que hay una diferencia entre especies, ya que los niveles séricos de testosterona son el doble que en tiburón limón (Brevirostris Negaprion) y el tiburón trozo (Carcharhinus plumbeus)

En ese estudio, los niveles de testosterona de los gayarres (Carcharhinus leucas) iban de 5 ng/ml a 20 ng/ml, mientras que los de los tiburones trozo iban de 0 ng/ml hasta 40 ng/ml. ¿Alguien encuentra unos niveles dos veces mayor en los primeros respecto a los segundos?

Obtener la testosterona en la dieta

De haber sido ciertas estas afirmaciones, estos tiburones podrían haber supuesto una gran fuente de testosterona. En principio seria tan fácil como comerse un ejemplar, o al menos una parte considerable de él, y obtener la ansiada hormona como un nutriente más. Pero no es tan fácil.

Para empezar, todos estos niveles se midieron en suero, no en la carne, por lo que sería más útil bebernos directamente su sangre cual vampiro. Por otra parte, aunque se absorbe rápidamente, solo es útil una sexta parte de la testosterona ingerida, ya que el resto se convierte en metabolitos inactivos.

Además, aunque capturaramos un tiburón que escupiera testosterona por los ojos, el peso de la sangre solo correspondería al 12,3% del peso total del tiburón (6,8% de células sanguíneas y 5,5% de suero, que tienen una gravedad específica de 1,03), y solo nos serviría 1/6 de la testosterona que pudiéramos encontrar en el suero.


Referencias
1. JAINUDEEN, M., KATONGOLE, C., & SHORT, R. (1972). PLASMA TESTOSTERONE LEVELS IN RELATION TO MUSTH AND SEXUAL ACTIVITY IN THE MALE ASIATIC ELEPHANT, ELEPHAS MAXIMUS Reproduction, 29 (1), 99-103 DOI: 10.1530/jrf.0.0290099
2. Harold L. Pratt, Jr., Samuel H. Gruber, & Toru Taniuchi (editors) (1990). Elasmobranchs as Living Resources: Advances in the Biology, Ecology, Systematics, and the Status of the Fisheries NOAA Technical Report NMFS 90, 143-155
3. Rasmussen, L., & Murru, F. (1992). Long-term studies of Serum Concentrations of reproductively related Steriod Hormones in individual captive Carcharhinids Marine and Freshwater Research, 43 (1) DOI: 10.1071/MF9920273
4. Manire, C. (1997). Serum Concentrations of Steroid Hormones in the Mature Male Bonnethead Shark,Sphyrna tiburo General and Comparative Endocrinology, 107 (3), 414-420 DOI: 10.1006/gcen.1997.6937
5. Manire, C. (1995). Serum Steroid Hormones and the Reproductive Cycle of the Female Bonnethead Shark, Sphyrna tiburo General and Comparative Endocrinology, 97 (3), 366-376 DOI: 10.1006/gcen.1995.1036
6. Scott, A. P., & Baynes, S. M. (1982). Plasma levels of sex steroids in relation to ovulation and spermiation in rainbow trout (Salmo gairdneri) Proc. Int. Symp. Reprod. Physiol. Fish, 103-106
7. Thorson, T. (1962). Partitioning of Body Fluids in the Lake Nicaragua Shark and Three Marine Sharks Science, 138 (3541), 688-690 DOI: 10.1126/science.138.3541.688

 

Fuente: Observations of a nerd

Comentarios

Entradas populares de este blog

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

El hombre globo que no podía defecar

Algo que siempre fascina de la medicina son los casos raros, los que superan los límites de lo que creíamos posible. Como espectadores de un museo de los horrores o un circo de monstruos, observamos lo que escapa a nuestro entendimiento.  Ese interés impulsó los circos de fenómenos y, aunque perdieron su popularidad, el interés persiste, solo que ahora no deshumaniza a quien es diferente.

El "hombre globo" o la "bolsa de viento" nació con normalidad, sin mostrar nada anómalo hasta los 18 meses. exceptuando un gran abdomen, irregularidades intestinales y estreñimiento. Conforme crecía, también lo hacía el tamaño de su abdomen y su estreñimiento. A los 16 su colon podía pasar un mes sin exhibir movimiento y a los 20 se exhibió en un Dime Museum(1) con los nombres con los que empecé este párrafo.