Ir al contenido principal

¿Por qué la esperanza es lo último que se pierde?

Hesiodo mencionó en su Teogonía y relató en Trabajos y días el mito de Pandora. El mito comienza con la humanidad aún en la Edad Dorada, una sociedad masculina ignorante de todo lo que es malo y donde la muerte llegaba en un plácido sueño. Sin embargo, cuando Prometeo les entrega el fuego, Zeus quiere compensar ese bien con un regalo envenenado. Por eso ordena a Hefesto crear a Pandora del barro, siendo ella la primera mujer.

Creada Pandora, los dioses le entregan sus dones. Atenea le enseña a tejer; Afrodita le esparce la gracia, el deseo e inquietudes que enervan los miembros; Hermes le otorgó la impudicia, el ánimo falaz, su voz, las mentiras, los halagos y las perfidias. Atenea, Cárites, Pito y las Horas la visten. Sin embargo, como se verá, su naturaleza es el menor de los problemas.

Aunque Prometeo advirtió a su hermano Epimeteo que no aceptara ningún regalo de Zeus, este lo ignoró, aceptando a Pandora y provocando que abriese su vasija, liberando todos los males salvo uno, la esperanza, debido a que Zeus se arremolinó en el cielo y le ordenó que cerrara la tapa, haciéndolo por puro miedo. Con los males del mundo libres y con la presencia de la mujer, comienza la Edad de Plata.

Ahora bien, ¿por qué se quedó la esperanza en la vasija? Y más importante, para empezar, ¿qué hacía allí?

Concepto griego de esperanza

En la mitología, la esperanza fue personificada como Elpis (ἐλπίς), hija de Nix y madre de Feme. Su nombre significa "esperanza", pero también "expectativa". Ambas derivan a su vez de "suposición". Su equivalente romano fue Spes, de quien nos viene la clásica frase que no necesita traducción: Spes Ultima Dea. Para los griegos Elpis era un concepto ambivalente o incluso negativo, explicando su presencia en la vasija. 

Objetivo de Zeus

Zeus quería compensar el don del fuego con un castigo. Los males que escaparon son indudablemente parte de él, pero, ¿mantuvo retenida la esperanza para que no la tuviera el hombre o para ponerla a su disposición? No saber tampoco si la esperanza era buena o mala crea nuevas preguntas.

Pandora como mal en sí mismo

Para empezar, la propia Pandora y, por tanto, su estirpe, como se indica en la Teogonía, se consideraban un mal por si mismos porque se alimentaban de los frutos de la labor del hombre. Los dones de Atenea eran un elemento común de cualquier mujer educada, aumentando su atractivo, pero su gula y despilfarro son su repelente. Casarse con una buena mujer no libraba del mal porque este equipara constantemente al bien. Morir soltero tampoco, pues los familiares se repartirían su herencia. El énfasis en los defectos de Pandora y su belleza física engañosa recalcan esta opinión. 

También se sugiere que, con el fin de la Edad Dorada, los medios de vida ya no están al alcance de la mano, sino que hay que desenterrarlos. Aquí hay que recordar que Pandora o, su otro nombre, Anesidora ("presente de todos (los dioses)" o "dadora de todo") eran epítetos de Gea y Deméter, representada como una mujer emergiendo de la tierra. Esta era una enviada de la tierra y la propia tierra el prototipo de mujer. También hay indicios de que la propia Pandora era una antigua diosa de la tierra.

La vasija

Pithos
La vasija (pithos), que no caja (pyxis en latín), probablemente no fue traída por Pandora del cielo. Según Proclo (412 - 485 a.C.), Prometeo la obtuvo de los sátiros y la depositó con Epimeteo advirtiéndole no aceptar a Pandora. Probablemente, Prometeo persuadió a los sátiros para quitarle la vasija a Zeus cuando iba a verter su contenido sobre la humanidad. Se ha sugerido que la vasija no solo contenía los males, sino también los bienes, que volvieron al cielo, salvo la esperanza. 

El poeta Babrio (s. I-II d.C.) cuenta que Zeus colocó todos los bienes en una vasija que depositó con el hombre, pero la curiosidad de este le movió a levantar la tapa liberándolos y volviendo todos al cielo salvo la esperanza. Esta idea de la vasija de bienes enviada por los dioses encaja con la visión estoica de la providencia divina más que la concepción arcaica de los dioses. Teognis de Megara (s. VI a.C.) nos cuenta como los dioses abandonaron la tierra por la maldad del hombre, permaneciendo solo la esperanza. Es probable que Babrio combinara esta leyenda con el mito de Pandora. Es improbable que Hesiodo, teniendo un buen ojo para la distinción de los opuestos, combinara dos leyendas sobre una vasija de males y otra de bienes.

Bajo esta opinión, la permanencia de la esperanza simboliza que el hombre es responsable de las consecuencias malvadas de su esperanza ciega. Del mismo modo, incoherentemente, si Pandora no la hubiera abierto, los hombres aún estarían sometidos a todos los males y serían responsables de ellos.

Volviendo a Hesiodo, ¿debemos suponer que una vasija cuya función era evitar que su contenido se extendiese entre los hombres ayude a retener uno de sus elementos? La influencia de Zeus sobre Pandora para que la cerrase indica que debía permanecer así para siempre. Se ha sugerido que la permanencia de la esperanza significa que la vida carece de ella, no que esta no exista, pero esto no podría expresarse con el término griego usado. El término usado podría significar "optimismo", pero entonces sería un misterio su presencia en la vasija de los males. Si quería hacer a la vida prometedora, podía haber neutralizado los efectos del mal, y si quería el efecto opuesto, habría optado por no colocarla en la vasija. 

Es posible que este elemento que permaneció en la vasija hubiera sido insoportable para la humanidad y la ilusión engañosa habría inducido a los hombres a descuidar su trabajo. El propio Hesiodo advertía en su segundo libro de Trabajos y días sobre las "vanas esperanzas y los malos pensamientos".

Según Proclo, la explicación sería que Zeus colocó en la vasija a todos los males y, lo que es peor, la expectativa de estos males. Su propósito original era que los hombres se esperaran los males que le afligirían, pero Zeus alteró su decisión en el último momento porque sería una tortura insoportable. Por ello, el mal aparece por sorpresa. Estos males no son morales, sino desgracias.

Resumen

En respuesta a las preguntas planteadas:
  • ¿Mantuvo retenida la esperanza para que no la tuviera el hombre o para ponerla a su disposición? ¿Por qué se quedó la esperanza en la vasija? 
    • Zeus quería privar a la humanidad de la esperanza, de la expectativa del mal, porque su carga sería insoportable. Su decisión era retenerla permanentemente.
  • ¿Qué hacía allí? ¿Es buena o mala? 
    • Su presencia en la vasija se debía a que era la capacidad de esperarse el mal inevitable que acontecerá.

Fuente

  • Verdenius, W. J. (1985). A commentary on Hesiod: Works and days, vv. 1-382 (Vol. 86). Brill.

Comentarios

  1. Excelente amigo blogger, fuente bibliográfica, articulo con buena redacción y estilo ( me gustó), me gusta mucho las cosas de mitología griega, romana, nórdica y otras, salud amigo blogger.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Con los años me empezó a gustar más el rebuscar a fondo los datos de este tipo de entradas, en vez de enlazar sin más a las fuentes donde lo había visto. Salen mejor y con el tiempo no tengo quebraderos de cabeza buscando enlaces rotos.

      Por cierto, con esta etiqueta tengo más temas de mitología. También puedo hacer más, según la aceptación que tengan. Por ejemplo, este ha ido genial en Facebook.

      Eliminar

Publicar un comentario

En las entradas con moderación de comentarios, este no se publicará hasta que sea revisado.

No se aceptan comentarios incoherentes, en mayúsculas, con correos electrónicos (salvo necesidad), teléfonos, ni spam. Se agradecen los comentarios con respeto.

Lo más popular de la semana

Las incongruencias de la Biblia

En el principio, Dios creó el cielo y la Tierra, pero no pudo encontrar una manera consistente de relatar su historia. La Biblia cuenta múltiples versiones de la misma historia pero pierde la continuidad y la coherencia en demasiadas ocasiones. Se combinen las versiones de un relato o se mantengan por separado, nos encontramos repetidamente en una situación donde no podemos aceptar todas las afirmaciones incongruentes.
Problemas familiares
La primera de esas situaciones ocurre muy pronto. El Génesis comienza, como no podía ser de otra manera, con la creación del mundo. Podríamos discutir si es coherente el orden en el que crea el universo (p.ej. Génesis 1:25-26 y 2:18-19), pero hay una parte más desapercibida. Si tenéis el conocimiento más básico de la Biblia, sabréis cómo fue la creación de Adán y Eva. Puede que debido a ello seas de los que creen que las mujeres y los hombres tienen realmente un número distinto de costillas. Si aún andas perdido, me refiero a la creación de Adán a …

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal, una enfermedad o un medicamento, como el latanoprost. La enfermedad puede ser una  ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario, entre otros.

Los árboles que huelen a vómito, esperma y pescado podrido

Cada año, la primavera deleita a los ciudadanos de Nueva York y Washington D.C. con un delicioso aroma descrito como vómito, esperma y pescado podrido. Es un perfume presente especialmente en las comunidades suburbanas. Los responsables son dos árboles.

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.


Para buscar un elemento, usad Ctrl+F. No uséis el buscador del blog porque buscaréis entre todas las entradas, no dentro de ellas. En los navegadores móviles suele estar junto a la URL, la dirección. Pulsad el botón y encontraréis la opción "Buscar en página" o equivalente.
Grupo 1 - Metales alcalinos
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del …

¿Por qué los gatos tienen 7 o 9 vidas?

A veces los gatos son un misterio. Se dice que los gatos tienen siete vidas, pero en otros países tienen nueve. En principio parece seguir la típica tendencia por la que todo es mejor en otros países y hasta los gatos duran más. Es normal que nos liemos, si nos angustiamos buscándole tres patas. Pero, ¿de dónde viene sus múltiples vidas?

¿Qué pasaría si la Tierra dejara de girar en torno al Sol?

La velocidad orbital es la velocidad que tiene un cuerpo para que su órbita sea estable. En el caso de la Tierra, este valor es de 30 km/s. Si aumentara, se compensaría con una órbita mayor. Si disminuyera, el resultado sería el opuesto. Si el Sol desapareciese, el planeta describiría una trayectoria tangencial a la órbita manteniendo la velocidad, como una boleadora al ser lanzada.

Si la velocidad orbital fuera cero, nos pondríamos rumbo a un caluroso destino: el Sol. Según cómo ocurra esto, nuestra extinción será distinta.

Si la Tierra frenara de golpe su trayectoria, ocurriría lo mismo que un autobús que frena brúscamente: los "pasajeros" mantendríamos la inercia, es decir, los 30 km/s. Entonces cada cara de la Tierra nos enfrentariamos a una situación diferente. Por una parte, dado que la velocidad de escape es de 11 km/s y la mayoría estamos en la superficie, incluyendo a aquellos que atravesaran varias plantas a 87 veces la velocidad del sonido, los de una cara contin…

Los 16 placeres: la primera obra sexual censurada por el Vaticano

En 1524, Marcantonio Raimondi publicó I Modi (Las maneras), también conocido como Los dieciséis placeresDe omnibus Veneris Schematibus, donde mostraba 16 grabados de posturas eróticas basadas en las pinturas de encargadas a Giulio Romano por Federico II Gonzaga para el nuevo Palacio del Té en Mantua. Sin embargo, el Vaticano no vio con buenos ojos su publicación, por lo que el papa Clemente VII ordenó encarcelar a Marcantonio y destruir todas las copias de su obra.